mosaico
Detalle de mosaico en la Alhambra, Granada.

ADN Eurovisión (VIII) El teselado islámico

_22112017_064816_Avatar_Silosnumeroscantaran_logo

Si los números cantaran

ADN Eurovisión (VIII) El teselado islámico

Escrito por Jesús Manuel Rodrigo Céspedes

22 de noviembre de 2022


Entradas anteriores

Escrito por Jesús Manuel Rodrigo Céspedes | 26 de Abril

Malmö 2024: Números de postal

Escrito por Jesús Manuel Rodrigo Céspedes | 11 de Abril

Edad y Eurovisión: El Euro-Edadismo

Escrito por Jesús Manuel Rodrigo Céspedes | 21 de Marzo

La forma de las preselecciones nacionales

Escrito por Jesús Manuel Rodrigo Céspedes | 28 de Febrero

El dilema del precio del televoto
Sertab Erener, ganadora en 2003 y que trajo el festival por primera vez a un país islámico.

En nuestro quinto aniversario en eurovision-spain recuperamos la octava entrega de esta sección, donde describimos los patrones de votación en Eurovisión. Actualizaremos los datos de entregas pasadas y pondremos el foco en el patrón de votación islámico. También vuelve nuestra calculadora para que averigües si tú también sigues algún patrón de votación. Por último, una aplicación práctica para mejorar las estimaciones de jurados sospechosos.

You can also read this blog in ENGLISH Eurovision DNA (VIII) The Islamic tessellation

 

LOS PATRONES DE VOTACIÓN EN EUROVISIÓN

Hace ya 14 años de la última edición de Eurovisión celebrada íntegramente con televoto. Aquellas ediciones en las que comentaristas y nosotros mismos éramos capaces de vaticinar con mucho acierto las votaciones de cada país. La llegada del jurado y los sistemas mixtos, así como la entrega del televoto en bloque desde 2016 ha mitigado su efecto en pantalla, pero sigue estando ahí. De hecho, muchos jurados nos siguen recordando al televoto.

A lo largo de las 7 entregas anteriores de esta sección hemos desgranado cuáles son los patrones de votación más importantes de Eurovisión. Soviéticos, yugoslavos, nórdicos y otros menos vistosos pero que contribuyen a la riqueza de la sociedad Europea reflejada en el televoto.

Los años han ido pasando y los datos han ido evolucionando. Por ello, y para actualizar las anteriores entregas, vamos a repasar los patrones de votación que ya hemos comentado en los 5 años de este blog y vamos a explicar uno nuevo. Un patrón de votación que ya se asomaba en años anteriores pero que empieza a tomar forma: el patrón de votación islámico.

PARA SABER MÁS… ¿DE DÓNDE SALEN LOS PATRONES DE VOTACIÓN?

El Análisis de Componentes Principales (ACP) es una técnica estadística que, sobre un conjunto de variables y datos, revela comportamientos subyacentes y relaciones entre variables. Por ejemplo, si tomamos las notas de un grupo de alumnos, seguramente se ponga de manifiesto que los que sacan mejoras notas en asignaturas de letras obtienen peores notas con materias de números y viceversa. A diferencia de otras técnicas, esta se caracteriza por tener en cuenta todas las variables a la vez (en nuestro caso, votaciones de países) y no uno contra uno, lo que le aporta una visión global.

El ACP revela para cada patrón detectado dos conceptos:

  1. ¿Quién sigue ese patrón? Es decir, descubre un patrón y nos dice cómo se relaciona cada país con el, por lo que podemos medir si un país sigue o no ese patrón y en qué medida.
  2. ¿A quién vota? Es la dirección, en qué consiste ese patrón, cuáles son los países beneficiados o perjudicados de esa conducta.

 

EUROVISIÓN EN 2 DIMENSIONES: UN MODELO SIMPLIFICADO

Actualmente tenemos más de 40 países envueltos en la esfera eurovisiva. Tratar de representar las votaciones de todos ellos con exactitud se antoja imposible. Estamos preparados para una realidad de 3 dimensiones (altura, anchura y profundidad), así que imagínate una de 40 dimensiones…

Para poder atajar el problema hay que reducir dimensiones. ¿No crees que Lituania y Letonia votan muy parecido? Igual podríamos resumirlos en uno solo y así reducimos una dimensión. Con Noruega y Suecia podríamos pensar lo mismo, y con Grecia y Chipre, y así sucesivamente hasta que pudiéramos reducir el problema a dos dimensiones. El proceso consiste en sacrificar la información menos significativa para retener la importante y poder visualizarlo.

