Bulgaria

Victoria, contar mi historia (y la de una delegación) para triunfar en Eurovisión

El equipo de eurovision-spain.com ha viajado hasta el corazón de Sofía para conocer en profundidad la fórmula del éxito de una delegación que gestiona sus candidaturas con un exhaustivo, concienzudo y estudiado plan de trabajo
José García Hernández · Fuente: eurovision-spain.com
Publicado el día 09 de mayo de 2021
victoria 3
Victoria (BNT)

Victoria, contar mi historia (y la de una delegación) para triunfar en Eurovisión

Victoria se subirá el próximo martes, 11 de mayo, al escenario del Ahoy para realizar su primer ensayo individual y presentar la delicada balada Growing Up is Getting Old. No será un ensayo más. Supondrá el regreso de Bulgaria al Festival de Eurovisión tras su cancelación en 2020 y la ausencia del país en 2019. La delegación búlgara llega a Róterdam renovada y como una de los grandes favoritas de la edición, según las encuestas de fans y las apuestas de pago. Esa condición de favoritos no es fruto del azar sino de un exhaustivo, concienzudo y estudiado plan de trabajo.

El equipo de eurovision-spain.com ha viajado hasta el corazón de Sofía para conocer en profundidad la fórmula de su éxito. Y es que en la capital de Bulgaria se encuentra el hub Missia23, un moderno, cálido y funcional espacio de coworking, sede de Entiendo y de Ligna Group y Ligna Studios, las consultoras de entretenimiento, comunicación, producción musical y project management en las que la televisión pública búlgara, BNT, ha confiado, en una fórmula mixta de colaboración público-privada, el proyecto de Eurovisión para garantizar así su viabilidad.

Vasil Ivanov (28 años), director ejecutivo de Entiendo, es jefe de prensa de la delegación de Bulgaria en Eurovisión. Involucrado en el festival desde 2012 como voluntario junto a su socio, Deyan Yordanov, se ocupó aquel año de crear los perfiles en Twitter, Facebook y YouTube de Sofi Marinova. En 2013, ya de forma profesional, fue jefe de prensa de la delegación búlgara. En 2014 y 2015 Bulgaria abandonó el festival, aunque se siguió trabajando en crear marca de Eurovisión en el país. De tal forma, que ese año, 2015, albergaron la edición junior y ya en 2016 regresaron al festival senior con Poli Genova. Ivanov volvió como jefe de prensa con Poli y también trabajó un año después, en 2017, con Kristian Kostov.

“Estamos muy orgullosos de sus éxitos”, recuerda Ivanov, “sobre todo con Kostov a punto de ganar, y también del trabajo que hicimos con Equinox en 2018, porque no fue un proyecto fácil de ejecutar y el trabajo de comunicación funcionó muy bien. Aprendimos mucho de esa experiencia”. Se lamenta de no haber conseguido un top 10 con la banda porque supuso el abandono de nuevo del país del festival en 2019. Un año después, en 2020 creó la consultora Entiendo, se unió al proyecto Ligna Group y se habló con BNT del retorno de Bulgaria.

“Queríamos potenciar la carrera de Victoria, una artista muy popular en el país por sus canciones en búlgaro pero que quería abrirse camino hacia un mercado y una audiencia más internacional”, explica Ivanov. A partir de ahí es cuando firmamos la alianza entre BNT, Entiendo y Ligna Group para este proyecto, “nuestro reto mayor hasta la fecha”. Y es aquí donde empieza la historia del trabajo de la delegación búlgara con Victoria para el proyecto de Eurovisión.

