FONDO

Eurovisión 2024: Descifrando el código

_22112017_064816_Avatar_Silosnumeroscantaran_logo

Si los números cantaran

Eurovisión 2024: Descifrando el código

Escrito por Jesús Manuel Rodrigo Céspedes

18 de mayo de 2024


Entradas anteriores

Escrito por Jesús Manuel Rodrigo Céspedes | 26 de Abril

Malmö 2024: Números de postal

Escrito por Jesús Manuel Rodrigo Céspedes | 11 de Abril

Edad y Eurovisión: El Euro-Edadismo

Escrito por Jesús Manuel Rodrigo Céspedes | 21 de Marzo

La forma de las preselecciones nacionales

Escrito por Jesús Manuel Rodrigo Céspedes | 28 de Febrero

El dilema del precio del televoto
Nemo, ganador de Eurovisión 2024 con "The code"

Tras el tormentoso paso de Eurovisión 2024, analizamos con números, gráficos y mapas los resultados de este año. Pondremos el foco en la importancia que está ganando el jurado para decidir al ganador. ¿Cómo se desglosa el resultado de Nebulossa? ¿Cuál ha sido el país que más nos ha polarizado? ¿Ha habido algún jurado sospechoso? Desciframos el código.

You can read this blog in English Eurovision 2024, breaking the broken code

 

ROMPIENDO 35 AÑOS DE SEQUÍA

Recuerda que puedes ampliar todas las imágenes haciendo clic en ellas.

Nemo trae la tercera victoria para Suiza, empatando a número de trofeos con Noruega, Dinamarca, Italia y Ucrania. Lo cierto es que llevamos una racha de terceras victorias (Italia, Ucrania y Suiza) que hace que España haya retrocedido hasta el 13º lugar en número de triunfos.

En la siguiente tabla vemos el historial de ganadores. Como indicamos en el blog anterior estamos ante la segunda mayor racha de países ganadores que repiten triunfo: desde 2017 no estrena una nación su casillero de victorias.

Suiza se encontraba en el top5 de los países en activo que más tiempo llevaban sin repetir triunfo: no lo hacían desde 1988. España seguirá a la cabeza el año que viene contando ya 56 años desde aquel 1969. El podio lo completan Francia y Luxemburgo, aunque Bélgica no queda lejos de este grupo de históricos.

Del otro lado, estrenamos nuevo gráfico. ¿Qué países aún no han ganado Eurovisión? ¿Cuántas veces lo han intentado? Se representan ahora todos los países que, habiendo participado alguna vez nunca han ganado, así como las veces que han participado.

Chipre es el país que más veces ha intentado ganar Eurovisión, con un total de 40 infructuosos intentos. Le siguen de cerca Islandia y Malta empatadas con 36 participaciones. Se trata de 26 países, de los cuales 10 no han participado en Malmö 2024. Un dato “divertido”. Supongamos que todos estos países ganan uno tras otro en los próximos festivales. Harían falta 26 años para ello. ¿Cuántos años tendrías entonces? Si Suecia sigue con este ritmo de victorias me temo que a algunos no les veremos ganar nunca…

 

UN TELEVOTO QUE SE ATASCA, VÍA LIBRE PARA EL JURADO

La verdad es que hace años parecía impensable una victoria de Suiza, cuando es un habitual de los cero puntos tanto en semifinales como final. En los siguientes mapas de calor vemos de forma esquemática los puntos que recibió de cada país.

El arrase en los jurados es evidente, si bien donde más flojeó fue en los grandes países cercanos. En el televoto parece que obtuvo mejores resultados en el Este que en el Oeste y los yugoslavos. La nota anecdótica la dejaron los dos ganadores del televoto: Croacia no votó por Nemo en el jurado y ese país hizo lo mismo en el televoto. Como veremos algo típico entre los últimos ganadores.

La otra gran favorita, Baby Lasagna, se quedó a apenas 44 puntos del triunfo. Aquí vemos su mapa de calor tanto para el público como de los expertos.

