España

La historia desconocida del Festival de Benidorm, de la mejor arma propagandística del Franquismo a su condena al olvido

Repasamos el nacimiento, auge, caída y olvido del festival de la canción más emblemático de España que inspira la nueva preselección de TVE para Eurovisión
Vicente Rico. Enviado especial a Benidorm · Fuente: Eurovision-Spain.com
El Festival de Benidorm y su historia. Ayuntamiento de Benidorm
festivalbenidorm.blogspot.com
Publicado el día 22 de julio de 2021
festivales_benidorm_02-scaled
Festival de Benidorm (www.tuguiadeviaje.travel)

La historia desconocida del Festival de Benidorm, de la mejor arma propagandística del Franquismo a su condena al olvido

Fragmento dedicado a Benidorm en Pasa La Vida, narrado por María Teresa Campos y Escrito por Elvira Lindo

Hace menos de una semana nos llevábamos la sorpresa del verano. TVE anunciaría hoy, en pleno mes de julio, su nuevo proceso de selección para Eurovisión. Y la presentación de dicho proyecto tendría lugar en una rueda de prensa por todo lo alto en la ciudad alicantina de Benidorm. Blanco y en botella, horchata.

Rápidamente nuestras mentes viajaron por el tiempo, nos pusimos a desclasificar archivos, llamamos a diestro y siniestro, y tras una ardua tarea de investigación, y alguna que otra inocentada, descubrimos el gran misterio: El Festival de Benidorm. Y cómo es posible que todos, o una gran mayoría de nosotros, solo tengamos algún vago recuerdo o únicamente conozcamos de oídas tan magno evento, y realmente no sepamos absolutamente nada de ello.

Y como todo en esta vida tiene solución, incluyendo la larga travesía por el desierto de TVE en Eurovisión, os vamos a contar una historia.

EL FESTIVAL ESPAÑOL DE LA CANCIÓN

1958. Domenico Modugno y su inolvidable Nel blu dipinto di blu, conocida popularmente como Volare, gana el Festival de la Canción Italiana de Sanremo, representa a la RAI en Eurovisión y se convierte en la canción más vendida del mundo. Y no solo eso. La ciudad costera de Sanremo también se hace un hueco en el mapa en los inicios del turismo de masas.

En este contexto y durante una tertulia nocturna veraniega en el famoso Quiosco El Tío Quico de Benidorm, el Alcalde Pedro Zaragoza Orts, el Director del Gabinete de Prensa de la Secretaría General del Movimiento, Carlos Villacorta, y el Jefe de la Secretaría Técnica de Radiodifusión del Movimiento y Director de La Voz de Madrid, Teodoro Delgado, fantaseaban con la idea de replicar el festival italiano en este pueblo pesquero alicantino que, por aquel entonces, tenía alrededor de 5.000 habitantes.

Solo un verano después, en julio de 1959, nacía el I Festival de la Canción La Voz de Madrid. La sede, el Manila Park. El extraño nombre del certamen se debe a que La Voz de Madrid era la filial principal de la promotora, la Red de Emisoras del Movimiento (REM), un organismo de radios musicales de onda corta que compartían la obligación de conectar con los informativos de Radio Nacional de España.

Se recibieron nada más y nada menos que 1.335 candidaturas y se estableció el trofeo principal, la icónica Sirenita. Las crónicas de la época también recogieron que el Príncipe Juan Carlos de Borbón de 23 años se encontraba en la localidad y, según el ABC, “mostró desde el primer día un interés decidido por asistir a la noche final”.

La ganadora de esta primera edición, Un telegrama, interpretada en dos versiones por Monna Bell y Juanito Segarra como era costumbre en la época, se convirtió en un exitazo que traspasó fronteras hasta Latinoamérica, Francia, Italia o Portugal. Tanto es así que se hicieron más de medio centenar de versiones. Pedro Zaragoza Orts reconoció cinco años después que “la promoción turística de Benidorm tuvo en el festival un gran gestor”.