Esta simplificación nos devuelve el siguiente gráfico, las votaciones de Eurovisión resumidas en 2 dimensiones para poder distribuir a los países en un plano, un mapa:

Observa la correspondencia entre los puntos cardinales y los grupos que se observan: al Norte están los nórdicos, al Este los soviéticos y al sur los yugoslavos. Los occidentales se encuentran arrastrados al centro por la inmigración recibida y solo Suiza y Mónaco resisten al Oeste, en la parte derecha de la nube de puntos.

Además, existen conglomerados de transición como son los bálticos (entre los nórdicos y los orientales) y el Sureste de Europa (a medio camino entre los yugoslavos y los orientales).

En un nivel menor de detalle, se observan comportamientos entre grupos. Por ejemplo, dentro de los yugoslavos, hay una separación entre los más occidentales (Eslovenia, Croacia y Bosnia y Herzegovina) y los más orientales (Serbia, Montenegro y Macedonia del Norte); y este mismo esquema siguen Suiza, Austria y Albania. En el bloque nórdico, Finlandia aparece distanciada y más cercana a los bálticos, en concreto a Estonia con quien comparte familia lingüística. Es un gráfico que cuanto más se mira, más información revela.

No obstante, como decíamos, es un gráfico muy simplificado y que no refleja bien otras realidades menores. Es el caso de los países ibéricos, España, Portugal y Andorra, que a pesar de su evidente relación, están dispersos entre sí. Por ello, vamos a profundizar individualmente en los patrones más significativos.

No obstante, el modelo ha sido capaz, solo con el televoto de Eurovisión, de ubicar los países en un plano de forma muy similar a como se emplazan realmente en un mapa.

 

LOS PATRONES DE VOTACIÓN EN EUROVISIÓN

La reducción anterior la hemos hecho para dos dimensiones. Es un modelo simple pero que, como veíamos, sacrifica información relevante. La situación más óptima se encuentra en unas 13 dimensiones o patrones de votación que vamos a desgranar ahora.

A continuación vamos a describir cada patrón de votación con dos mapas.

  • El izquierdo indica qué países siguen ese patrón y la intensidad con la que lo hacen.
  • El mapa derecho indica con colores verdes qué países reciben los puntos mientras que en tonos morados se muestra si algunos países son marginados por esta tendencia de votación.

El patrón con más peso en Eurovisión es el soviético. En el mapa izquierdo vemos que esta tendencia la siguen, no solo países soviéticos, sino países del Este en general. En cambio, el mapa derecho revela que solo los soviéticos sacan provechos de estos países. Podemos resumir este patrón como “países del Este que votan por países soviéticos”. Una auténtica ganga para ellos: un gran botín para repartirse entre unos pocos.

El siguiente en importancia es el yugoslavo. Aparentemente son países de la antigua Yugoslavia que se votan entre sí, pero Suiza y Austria votan por ellos, así como Albania. Además, se revelan diferencias a la hora de repartirse los puntos: Serbia y Bosnia son las más beneficiadas mientras que Eslovenia es la que saca menos rendimiento.

El patrón nórdico es mucho más compacto, y gira en torno a los cinco países nórdicos típicos, reflejándose también la aspiración nórdica de Estonia. El más beneficiado de ellos es Suecia, pero en general está equilibrado y Finlandia ha salido de la marginación. Se observa la inmigración bosnia y la vinculación de este grupo con Australia.

Los intercambios de Grecia y Chipre tienen una estela helénica que se extiende a Bulgaria y Armenia envolviendo a Turquía, con la que el país heleno rivaliza por el control de Chipre. Recientemente la península itálica se está sumando a esta tendencia, evocando aquellos tiempos de la Magna Grecia.

El báltico es un patrón de votación pseudo-independiente. Consiste en países bálticos votándose a sí mismos, pero también tienen tendencia a votar por otros soviéticos y nórdicos. Digamos que es un patrón a medio camino entre el nórdico y el soviético que veíamos anteriormente.

