E-S

El Panel: Nuestro equipo valora los temas de Georgia, Chipre, Noruega, Estonia, Suiza, Grecia, Croacia y Polonia

12 miembros de Eurovision-Spain valoran (y puntúan) las canciones de Tornike Kipiani, Elena Tsagrinou, Tix, Uku Suviste, Gjon’s Tears, Stefania, Albina y Rafal.
Vicente Rico · Fuente: Eurovision-Spain.com
Publicado el día 03 de mayo de 2021
gjon's tears 4
Gjon's Tears (Eurovisión)

El Panel: Nuestro equipo valora los temas de Georgia, Chipre, Noruega, Estonia, Suiza, Grecia, Croacia y Polonia

Eurovision-Spain estrena una nueva sección previa a la inminente 65ª edición de Eurovisión que se celebrará los próximos 18, 20 y 22 de mayo en el Ahoy de Róterdam y en la que 12 de nuestros redactores y colaboradores opinan y votan a las canciones del festival. Al finalizar cada uno de los cinco capítulos de este especial se realizará una clasificación provisional que, a su vez, irá conformando el top 39 definitivo de nuestro equipo.

El panel, formado por Alonso Pérez, Daniel Adell, Emma Izquierdo, Eneko Cassi, Fran Bautista, Javi Regalado, Juan Manuel García, Lucas Vaquero, Milena González, Sandra Manzano, Sergio Castrelo y Vicente Rico, analiza en esta ocasión las candidaturas de Georgia con You de Tornike Kipiani, Chipre con El diablo de Elena Tsagrinou, Noruega con Fallen Angel de Tix, Estonia con The Lucky One de Uku Suviste, Suiza con Tout l’univers de Gjon’s Tears, Grecia con Last Dance de Stefania, Croacia con Tick-Tock de Albina y Polonia con The Ride de Rafal.

Georgia 2021: Tornike Kipiani - You

Alonso Pérez: Si Tornike saliera en Tinder seguro que le gustaría el senderismo y tendría una foto haciendo Esnórquel. Se puede apreciar su amor por la naturaleza en esta canción con letra sencilla y de fácil retención. Ha cambiado por completo de registro con respecto al año anterior y lo que consiga transmitirnos con este tema, fácilmente olvidable, tendrá que hacerlo a través de una puesta en escena donde se lo juega todo. Le deseo mucha suerte. Nota: 5

Daniel Adell: Lo siento pero voy a ser directo: es mi último. No concibo que una delegación haya creído que esta candidatura es competitiva. Entiendo que él tiene un estilo muy propio, pero la canción es anodina, y lo más irrelevante que he escuchado en mucho tiempo. Por valorar algo positivamente: la letra es bonita. Nota: 4

Emma Izquierdo: El país caucásico trae una canción que, aunque es bonita y demuestra el potencial vocal de Tornike Kipiani, pasa muy desapercibida entre otras baladas de la edición, y no le valdrá para destacar lo suficiente como para quedar en la memoria del espectador, ni en la de la mayoría de los eurofans. Nota: 4

Eneko Cassi: Una pena que una gran voz como la de Tornike se desperdicie con una canción tan sosa que no despierta interés alguno. La candidatura del 2020 era muchísimo mejor y con más fuerza. No pasa a la final, así que solo sufriremos una sola vez en la semifinal. Nota: 2

Fran Bautista: No puedo menos que elogiar la actitud de Tornike hacia Eurovisión. Ha decidido pasar de todo, dicho en el buen sentido, no como cierta responsable de cierta delegación, y mandar la canción que le ha dado la gana. Igualmente, me gustaría que le hubiera dado la gana mandar un tema un pelín menos plano. De hecho, algo en la línea de Take Me As I Am me habría hecho muy feliz. Era una cosa rara, pero con mucha personalidad, mientras que You es muy poco innovadora y excesivamente predecible, y ni el coro ni el precioso videoclip consiguen que remonte mucho en mi top. Eso sí, aprueba sin problemas. Nota: 5

Javi Regalado: Vaya por delante que yo soy un baladista de toda la vida. No soy sospechoso, pues, de descartar canciones por lentas, ni de tildar de aburridos a todos los temas que no me hagan mover el esqueleto. Más bien al contrario. Y, sin embargo, hay algo en esta que me resulta absolutamente soporífera. Creo que es la combinación de una melodía absolutamente simple y previsible, un tempo demasiado lento y una letra que parece de instituto. Una propuesta sin duda excesivamente arriesgada que, a pesar de la buena voz de Tornike, vamos a ver una sola vez en escena. Nota: 3

Juan García: Carne de semifinal. Me pregunto hasta qué punto estará satisfecho el compositor con una letra y unos arreglos que podría haber realizado un adolescente al que le acaba de dejar el amor de su vida del que se enamoró apenas tres semanas antes. Lenta y soporífera, a gritos irrelevante y sin opciones. La opción perfecta para ir al baño. Hasta Tornike lo sabe. Nota: 1

