FONDO TWITTER_1

#ESC250 vs #ESC250

_22112017_064816_Avatar_Silosnumeroscantaran_logo

Si los números cantaran

#ESC250 vs #ESC250

Escrito por Jesús Manuel Rodrigo Céspedes

04 de enero de 2024


Entradas anteriores

Escrito por Jesús Manuel Rodrigo Céspedes | 26 de Abril

Malmö 2024: Números de postal

Escrito por Jesús Manuel Rodrigo Céspedes | 11 de Abril

Edad y Eurovisión: El Euro-Edadismo

Escrito por Jesús Manuel Rodrigo Céspedes | 21 de Marzo

La forma de las preselecciones nacionales

Escrito por Jesús Manuel Rodrigo Céspedes | 28 de Febrero

El dilema del precio del televoto
Natasha St. Pier, representante de Francia en 2001.

Dos #ESC250 y dos campeones. En fin de año volvimos a disfrutar de esta encuesta anual para encontrar a la canción favorita de Eurovisión, ¡por partida doble! En este blog celebramos el comienzo de 2024 comparando ambas clasificaciones y descubriendo ciertos patrones que las diferencian.

 

UN DOBLE CAMPANAZO

Para los menos enterados, el #ESC250 es una encuesta anual en la que los usuarios votan por sus canciones favoritas de Eurovisión y después se realiza una clasificación con los resultados. Estos se exponen el día 31 de diciembre para que anunciando desde la canción 250, se llegue a la primera clasificada poco antes de las 12 campanadas en horario central europeo.

Esta tradición se ha mantenido intacta en los últimos años, incluso intacta en su ganadora, que desde 2012 hasta 2021 dominó Loreen con Euphoria. En 2023, Chanel consiguió lo que ningún otro ganador posterior a 2012 hizo y fue elegida como la mejor canción. Este año, tras un convulso desenlace entre los organizadores de la encuesta, nos hemos encontrado con 2 encuestas organizadas por los entes que antes la llevaban a cabo… con diferentes ganadores.

Puedes consultar los resultados de ambas encuestas aquí: Songfestival.be y ESCRadio, así como otros datos en la noticia que publicamos en la web.

En este blog no vamos a entrar en los motivos de cuál es más válida ni cuál es mejor o peor. No obstante, parece un ejemplo único para comparar si los resultados de ambas encuestas presentan similaridades y diferencias. A priori, no cabe esperar que hubiera diferencias entre los seguidores de una y otra encuesta. ¿Qué nos dicen los resultados?

 

UN CONSENSO CON MATICES

Para observar las discordancias entre una clasificación y otra, lo más simple es hacer un gráfico representando las posiciones de todas las canciones que alcanzaron el top250 en alguno de los dos rankings. Por ejemplo, Anouk (Países Bajos 2013) fue la 121 en el ranking de ESCRadio (eje horizontal) y la 147 en el de Songfestival (eje vertical), y así lo representamos con todas. A las que solo entren en uno de los tops les ponemos la posición 250 en el que no accedieron.

El resultado se muestra en la siguiente imagen, donde el ranking de ESCRadio va de izquierda a derecha y el de Songfestival de abajo a arriba.

Recuerda que puedes ampliar la imagen pinchando en ella

Lo primero que vemos es que la mayoría de los puntos se ubica en torno a la línea roja punteada de máxima correlación positiva (1-1, 2-2… 100-100), es decir, si los dos rankings coincidieran exactamente. No es una correlación exacta, hay puntos que están muy separados de esta línea y también hay otros tantos que entraron en una clasificación pero no en la otra. Resumiendo, a ojo se ve que hay mucha coherencia entre ambos resultados, pero que no es plena.

Una mirada un poco más profunda del gráfico nos desvela el motivo de parte de las discrepancias. Si nos fijamos, las discrepancias están más repartidas en el sector derecho, especialmente en la zona inferior. Lo que observamos en esta zona es que hubo varias canciones muy bien valoradas en la encuesta de Songfestival, pero menos premiadas en la de ESCRadio. Analizando los títulos de dichas canciones, la mayoría son temas del año más actual, 2023, y algunas otras del siguiente, 2022 (ver imagen inferior para distinguir algunas). Es decir, la encuesta de Songfestival premió más a las canciones más recientes, lo que nos indica una diferencia entre el público que votó en una y otra encuesta.