En el televoto fue unánime y venció en sus vecinos y los nórdicos. No olvidemos que al Norte de Europa existe mucha migración de la antigua Yugoslavia y siempre ha sido un granero de votos de países como Bosnia. Lo que más le pesa a Croacia es no haber obtenido más máximas puntuaciones y que marcan bastante la diferencia. El jurado fue más irregular y desde luego no le devolvió el miau desde la península ibérica.

En cuanto a las votaciones del jurado, parecían un flash-back de 2021 con Suiza y Francia a la cabeza. No obstante, este año los suizos le metieron 147 puntos de ventaja a los franceses, en vez de los 19 de 3 años atrás. Llevamos 2 años donde el jurado está imponiendo su ganador con autoridad. El siguiente mapa refleja la diferencia de puntos que obtuvieron las dos ganadoras del jurado, Suiza y Francia. Los países en tonos cálidos votaron más por Nemo; y los que tienen tonos fríos, por Slimane. Como vemos, Francia se vio muy superada por Suiza.

El televoto, por su parte, estuvo mucho más disputado. Es la primera vez que nos encontramos con tres países con más de 300 puntos y a pesar tanto del bajo número de participantes como de la competencia que se hicieron entre ellos. De hecho, la competencia ha sido tal, que hemos visto países que han obtenido más puntos en el jurado que en el televoto cuando a priori podría parecer lo contrario (Bambie Thug, Nebulossa, Marcus&Martinus…).

En el siguiente mapa hemos reflejado los dos países con mayor televoto, Croacia y el país ese. La balanza está bastante igualada en cuanto a número de países, pero se ve claramente que los países del suroeste y occidentales se inclinaron mucho por el que no es Croacia.

Cuando la organización anunció que eliminaba el jurado en las semifinales ya lanzamos la predicción de que esto podía potenciar al jurado en la final, puesto que el televoto iba a estar más competido al clasificar a todas sus canciones favoritas. El jurado no clasificaría a todas las que le gustaría, pero cuesta pensar que alguna de las eliminadas fuera competencia real de Nemo (quizá Mustii).

Por unos u otros motivos, el voto de la audiencia se ha repartido y acumulado en 3 países y les ha restado efectividad. Ya veníamos apuntando en este blog que estábamos ante la edición con canciones más cañeras desde que tenemos datos. Los países se han inclinado por el espectáculo y las canciones rítmicas y petarderas. En un pequeño rincón han quedado las baladas y son las que finalmente han conseguido sobresalir en las votaciones.

¿Cómo podemos esperar que evolucione esto? ¿Volverán los países a camelar al jurado o seguirán enviando ritmos rápidos al festival? Al final cuanta menos competencia tengas, más fácil es destacar, pero es difícil predecirla. De hecho, una canción enérgica parece la mejor opción para asegurar la clasificación a la final, en cambio un balada es una opción que puede garantizarte un mejor puesto si llega a la final. Sin duda que para los países ya clasificados esta es la opción a explotar. Será interesante observar cómo afectan estos dos últimos años y si la energía decae y volvemos a un festival con más baladas y canciones íntimas.

Por último, si cruzamos las clasificaciones de jurado y televoto veremos que el liderazgo estuvo disputado por varios países, aunque fueron los ganadores de cada criterio los que ocuparon el top2 final.

En general se observa algo de consenso (un 64%). Las mayores discrepancias por posiciones se dieron con Portugal (7ª del jurado y 20ª del televoto), Reino Unido (13º del jurado y 25ª del jurado) y Estonia (casualmente, viceversa de Reino Unido). Se aprecia que el jurado volvió a valorar mejor a países occidentales mientras que el televoto lo hizo por países del Noreste-Este.

En definitiva, es la primera vez que por segundo año consecutivo el jurado impone su criterio. El televoto clasifica a la final a todas sus canciones favoritas, aumentando la competitividad y restándole eficacia frente a un jurado que este año lo tenía claro. Es un todos contra uno.