1959: Monna Bell - "Un telegrama"

LOS AÑOS DORADOS

Los años grises de la historia reciente española coincidieron con los dorados del Festival de Benidorm que podemos ajustar, mas o menos, entre la primera edición de 1959 y la decimoséptima en 1975. Tras la exitosa puesta de largo, varias ciudades andaluzas quisieron arrebatar la organización del concurso y se multiplicaron las réplicas de la réplica dentro y fuera de España, como en Viña del Mar en Chile, donde se ha mantenido vivo hasta nuestros días. Se dice que el Ayuntamiento benidormí solo podía ofrecer 70.000 pesetas a la REM, una cantidad inferior a otras localidades sureñas, pero se tiraron el farol de que si llovía durante la celebración elevarían la cifra a 5 millones de la época.

Las televisiones francesa, italiana y portuguesa estuvieron presentes en la segunda edición de 1960 y en la tercera de 1961 comenzaron a realizarse intercambios musicales. Así, artistas como los eurovisivos portugueses Antonio Calvario (1964), Simone de Oliveira (1965 y 1969) y Madalena Iglesias (1966) vinieron a cantar a Benidorm y los nuestros también viajaron a la adaptación lusa, el Festival de Figueira da Foz. Para 1964, Benidorm se veía en países como Estados Unidos o Reino Unido, y se intentó lanzar una versión iberoamericana promovida entre españoles y chilenos que quedaría en agua de borrajas debido a las dificultades logísticas. Lo lograría TVE en 1972 con la también desaparecida OTI. Las ciudades de Benidorm y Viña del Mar, no obstante, se hermanaron en 1967, un papel mucho más fácil de firmar.

Las autoridades locales habían conseguido sobradamente su objetivo promocional y turístico. Y las franquistas también. La propaganda de la dictadura brillaba en su máximo esplendor y todos los gerifaltes del régimen asistían con sus mejores galas a las ídem, entre otros invitados de boato, a la vez que intentaban meter mano en la organización hasta estrangularla. A Carmen Polo, de hecho, se le agasajaba anualmente con recopilatorios con los temas más exitosos.

Lo “español” incluso estuvo recogido en las bases. “Se trata de conseguir y crear una canción moderna innegablemente española, una canción que no pueda confundirse con melodías de otros países, es decir, que tenga un sello característico de lo español, buscado más allá de la posible transformación de lo folklórico en música ligera”, rezaban. En esta prehistoria también se afianzó el formato clásico de Benidorm con dos semifinales y una final, jurados regionales y la exhibición de grandes estrellas nacionales e internacionales.

TVE emite su primera edición en directo, la octava, en 1966, y las crónicas alrededor del festival se leen antes, durante y después del mismo. La organización, en su afán por mantenerse a la moda, se aleja poco a poco del espíritu cañí y se acerca a la canción ligera, instaura el Premio de la Crítica e incorpora a jurados más jóvenes para llegar al público generalista. Los triunfos más sonados de esta década son de dos debutantes, Raphael con Llevan en 1962 y Julio Iglesias con la mítica La vida sigue igual en 1968. Probablemente ese año, el Festival de Benidorm alcanzó la cima de su popularidad, en plena “primavera”.

Las discográficas se mataban para que sus artistas canten ante los micrófonos de la REM, los medios hacían recopilatorios de antiguos ganadores, TVE emitía especiales con las mejores actuaciones e incluso se rodaban películas como Melodías de hoy de 1960, con música del omnipresente Augusto Algueró, Festival en Benidorm de 1961, protagonizada por Conch(it)a Velasco, o La vida sigue igual de 1969, inspirada en la vida de Julio Iglesias y protagonizada como no podía ser de otra manera por él mismo. Y, a pesar de las críticas anuales de cierto sector de la prensa, el propio festival gana prestigiosos galardones como los Ondas y Antena de Oro.