En la esquina superior derecha del gráfico se concentran los puntos de aquellas canciones que entraron en el top250 de una de las encuestas pero no en la otra. Lo lógico es que estos se concentren en esta zona, donde puede haber más variabilidad y es más fácil que no accedan a ambas pero sí en una. Por tanto, esto refuerza la idea de coherencia entre ambas encuestas. Lo raro habría sido que estos puntos estuvieran más alejados de dicha esquina superior izquierda.

En este sentido, Brunette (Armenia 2023) sería el caso más drástico de bien valorada en Songfestival (45) y peor valorada en ESCRadio (por debajo de la 250). En el otro lado de la moneda estaría Natasha St. Pier (Francia 2001) que fue la 81 en el ranking de ESCRadio y cayó a la 265 en el de Songfestival.

 

PARA SABER MÁS… ENTENDER UNA NUBE DE PUNTOS

Alguno habrá que viendo el gráfico se haya preguntado que sí, que los puntos azules parecen seguir la línea roja, pero ¿por qué la mayoría están circundando la zona superior de dicha línea?

Esta nube de puntos no es plenamente aleatoria porque se trata de rankings y en consecuencia está condicionada. Al tratarse de clasificaciones solo hay un primero, un segundo, un tercero, etc. Además, ambas clasificaciones las hemos capado al mismo nivel, 250. Y los movimientos en los rankings, como la energía, ni se crean ni se destruyen. Por tanto, si una canción es mejor valorada en un ranking que en otro, tiene que haber un efecto contrario entre esas mismas clasificaciones. Y este otro efecto puede darse en una única observación o repartirse en otras muchas.

Esto último es lo que vemos en nuestro ejemplo: en Songfestival unas pocas han destacado por estar mejor valoradas, mientras que el efecto contrapuesto en ESCRadio no se lo han llevado unas pocas, sino que se ha repartido entre todas las demás, haciendo que la mayoría de puntos azules se ubique por encima de la línea roja de máxima correlación positiva, dando la sensación de que en ESCRadio se valora un poco mejor al resto de temas. Es decir, ambos efectos están relacionados entre sí.

 

LA ENCUESTA DE LOS BAILONES Y DE LOS TRANQUILOS

Visto el gráfico anterior, hagamos un zoom en el sector de aquellas canciones que consiguieron colarse en el top50 de ambos rankings. En total 36 canciones coparon estas dos clasificaciones, casi 3 de cada 4. En la siguiente imagen mostramos todas ellas, quedando fuera aquellas que solo son top50 en una de las encuestas.

Aquello que decíamos de la línea de máxima coherencia, de igualdad de puestos, se ve especialmente en el top20. Las 13 canciones de esta zona obtuvieron posiciones muy similares de un lado y del otro. Sin embargo, a partir de la posición 20 todo está mucho más disperso: hay canciones mejor valoradas en Sonfestival, zona inferior derecha; y otras mejor vistas en ESCRadio, zona superior izquierda.

Ahora viene lo gracioso. Observemos las canciones que caen de un lado y otro, ¿habrá alguna diferencia?

En la zona de arriba a la izquierda, las mejor valoradas por ESCRadio, tenemos, por ejemplo a Dami Im (Australia 2016), Sanna Nielsen (Suecia 2014), Il Volo (Italia 2015) o Marija Serifovic (Serbia 2007). Todas ellas son grandes baladas o canciones íntimas de la historia reciente del festival.

En el otro lado, sector inferior derecho, mejor valoradas en Songfestival encontramos a Teya & Salena (Austria 2023), Blind Channel (Finlandia 2021), Helena Paparizou (Grecia 2005) o Alexander Rybak (Noruega 2009). Ninguna de ellas destaca por ser una canción íntima, sino que son temas más movidos y alegres.

En definitiva, vemos que en la encuesta de Songfestival se premió más a las canciones movidas y alegres mientras que los usuarios de ESCRadio votaron más por canciones más lentas o íntimas. Es una diferencia al estilo de la que hemos analizado ya con el jurado y el televoto en Eurosivión. En este caso el Songfestival se parecería más al televoto y ESCRadio al jurado.

 

Habría que ahondar en el proceso de recuento de votos, la publicidad de ambas encuestas y la accesibilidad para tratar de explicar las diferencias que hemos encontrado. En global, hemos visto que existe un gran consenso y que la masa de votos fue en la misma dirección, independientemente de que uno u otro ganara la encuesta. Esperamos que os haya gustado este análisis, conciso pero directo, y que os sirva para valorar de forma más crítica ambos resultados. Aquí estaremos aunque haya 250 encuestas del #ESC250. ¡Feliz 2024!

Conversación