 

Y AÚN MÁS ZORRA TODAVÍA

Ahora vamos a centrarnos en el caso español. Con Nebulossa hemos vuelto a caer en la zona baja de la tabla, un 22º lugar. Este resultado sale de un 19ª lugar en el jurado y un 22º lugar en el televoto. No obstante, vamos a desglosar más este resultado viendo los puestos que obtuvimos en todos los países para el jurado (azul) y el televoto (rojo). Las barras indican la frecuencia y las línea la tendencia general de cada criterio. Por otro lado, resaltamos nuestras posiciones finales de 19ª en el jurado y 22ª en el televoto.

Echando un vistazo general, lo primero que llama la atención es lo muy centrado que está el televoto (promedio de 14): tuvimos muchas posiciones centrales y pocas en los extremos. Sin embargo, como solo obtienen puntos los 10 primeros puestos, nuestra posición final fue 22º. Es decir, con respecto al promedio, perdimos 8 posiciones en el televoto (salvando las distancias que tiene comparar un promedio con una variable discreta). ¿A qué se debe? Pues siempre que hablamos de esta zona baja de la tabla el voto vecinal es la tónica general… para quien los tiene. Raiven nos superó por un punto, pero sus 12 puntos solo vinieron de Croacia (10 puntos) y Serbia; mientras que España los cosechó de 5 países diferentes. Eslovenia promedió un 22º lugar en los jurados, 8 puestos menos que el español y finalmente Veronika superó a Zorra.

En el jurado no se nota tanto pero también nuestro puesto final, 19º, está desviado a la derecha con respecto a la media, 17º. Además, en este caso la tendencia es más plana, fuimos un tema transversal y polarizante. Me saldrán diciendo que estoy buscando excusas para nuestra posición final. No las hay. Como veremos más abajo España no ha entrado este año en la categoría de países que han gustado y, a partir de ahí, los puntos y las posiciones son una lotería que no nos suele salir muy bien.

A raíz de nuestro resultado ha vuelto a resurgir la idea de cambiar el sistema de votación por otro que tenga en cuenta todas las posiciones. En la siguiente tabla se muestra el resultado teniendo en cuenta los rankings completos tanto de televoto como de jurado de todos los países. Es decir, un primer puesto equivale a un punto y un 14ª puesto equivale a 14 puntos. Cuantos menos puntos, mejor.

Las primeras posiciones sufren pocas variaciones, como es habitual. Los cambios entran en la zona media y baja de la tabla. Con este método, Austria, Noruega y España habrían salido beneficiadas y escaparían de los cinco últimos. Serbia, Reino Unido y Portugal serían las más perjudicadas.

Estamos en lo mismo de siempre. No hay que comerse el coco con un 15ª, un 20º o un 24ª puesto; nada de eso cambia que hemos estado en el grupo de los que no han gustado o medio-gustado. Cuando la canción es querida se cuela en posiciones que no cambian sea cual sea el método que elijamos. No obstante, si te gustan estas simulaciones de resultados, en la red X hemos publicado unas cuantas más sobre los resultados con antiguos sistemas de votación.

 

GANADORES DE LA SOSPECHA

Desde que Francia votara tan sospechosamente en Eurovisión Junior 2020, en este blog sometemos a escrutinio a las votaciones para descubrir a los votantes inversos. El año pasado ya descubrimos que Suecia y Finlandia, el top2 de aquel año, votó de forma estratégica evitando a los favoritos. ¿Quiénes han sido los más sospechosos este año?

El siguiente gráfico muestra los 5 jurados que más consonancia tuvieron con el resultado del jurado (izquierda) y los 5 jurados que votaron de forma más aleatoria/sospechosa (derecha).