1962: Raphael - "Llevan"
1968: Julio Iglesias - "La vida sigue igual"

SPAIN IS DIFFERENT

El dictador muere en 1975 y los cambios que se vislumbraban en la sociedad española comenzaron a hacerse patentes. TVE emite la primera edición a color en 1976, pero las canciones a concurso cada vez tenían menos recorrido e incluso las ganadoras no sonaban como antes. La calidad de los temas caía en picado de la mano de la fama de los participantes. Las estrellas invitadas, por el contrario, sí seguían manteniendo un perfil muy alto como Boney M, Raffaella Carra o Rocío Jurado. Ya en 1977 se lleva el montaje por primera vez al nuevo Benidorm Palace, lo que permite reducir los costes de producción, a la vez que empiezan a surgir voces en contra del gasto que supone la organización y se evidencia el desinterés de las autoridades que se pasan de unos a otros la patata caliente. La muerte anunciada llega en 1979, prescrita por la reconversión de la REM, un argumento que no convence a muchos, pero la verdad es que tampoco le interesaba a demasiados.

El festival revive en 1980 y se ponen a prueba diversas fórmulas, por ejemplo ese mismo año se pasa a junio y el siguiente a octubre, para potenciar el turismo fuera de temporada. En 1982 se llega a un acuerdo con la heredera Radiocadena Española para modernizar y promocionar el evento, se contrata a Uribarri para el cartel de invitados y se trae a toda la jet set como espectadores. En 1983 se intenta un formato de exhibición, no competitivo, pues a las discográficas les interesaba más actuar, sin riesgos, que competir. Ninguno de estos tratamientos hace efecto y el festival se vuelve a enterrar en 1984. En 1985, Benidorm resucita y se recupera el concurso, se centra en la movida e incluso se invita a megaestrellas como Joe Cocker, pero el público dio la estocada definitiva.

EL ÚLTIMO SUSTO

El Festival de Benidorm, a pesar de haber sido uno de los eventos musicales más importantes de España, por no decir el mayor, desaparece por arte de magia, no sólo por su cancelación, sino por su olvido popular. La alcaldía del inefable Eduardo Zaplana se propuso recuperar a partir de 1992 el archivo del certamen y, por si fuera poco, lo devolvieron a la vida a través de la autodenominada Pantalla Amiga, Telecinco. Allí se emitió cuatro años, con más pena que gloria, siendo especialmente recordado el debut sobre las tablas de Jesulín de Ubrique y su clásico Toda en 1996. Sobran las palabras, que diría Braulio. En el capítulo de curiosidades, Pablo Motos ganó en 1993 como compositor de Sabed, amigos para Romero y Sus Amigos y Rosana le sucedió en 1994 con Fuego y miel para Esmeralda Grao.

Posteriormente, regresó a su antigua casa, TVE, donde sobrevivió ocho ediciones más, destacando los triunfos en el 2000 de Alcanzarás la luna de Alazán, tras pasar poco antes por Eurocanción y protagonizar el que probablemente haya sido el único éxito comercial de esta tercera etapa, y Coral Segovia con la bonita Maldito Corazón en 2005. En su agónica despedida, se internacionalizó en 2004, si bien el revulsivo no pasó del rótulo. TVE se desentendió en 2006 y Canal 9 en solitario puso el punto (y aparte) ese mismo año.

2000: Alazán - "Alcanzarás la luna" (Eurocanción)
2005: Coral Segovia - "Maldito corazón"

BENIDORM Y EUROVISIÓN

El Festival de Benidorm, a pesar de lo publicado por algunos medios, nunca tuvo relación con Eurovisión. Si es cierto que el alcalde Jaime Barceló ofreció a TVE adelantar a enero de 1969 la edición en curso para que el ganador fuese el anfitrión en el Teatro Real de Madrid. La pública, en su lugar, se sacó de la manga su propio “Festival de la Canción Española” que solo tendría dos temporadas, la de Vivo Cantando, con Salomé elegida a dedo, y la de Julio Iglesias y su Gwendolyne.