El Benelux o unión de Bélgica, Países Bajos y, como predicen los modelos, también Luxemburgo si participara en Eurovisión. También tienen este patrón Francia y Alemania en menor medida y han dejado de tenerla Austria y Suiza. Los beneficiados, a parte de belgas y holandeses, son Armenia y Turquía, espejo de las migraciones hacia Occidente.

EL PATRÓN DE VOTACIÓN ISLÁMICO

En este blog vamos a estrenar la descripción de un nuevo patrón y que resulta muy llamativo. En breve, lo tienen 4 países no limítrofes entre sí, Albania (69%), Turquía (61%), Azerbaiyán (60%) y San Marino (56%); además de Macedonia del Norte en menor medida (37%). Estos países tienden a votarse entre ellos y perjudican a Armenia, Eslovenia, Polonia y Serbia.

Tanto en Albania como en Turquía y en San Marino, este patrón es el que más siguen estos países. En el caso de Azerbaiyán es un poco más importante el soviético (62%).

Si ponemos el foco en los países que tienen este patrón, coincide que Albania, Turquía y Azerbaiyán están entre los países con mayor porcentaje de población musulmana en Europa. De hecho los siguientes son Macedonia del Norte, que también aparece resaltado y Bosnia Herzegovina, que sería el siguiente en aparecer, con un valor del 23%, pero que seguramente pierde representatividad porque está muy metido en el bloque yugoslavo (86%), como ya le ocurre a los macedonios.

En la siguiente comparativa podéis ver la correspondencia entre los países que decimos que siguen este patrón (izquierda) y el porcentaje de población musulmana en Europa (derecha). Aunque no hayan participado en Eurovisión, Kazajistán y Kosovo también tienen un alto porcentaje y seguramente recaerían en este patrón. Otro que podría hacerlo sería Marruecos, que ya participó en 1980. En aquel año de todos estos países solo estuvo Turquía. Los turcos no dieron puntos al país magrebí, mientras que estos últimos dieron sus 12 puntos a Turquía, más de la mitad de los que recibió aquella noche.

San Marino no encaja en este grupo islámico pero seguramente se deba a sus vínculos con ellos de la mano de Serhat, natural de Turquía.

Lo que en años anteriores parecía un grupo de países aleatorios en el sureste, o un eje túrquico entre Azerbaiyán y Turquía, finalmente ha evolucionado a un eje islámico, que supone la manifestación más palpable de la cultura religiosa en Eurovisión.

Los países perjudicados por este bloque se explican en gran parte por enemistades con dichos integrantes islámicos: Armenia con Azerbaiyán y Turquía, y Serbia con Albania. Menos razonable es el rechazo hacia Eslovenia y Polonia. En este último la religión católica está más arraigada y podría ser el reflejo de cierta confrontación.

De hecho, tal y como hemos recordado, con los datos del año pasado se manifestaba un patrón que incluía a los países del Visegrado (Polonia, Chequia, Eslovaquia y Hungría). Estos cuatro son además los que presentan un alto grado de islamofobia en Europa. Por tanto, es posible que este sea uno de los motivos por los que ese patrón no aparece con los datos de este año, porque se contrapone al eje islámico que sí se refleja este año.

Podemos deducir que hay una especie de relación entre la islamofilia y la islamofobia, si bien la primera es más palpable que la segunda. Recordemos que en Eurovisión solo se dan puntos a los favoritos, no a los menos afines, de forma que es más fácil que salgan a la luz las filias que las fobias.

En cuanto a Israel, donde predomina una tercera religión, el judaísmo, no se observa ninguna relación con este eje, por lo que parece quedar al margen. El año pasado sí que es verdad que se aproximaba levemente a los países del Visegrado.

En definitiva, las votaciones de Eurovisión reflejan también este componente que vincula a países de tradición islámica, ya sea por la religión, la cultura o su pasado; y que se diferencia de los demás por estar más disperso, menos concentrado.

 

BOMBOS vs PROXIMIDADES: ¿CÓMO SE ESTIMA MEJOR LA VOTACIÓN DE UN PAÍS?

En el blog anterior Los 6 jurados tramposos: un gráfico para destaparlos a todos planteamos la posibilidad de que los bombos de semifinales no fueran el mejor estimador de los votos de un país en caso de quedar invalidados. La estimación sería buena si el bombo incluye países homogéneos como son los yugoslavos, pero muy dudosa si el bombo incluye países con distintas tendencias.