Polonia se lleva el premio al país con mejor índice de correspondencia puesto que votó a todo el top8. Le siguen Países Bajos y otros países del Norte. En cuanto a los más sospechosos, ajá, volvemos a encontrarnos con los “favoritos”. Croacia fue el único país que no votó por la ganadora del jurado, Suiza; y dio sus 10 puntos a Eslovenia, en el bottom. Pero el peor fue ese país que dejó sus máximas puntuaciones en el 10º y 11º clasificado y apenas repartió 10 puntos a los países del top3 (tantos como hizo Croacia y solo más que Francia, que solo dio 7 puntos a los países del top3).

En definitiva, volvemos a ver que los jurados de los países “favoritos” tienen conductas bastante sospechosas a fin de garantizarse un buen resultado en el festival.

Tras el amaño de los jurados en 2022, hemos pasado auditoría de las votaciones del jurado con el fin de observar si hubo votaciones en bloque. El gráfico de abajo revela la similitud de las votaciones del jurado y la forma en la que los distintos países se van uniendo según su parecido.

Aunque se observan algunos grupos que hemos resaltado, no se evidencia que hubiera votaciones estratégicas en bloque. De hecho los grupos están algo dispersos y mezclan países (por ejemplo los jurados austríacos e italianos con los nórdicos). En este caso el jurado más distintivo fue el de Chipre, que es el último en unirse. España se une a Portugal pero con San Marino de por medio.

El mismo análisis pero hecho con el televoto nos revela grupos mucho más definidos. La imagen se interpreta de igual manera que la anterior, pero esta vez con las clasificaciones del televoto y sin incluir al Resto del mundo.

En este caso, el voto de la audiencia sí revela grupos muy bien definidos e incluso subgrupos dentro de los mismos, sobre todo en el grupo de color morado. Lo que no se ve es un grupo de países del Este. Antes tan dominantes, ahora se encuentran dispersos en los demás (el trío caucásico con el Mediterráneo, Bálticos con Polonia y Ucrania junto a nórdicos y occidentales; y Chequia y Moldavia con los germánicos).

El país ese es el último en unirse, lo que muestra que fue bastante por libre. Es decir, todo es llamativo en ese país, tanto su televoto como sus jurados. Qué sorpresa.

 

CROWN THE POLARIDAD

Los datos preliminares ya apuntaban a que Irlanda podría ser una canción con mucha polaridad: o gusta mucho o no gusta. Y así ha sido. La mayor polaridad de este año se ha detectado en sus resultados en el jurado. Siguiendo la metodología que ya hemos utilizado en este blog, Irlanda consiguió la mayor cantidad de 12s, 10s y 8s (8 veces) en relación con sus puntuaciones nulas (15 veces).

El siguiente gráfico y mapa representa en tonos verdes los países que le dieron entre 12 y 8 puntos y en naranja aquellos jurados que no puntuaron a Doomsday Blue.

El mapa muestra que más de la mitad de los países estuvieron en uno u otro lado, Bambie Thug dejó indiferentes a muy pocos. La polaridad sería aún mayor si tenemos en cuenta que le dieron 7 puntos otros 6 países. Todos son seises para Irlanda este año. Incluso tendría mayor polaridad puesto que su amigue Nemo le birló varias máximas puntuaciones en el jurado.

En cuanto al resto de eventos, en el televoto el país más polarizado fue ese, seguido de su mini-ese Luxemburgo. En semifinales, donde solo había televoto, los más polarizados fueron Ramonda en la primera semifinal y ese país en la segunda. Teniendo solo en cuenta 12s y 0s, O grito fue el más polar para el jurado (3 doces y 11 ceros) y mini-ese en el televoto (1 doce y 33 ceros).

 

EL MEJOR MOMENTO FUE RAVEAR

Últimamente la tienen tomada con España en el orden de actuación. Desde que analizamos los datos de la audiencia por actuación en España, no hacemos más que actuar del 8º al 10º puesto. Como se ve en el gráfico de abajo, la evolución de la audiencia española es muy similar a la de los dos años anteriores.