LA ALIANZA PÚBLICO-PRIVADA

La delegación búlgara no es muy diferente a otras delegaciones en Eurovisión. La jefa de delegación es la persona designada por BNT y es la responsable de la participación en el festival. Ahora bien, el equipo de comunicación y management del proyecto es responsabilidad de Entiendo y Ligna Group. “Nosotros ejecutamos la selección interna de las potenciales canciones, elegimos al director artístico y nos involucramos en profundidad con la comunidad eurovisiva”, destaca Ivanov. “Cuando regresamos al festival en 2020, nos sentamos con Genoveva Christova, managing director de Ligna Grupo y Ligna Studios, y acordamos hacer un plan inédito, dar a conocer a Victoria como nunca antes se hubiera hecho. Lo primero que hicimos fue filmar una película que sirviera para presentar a la artista. La gente quedó impresionada, ya sabían quién era, de dónde venía y, por ejemplo, el amor que siente por los animales. Después, empezamos a buscar las canciones, que es lo realmente importante. En la delegación búlgara tenemos claro que si no tienes la canción adecuada nada va funcionar sobre el escenario de Eurovisión”, continúa el jefe de prensa de Bulgaria.

“Genoveva es una gran manager, se ocupa mucho del proyecto, de buscar patrocinadores y de llevar a los artistas al éxito, mientras que Entiendo tiene el know-how sobre Eurovisión. Es una buena combinación. Juntos trabajamos muy bien y hemos acogido y creado para Victoria un plan para su proyecto en Eurovisión”, relata Ivanov. “A Genoveva le dije que hay varias cosas importantes a tener en cuenta que te pueden llevar al éxito: el artista, y nosotros creemos en Victoria; encontrar la canción correcta, que es una de las tareas más importantes y difíciles; y cuando das con esa canción, encontrar la escenografía adecuada”, explica.

En 2020, cuando se eligió Tears Getting Sober, “contactamos con más de diez directores artísticos de toda Europa, incluso no relacionados con Eurovisión. Finalmente nos decidimos por Marvin Dietmann. Creemos que es la persona correcta para este proyecto, primero porque es un gran profesional y porque trabaja con un equipo muy sólido, capaz y con experiencia. Ha sido responsable de la dirección artística en diferentes festivales, y si es una persona que ha sabido gestionar 40 delegaciones, podrá hacerse cargo de siete en Róterdam”, reconoce Ivanov.

“Sabíamos que en 2021 Marvin trabajaba con diferentes delegaciones pero para nosotros no ha sido un problema, porque sabemos lo que queremos y hacia dónde queremos ir. Nuestra artista tiene una visión muy clara y opina y sabe cómo quiere mostrarse y sonar. Solo necesitábamos dar con la persona adecuada para trabajar con ella y crear el concepto creativo que funcione con la canción. Y Marvin lo es. Además, ha estado involucrado en la decisión final de la canción elegida este año porque creemos que la escenografía es una parte muy importante en Eurovisión”.

La idea y el concepto creativo de Growing Up is Getting Old es de Dietmann, junto a Dan Shipton, responsable de la escenografía de espejos de Lucie Jones, representante de Reino Unido en Eurovisión 2017. “Marvin lo incorporó en el equipo y es una buena decisión. Ha encajado muy bien con Victoria. Es importante que ella vea el concepto de la actuación y crea en él. Se ha involucrado mucho y se siente muy cómoda. Así es como se ha trabajado este aspecto”, explica Ivanov.

LOS PASOS HACIA EL ÉXITO

A pesar de que en una delegación donde está representada la televisión pública BNT, las consultoras privadas Entiendo y Ligna Group, y el artista es complicado dar con la decisión correcta, la clave es la confianza. “Con BNT trabajamos muy bien. Ellos confían mucho en nuestras decisiones creativas, saben que son buenas y los resultados acompañan. La clave es la comunicación y la estrategia, además de trabajar en la misma dirección, juntos, porque si no es así, al final fallas”, reconoce Ivanov.

Una de las decisiones clave siempre es encontrar la canción correcta. ¿Y qué método utiliza Bulgaria? Según señala el jefe de prensa búlgaro, “cada año recurrimos a un focus group, en el que, por ejemplo, participa el equipo de eurovision-spain.com, para buscar el feedback sobre potenciales canciones. No tomamos decisiones sin tener antes ese feedback que nos dice qué canciones pueden funcionar bien entre un determinado grupo de audiencia, cuáles son mejores desde un punto de vista escenográfico y cuáles son mejores para interpretar sólo sobre el escenario. Lo más importante es sentarse y mostrar los datos y conclusiones del focus group. No siempre las canciones más votadas son las que deberían ir a Eurovisión porque es fundamental tener la foto completa. Pueden ser canciones que tengan el apoyo de ciertos grupos pero que luego no funcionen bien con el artista, como a veces nos demuestran las votaciones de los jurados. Son muchos los parámetros que tenemos en cuenta para tomar la mejor decisión”.