Numerosos eurovisivos, no obstante, se presentaron previamente en Benidorm como José Guardiola, Karina, Jaime Morey y autores como el Dúo Dinámico, además de los ya mencionados. Después llegarían Braulio, José Vélez, Betty Missiego, Bacchelli, La enésima formación de La Década, Mikel Herzog o Barei y compositores como Alejandro Abad.

Fuera de competición, Massiel actuó como estrella invitada en 1968 tras su triunfo en Eurovisión, y Serrat hizo lo propio un año después, interpretando siete canciones, dos de ellas en catalán, lo que despertó cierta polvareda. Salomé también visitó la ciudad alicantina en 1969, y su compañero de edición, el niño monegasco Jean Jacques, en 1970. También estuvieron los locales Conchita Bautista, Sergio y Estibaliz, Paloma San Basilio y Cadillac, la italiana Iva Zanicchi o los daneses Mabel.

2001: Dos Puntos (Barei) - "Abrazo del tiempo"

Conversación

0
TOP
0
30/07/2021

Fácil entender el porqué de tan pocos recuerdos. La mayoría sois muy jóvenes lo que no implica que se tenga un mínimo de cultura musical. Benidorm fue el más grande de los festivales que hubo en este país, con grandes canciones e intérpretes. Hubo otros como el de Mallorca o el del mediterráneo que estuvieron casi a su altura pero nunca llegaron a ser tan grande. Así que, por favor, un poco más de cultura musical. Que parece que fuera de eurovision de los últimos años no existe nada más.

0
TOP
1
24/07/2021

Magnífico trabajo Vicente, creo que es importante, ya que en los próximos años Benidorm va a ser la fuente eurovisiva por parte de España que se conozcan sus orígenes y su historia posterior, aunque a la gente no le interese demasiado, efectivamente Spain is different

9
TOP
2
24/07/2021

Hay que temer más a que nos intoxiquen de canciones del Disco Estrella o Caribe Mix y que el público vote a la diva gritona trasnochada con la enésima cancion de desamor que los jurados europeos "nos votarán bien".

9
TOP
2
24/07/2021

Con todos mis respetos, ¿qué problema hay a que suene al sur? Os recuerdo que el flamenco es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y es nuestro y debemos protegerlo y ponerlo en valor. Es cierto que personalmente no me gustaría ver un flamenco pop o cualquier producto fusionado de coctelera pero sí un flamenco puro de la mano de, por ejemplo, Estrella Morente. Solo espero que salga bien y que Benidorm sea un producto atractivo, moderno y actualizado.

2
TOP
0
23/07/2021

Es una gran idea!!! En España hay grandes compositores y artistas que pueden demostrar su talento en Benidorm.

3
TOP
3
22/07/2021

Miedito da todo esto. Porque como sigan realizando galas como las que han hecho en los últimos años apaga la luz y vamos. Donde interesa más la opinión del primo del abuelo del tío que la música o los compositores. Donde se inventan supuestas sorpresas que dan vergüenza. Donde las puestas en escena parecen sacadas de la televisión de Burkina Faso ( y con perdón a Burkina Faso, que seguro que tiene más nivel ). Mientras la mentalidad no cambie da igual.. Y de la música mejor ni hablamos...

3
TOP
2
22/07/2021

Y ojo, que nadie se lo tome a mal, que a mí hay canciones con sonido típico " español" que también me gusta. Pero me da mucha rabia que en esos concursos sale uno/a cantando estilo flamenco y ya me giro rápido.

3
TOP
2
22/07/2021

Uffff yo viendo estos vídeos, estas canciones, estos presentadores típicos de tve......miedo me da este festival , o le dan un giro total a esto y lo modernizan y buscan un jurado internacional y que vote sin llevárselo a su terreno personal ( como pasa en los concursos de música en España, que solo porque suena al sur y ellos lo son , ya les vota, léase Paz Padilla, Rosario, Bisbal, Manuel Carrasco, Pantoja...etc) o me veo cada año con el mismo perfil de representante.