Como habitualmente, tenemos un inicio en ascenso hasta la actuación de España. No obstante, destacar el bajón durante la actuación del país ese, algo inédito en este análisis. Después de Nebulossa la audiencia bajó ligeramente y se fue recuperando hasta el final.

Dos notas que quería destacar. En 2023 la actuación más vista fue la de Blanca Paloma, en cambio en 2024 la audiencia se fue recuperando y aumentando de forma que la última actuación, la de Austria, superó a la nuestra. De hecho, el efecto Nebulossa duró hasta la actuación de Teya Dora, la 16ª.

Por otro lado, es bastante curioso que en ambos años la última actuación fue vista por unos 5 millones y medio de espectadores. En cambio, el inicio fue distinto: en 2023 se empezó con unos 3,5 millones y este año con algo más de 3 millones. Es decir, la audiencia final parece bastante fija en los dos últimos años, pero desde el comienzo ha evolucionado de forma algo distinta.

 

UN TELEVOTO SIN NORMAS NI PIEDAD

El voto del público en Eurovisión se ha caracterizado por sus amplias desviaciones. Los vecinismos o el voto cultural son un hecho que perturba el voto de calidad en el televoto. Estas imparcialidades son las que dan forma al gráfico que hemos visto antes y que tan bien relaciona y clasifica a los distintos países solo por cómo votan.

¿Cómo habría sido el televoto sin estas vecindades? En este blog acostumbramos a usar un algoritmo (una secuencia de pasos para lograr una solución) que nos permiten eliminar el voto vecinal. Para ello, en función de sus históricos de votación se extrae los 10 países que votan más neutralmente a cada otro país. Por ejemplo, entre los 10 que votan por España no está Portugal, ni Grecia ni Chipre podrían votarse entre ellos. El resultado se muestra en la siguiente tabla, con la comparativa con el televoto oficial.

La tónica de otros años se repite: los primeros puestos permanecen invariables mientras que a partir del top10 empiezan las divergencias. Es decir, el voto vecinal apenas afecta al top10 y tiene mayor repercusión en la zona media y baja de la tabla, desvirtuando el resultado real y restándole credibilidad. Croacia vence con 86 puntos de 120 posibles.

Matizando, el top3 en este caso no queda tan lejos de Francia y Suiza como en la realidad. Esto implica que los 3 primeros países estuvieron bien cargaditos de voto vecinal y les hizo despegarse de las favoritas del jurado. Un total de 10 países se habría quedado con el marcador a cero. Los países que más pierden al descontar el voto vecinal son Luxemburgo y Estonia, para la que el modelo considera que ninguno de sus 33 puntos entraron en la neutralidad (igual que le pasó el año pasado).

España entró en la terna de países que se quedan a cero puntos, pero como vemos, no solo está acompañada por los países que quedaron peor que nosotros sino también por otros que consiguieron algunos puntos más. Esto no quita que el televoto de España fuera malo, pero hay que relativizarlo por el impacto del voto vecinal.

 

Punto y final para nuestro análisis de Eurovisión 2024. Perdón por la extensión, pero no quería dejar sin comentar todos estos apartados. Me dejo algunos, pero los iremos poniendo en las redes sociales o en los blogs sucesivos. Quiero dedicar explícitamente este blog a todos aquellos que, desde su humilde posibilidad, han luchado por la dignidad de este nuestro Festival. Creo que habéis sacado un musculazo de integridad que ya les gustaría a otros. Pero la lucha sigue y hay que seguir dando batalla. La vita è preziosa, la vita è preziosa.

Conversación

7
TOP
18/05/2024

¡Vaya, qué fascinante es todo esto! Increíble todo lo que se nos escapa, debajo de la superficie hay muchas cosas por descubrir. Gracias a Jesús por tomarse el tiempo de hacer estos análisis y gráficas para que entendamos mejor lo ocurrido en las votaciones, que además de las canciones, es lo que le da intensidad a este festival.