Ivanov recuerda que la primera vez que hicieron focus group fue en 2016 con Poli Genova. “Tenía dos canciones, If Love Was a Crime y otra que jamás se lanzó. El problema cuando sólo tienes dos canciones es que la gente tiene opiniones diferentes y con sólo dos, estamos a un 50% de oportunidades de fallar. Afortunadamente, aquel año dimos con una canción potente. Pero antes de empezar a elegir, te tienes que asegurar que tienes buen material, el mejor para luego deliberar. Es por ello que nuestra estrategia pasa por buscar en campamentos de composición, escuchar demos, hay muchos autores en toda Europa con grandes canciones que no escriben para un artista específico, y si tienes a alguien que escuche esas demos, puedes elegir algo que funcione con tu artista. En el caso de Victoria, ella estuvo involucrada en el campamento de composición y todas las canciones se incluyeron en el focus group en 2020, y en 2021 los temas ya fueron escritos para ella y por ella. Antes de realizar el focus, se eligieron las que tenían mas potencial, tarea fácil porque no todos los temas son adecuados para Eurovisión”, explica.

FOCUS GROUP CON DIFERENTES AUDIENCIAS

Para Ivanov la clave está en tener una canción que haga ‘click’ con una cierta audiencia. “Tienes una canción y lo que hay que hacer es preguntarse a uno mismo si funcionará con el público, con el jurado y si se convertirá en un hit. Todo es importante”, dice y continúa: “te tienes que preguntar también cómo va a conectar tu canción con el público de otros países, de otros mercados. Por ello, en los focus group que hacemos están diferentes audiencias representadas: los artistas de diferentes países son una buena representación de lo que pueden votar los jurados; los fans de Eurovisión es una buena representación de la reacción que puede tener tu canción cuando se lance, que no tiene por qué corresponderse con los votos sino más bien con el hype y el hype para una canción es importante. Por otro lado, si quieres ver qué puede votar el público general, tienes que tener un grupo de oyentes casuales. Tienes que construir esas audiencias y hacer una investigación. Cuando tienes los resultados de la investigación, no nos quedamos con la canción ganadora sino que es el punto para la discusión y el análisis. En nuestro caso particular, es importante el artista y Victoria es alguien que sabe lo que quiere hacer. Cuando tuvimos que elegir las canciones, ella sabía incluso antes lo que quería. Lo bueno es cuando el resultado del focus group coincide con lo que el artista quiere, pero en ocasiones eso no pasa. En Bulgaria, la decisión final la toma todo el equipo junto en una reunión donde valoramos los resultados del focus group y los discutimos, también con el director escénico, y lo hacemos de una forma constructiva para, a partir de ahí, construir un plan. Estudiamos si la canción es visual, algo muy importante en Eurovisión, y contamos para ello con el director escénico. Son decisiones difíciles de tomar pero las tomamos en esa reunión porque si lo hiciéramos en la siguiente, habría gente que empezaría a dudar y eso es malo”, indica el jefe de prensa.

En 2021, el focus group se abrió ya que la delegación búlgara creó una plataforma donde todo el mundo podía dejar su feedback. “Tuvimos un focus group con las opiniones recogidas en la plataforma, pero también con profesionales y con representación de gente de diferentes grupos. La decisión final estuvo entre Imaginary Friend y Growing Up Is Getting Old”, desvela Ivanov. “No fue una decisión fácil porque en circunstancias normales la elegida hubiera sido Imaginary Friend, pero en ocasiones hay que arriesgar y nos decidimos por Growing Up Is Getting Old por varias razones: la artista conecta muy bien con esta canción, tuvo muy buen resultado en el focus group y fue una de las más apoyadas por el equipo búlgaro, y también porque tiene uno de los mensajes más potentes y es una de las más visuales”.