De los jurados tramposos de la edición de 2022, sin duda la estimación de Rumanía resulta la más compleja. En su mismo bombo estaban los tres países bálticos, que distan bastante de Rumanía; Moldavia y Polonia, que también estaba en el grupo de los cazados. En definitiva, los lejanos bálticos supusieron el 75% de la votación de Rumanía. El siguiente mapa revela la composición de los bombos de Eurovisión 2022, en morado los países del bombo de Rumanía.

El uso de los bombos es un criterio igualitario para todos los países y sencillo, sin embargo muy rígido, en tanto que no permite tener en cuenta a los verdaderos países que son realmente próximos a Rumanía. Fíjate que ninguno de los otros tres países con los que limita Rumanía (Ucrania, Serbia y Bulgaria) estaba en su mismo bombo.

Si observamos el gráfico de dos dimensiones anterior, se pone de manifiesto lo lejano, no solo de los tres países bálticos y Polonia, sino también de Moldavia (en azul). La distribución nos revela que los más próximos a Rumanía serían Italia, Grecia, Chipre y Chequia (en amarillo).

En la siguiente tabla se ubica la estimación real con el bombo (izquierda), los votos que la televisión rumana publicó como los válidos (centro) y los estimados con los países próximos (derecha).

De color rojo hemos resaltado aquellos países que no estaban en la votación acreditada por Rumanía. Se observa que ningún país del top4 estimado con los bombos por la organización estaba realmente en la votación de Rumanía, equivalente a 37 puntos de los 58 que entregó. Por su parte, la estimación con proximidades falla en 4 países siendo dos de ellos los países 1 y 2 puntos que son los más difíciles de estimar.

En verde se subrayan los países que una estimación acierta mientras que la otra no. Por ejemplo, según los bombos Italia recibe puntos como indica la  votación real. En cambio, el modelo con proximidades acierta un país más, Azerbaiyán y Polonia.

Ninguno de los dos modelos fue capaz de acertar la presencia de Moldavia en la votación rumana por ser una característica muy propia de este país y que solo podría aparecer teniendo en cuenta su historial. Otro punto a favor de utilizar países similares es que con ellos Moldavia habría quedado 13º en el ranking, mientras que con el bombo, Moldavia era el último clasificado. Tampoco fueron capaces de acertar que se puntuaría a Finlandia o Lituania, si bien, como decimos, acertar los puntos menores es más complejo.

Todo ello, junto con el acierto en la puntuación de Grecia por pare de las proximidades, muestran que existen métodos mejores para estimar votaciones de países. Y si me apuráis, con Bulgaria en vez de Chequia, que tendría mayor sentido geográfico, la estimación es incluso mejor. También habría servido Hungría, pero no participó este año. ¿Repensará la organización la forma de estimar votaciones?

ACTUALIZACIÓN: ASÍ AFECTAN LAS NUEVAS NORMAS PARA 2023 (28/11/2022)

El pasado 22 de noviembre la UER nos sorprendió con cambios en las votaciones de Eurovisión. Los jurados desaparecen de las semifinales y se mantienen solo en la final, así como la inclusión de un televoto del resto del mundo.

Otro cambio de segundo orden es que ahora cuando un jurado quede invalidado, se utilizará el televoto de dicho país para remplazar sus puntos. Es decir, en la práctica el televoto de dicho país contará el doble. Supone un cambio en tanto que hasta ahora se estimaban esos votos con los países de su mismo bombo de semifinales, tal y como veíamos en este blog y el anterior. Este método, no obstante, se mantiene única y exclusivamente si tanto el jurado como el televoto son invalidados.

Este cambio en las normas nos lleva a reformular este apartado del blog. Habíamos analizado el caso de Rumanía con estimaciones por bombo y proximidades, pero ahora vamos a ver qué habría pasado si se hubiese utilizado el televoto para sustituir los puntos del jurado de Rumanía.

En la imagen se reflejan estas cuatro alternativas: el remplazo con los bombos de semifinales (1), los votos acreditados para el jurado por la televisión rumana (2), el remplazo con los países afines al estilo de votación rumano (3) y el televoto de Rumanía.