LA ELECCIÓN DEL ARTISTA

Para elegir al artista, la delegación búlgara, en particular Ivanov, considera fundamental sentarse con el potencial artista y preguntarle por qué quiere ir a Eurovisión. “Si no tiene una respuesta clara para ello, tienes un problema desde el inicio del proyecto. El artista debe tener mentalidad y visión de ir a Eurovisión. Además tiene que ser un artista flexible y con capacidad de adaptación y de escuchar sugerencias. También es importante la proyección internacional y recurrir a Eurovisión para lograr ese objetivo ya que, en el caso de nuestros artistas, de otro forma sería más difícil”, plantea y reconoce que la situación de la televisión pública búlgara no es fácil, Eurovisión no es muy popular en el país y los jóvenes talentos no quieren ir. En su opinión, “es importante convencer a estos artistas, que van a trabajar en equipo y que la delegación los va a apoyar, porque si el artista y la delegación se enfrentan y no reman en la misma dirección, el éxito jamás va a llegar. A parte del artista, es importante, como venimos diciendo, la canción, la escenografía, una buena estrategia de comunicación y trabajar en un equipo unido”.

Y así es como se ha trabajado con Victoria. “Es importante crear comunidades en torno a la cantante en diferentes países. Esa es la victoria real en Eurovisión, que la gente escuche tu música y te apoye. El resultado en el festival también es importante, pero ganar no lo es todo, ya que sólo 1 de 39 países lo hará. Eurovisión no es el final del mundo. Si fallas, te levantas y continuas. Ganar es, en definitiva, trabajar bien y estar orgulloso de tu trabajo”, sentencia Ivanov.

EN EL CORAZÓN DE BULGARIA CON VICTORIA

La delegación búlgara en Eurovisión organizó un viaje de prensa a finales de abril con los principales medios de Eurovisión europeos para conocer Sofía y Plovdiv de la mano de una anfitriona de lujo, la propia Victora. Eurovision-spain.com viajó hasta Bulgaria para conocer a la joven artista, charlar con ella y con todo el equipo de la delegación, además de visitar los rincones más emblemáticos, históricos e increíbles de las dos principales y más turísticas ciudades del país.

Conversación

2
TOP
0
11/05/2021

Es el artículo más interesante que he leído sobre ESC. Queda muy claro que a TVE le queda mucho trabajo por delante para alcanzar el éxito y,a día de hoy ,estamos a años luz de conseguirlo.Me gustaría saber qué opina el Dpto de Entretenimiento de nuestra televisión pública sobre esta forma de trabajar.

4
TOP
0
11/05/2021

Es una delicia la delegación bulgara. Para mi la quisiera.

5
TOP
0
10/05/2021

Interesante!

2
TOP
0
10/05/2021

Destaco algunas frases: "tenemos claro que si no tienes la canción adecuada nada va funcionar sobre el escenario de Eurovisión”, “tienes una canción y lo que hay que hacer es preguntarse a uno mismo si funcionará con el público, con el jurado y si se convertirá en un hit”, "estudiamos si la canción es visual, algo muy importante en Eurovisión", “si el artista y la delegación se enfrentan y no reman en la misma dirección, el éxito jamás va a llegar" Y así es como se consigue un top y no un bottom

3
TOP
0
10/05/2021

¿Y no habrá nadie en tve que sepa leer y se entere de estas cosas?

0
TOP
0
10/05/2021

Lo primero felicidades por la entrevista y lo segundo que envidia de delegación, se ve que tienen las cosas claras no como RTVE que va improvisando sobre la marcha.

4
TOP
2
09/05/2021

Da gusto ver este tipo de reportajes que nos demuestran como trabajan algunas delegaciones y poder compara despues con la nuestra. De esta forma quedan muchas cosas claras

6
TOP
0
09/05/2021

Y dicho esto España jamás de los jamases ganará eurovision. Bueno si hay una posibilidad, que sea el único país que se presente al concurso o que a todos los países les de cagalera y no puedan salir a actuar.... Gran artículo y sobretodo gran lección. No sé si ganará o no, pero un gran papel en el festival está más q asegurado. A ver qué inventa Martin para España. :(