Haciendo el mismo análisis que en el caso anterior, el modelo de proximidades acierta dos países (Azerbaiyán y Polonia) que no aciertan ninguno de los otros dos sistemas utilizados por la organización y que estaban en el top5 del jurado rumano. El televoto, por su parte, acierta el 12 a Moldavia mientras que los bombos no destacarían por ningún acierto exclusivo.

En cuanto a los errores el televoto vota por más de la mitad de los países, en concreto 7, sin que estuvieran en la votación jurado rumano. Solo acierta Moldavia, España e Italia. El remplazo con bombos falla en 5, incluido todo el top4; mientras que el sistema de proximidades falla en 4 países, siendo dos de ellos las puntuaciones más bajas.

Para este caso se pone de manifiesto el poco acierto del televoto para ser un sustituto del jurado de Rumanía. De hecho, lo que más acierta, los 12 puntos a Moldavia es, en principio, lo que se quiere evitar o suavizar con la introducción de un jurado. Haría falta un examen más extenso, evaluando a todos los demás países, para comprobar el desacierto o no en este cambio de normas que tendremos para 2023 y del que no vamos a perder ojo en este blog.

 

ADN EUROVISION v22 ¡VUELVE NUESTRO EXCEL!

¡Sí, vuelven los Excel al blog de Si los números cantaran! Os presentamos una versión renovada de ADN Eurovisión v22 que os permitirá ubicaros a vosotros mismos en el mapa de 2 dimensiones que veíamos antes y descubrir vuestro ADN, es decir, a qué patrones de votación os parecéis.

Descarga ADN Eurovisión v22 pinchando aquí

Está disponible en español e inglés y estas son sus secciones:

1 Introduce tus datos. Hemos cambiado el sistema de tus datos por uno más preciso. Ahora tendrás que introducir tu top10 de las últimas 10 ediciones del Festival. No hace falta que los completes todos al principio, pero cuanto más rellenes, más exacto será tu resultado. La columna derecha refleja tu top10 de países favoritos.

Como indico al final del Excel, Bosnia y H., Turquía y Eslovaquia han participado poco en este periodo y podrían distorsionar tu resultado. Por tanto, puedes probar a eliminarlos de tu top para ver cómo cambia tu resultado.

2 Modelo simple. Una vez hayas introducido tus tops, el Excel te indicará tu posición en el mapa (área del círculo rojo) así como las coordenadas y el país que se encuentre más cercano en dicho mapa. Este es un modelo simple, poco preciso, pero que te permite visualizarte.

En este modelo simple, el país al que más se asemeja este ejemplo es Reino Unido. No obstante, lo más importante aquí es que queda encuadrado en la zona occidental y Norte.

3 Modelo complejo. Este modelo es más exacto pero no te permite visualizarte. Según tus datos, te indicará cuáles son los países a los que más te pareces en función de tus tops. El gráfico inferior indica tu ADN: cuanto mayor sea un valor, más tendrás de ese patrón. Cuanto menor sea el valor, más contrario serás a ese rasgo.

Por ejemplo, en este ejemplo, este individuo tiene un patrón de votación similar al ibérico con toques bálticos , del Benelux y francófonos; y muy distinto del soviético o el yugoslavo. Estas características, como dice en la imagen, son propias o más cercanas a las de Andorra, España y Portugal.

PARA SABER MÁS… TU ADN

En concreto, los valores de ADN empiezan a ser significativos cuando superan 0,3 en valor absoluto. Por ejemplo, en la imagen anterior hay dos patrones que superan el 0,3: en el lado positivo, el ibérico; y en el lado negativo, el yugoslavo. Por tanto, de esta persona diremos que tiende bastante a votar por países ibéricos y que tiene cierta aversión hacia los yugoslavos. Esto concuerda con la columna de TOP de la primera parte: España y Portugal están en el top10, mientras que ningún yugoslavo lo alcanza.

En caso de que no te salga ningún valor cercano a 0,3, es que tu estilo va muy por libre y no te acercas a ningún patrón de votación.

 

Ya estás tardando en descargarla, introducir tus tops y ver cuáles son tus datos. ¿Qué te ha salido a ti? ¿Tienes algún gen con el que no contabas? Comparte tus resultados y compáralos con tus amigos. No se nos ha ocurrido una mejor manera de celebrar estos 5 años junto a vosotros. Esperamos que sigan siendo muchos más porque los números aún tienen mucho que cantar!

Conversación