Lucas Vaquero: Por segunda vez consecutiva han desaprovechado el vozarrón de Tornike. El tema es mejor que la bizarrada del año pasado, lo cual tampoco era muy difícil, pero no tiene absolutamente ninguna opción de destacar. Tampoco acaba de transmitirme mucha emoción, lo que se supone que suele ser el punto fuerte de las baladas. Ojalá Georgia se reubique pronto en el festival, pero dudo mucho que este año les sonría la suerte. Nota: 5

Milena González: Canción bastante sosa, con letra fácil y escuchada demasiadas veces y francamente olvidable. El día de su presentación me desconcertó muchísimo, no sólo por el cambio de género musical, sino también por la bajada de calidad, ya que Take Me As I Am era algo rompedor e incisivo, mientras que You es una apuesta blanda y mediocre. Nota: 4

Sandra Manzano: Él tiene muy buena voz pero, en líneas generales, esta candidatura no me aporta nada. La canción de este año me gusta más que la de la pasada edición, pero no termina de convencerme. Nota: 4

Sergio Castrelo: No es un tema falto de calidad, pero pasa y pasará desapercibido a lo largo de toda la edición. Es una canción que he escuchado completa por primera vez para poder hacer un juicio de valor justo, pero sigo sin empatizar nada con ella. No termina de despuntar en su versión de estudio y dependerá totalmente de la ejecución en directo de Tornike. Nota: 5

Vicente Rico: Tornike Kipiani es uno de los mejores vocalistas de Eurovisión 2021 (y 2020), pero se ha equivocado por completo de apuesta, especialmente este año en el que todos necesitamos justo lo contrario. La estrategia previa de autobombo y presentarse prácticamente al final de temporada tampoco a ayudado a amortiguar la decepción. Para colmo de males, su actitud pretenciosa, algo que ya exhala la canción en sí, ha terminado de echar por tierra todo. Nota: 2

NOTA MEDIA: 3,7

Chipre 2021: Elena Tsagrinou - El diablo

Alonso Pérez: En una encuesta de Twitter en la que RT fuese la elección celestial y MG la demoníaca, yo apretaría el botón del corazón después de esta pedazo de entrada. Que sí, que suena a Gaga y a todo lo que queráis, pero este exitazo nos encanta y nos ha recordado que nunca viene mal un buen petardeo para alegrarnos el día. ¿Cuántos años tienen que pasar para nombrar a Chipre como “Reino de Divas”? Yo solo espero que ningún exorcista venga a romper la magia infernal de Elena y así podamos verla en la primera mitad de la tabla en la final de Eurovisión. Nota: 10

Daniel Adell: Dentro del rango de canciones explosivas, me parece la mejor del año. Tiene un halo distinto y lúgubre que la hace genuina y especial. Ella sabe moverse y, por la PrePartyES, tiene pinta de desenvolverse bien vocalmente. Ojalá le hagan una escenografía a medida, cuidada, pero sin pasarse, porque puede llegar muy lejos. El coro de niños satánicos me da la vida. Nota: 10

Emma Izquierdo: Elena Tsagrinou trae lo que el mundo eurofán esperaba Chipre, especialmente, tras su desapercibida candidatura de 2020. El Diablo es una canción que bien podría sonar en radios de todo el mundo y que, sin duda, conseguirá destacar en el postfestival. Nota: 8

Eneko Cassi: Chipre vuelve a repetir fórmula. Tras la Foureira y Tamta llega Elena y su maravillosa mamarrachada. Su directo parece bastante flojo, pero si le pone energía, bailoteo y tres chulos chipriotas se gana el televoto de calle. No hay duda que la veremos en la final. Nota: 9

Fran Bautista: Yo me considero muy probaladas y muy antidiva, hasta que aparece Chipre con una petardada y me desmonta todos los esquemas. El Diablo es un temazo, una de las canciones con más potencia de esta edición y una de las que mejor podría funcionar a nivel comercial. Solo pongo dos pequeñas pegas: la primera, creo que es un sonido ya un poco trillado, de hecho, no han faltado las comparaciones con muchos temas “parecidos”; y la segunda, mi añoranza por las candidaturas chipriotas de los 90. No estaría mal que algún año volvieran a apostar por algo más étnico. Nota: 8

Javi Regalado: Producción efectista que, con una buena puesta en escena, puede quedar resultona y captar bastantes votos. Lo que ocurre es que el estribillo es muy parecido al de Bad Romance de Lady Gaga. No cuestiono que haya artistas que se inspiren en otros, es algo que se ha hecho siempre y bien hecho está. Sin embargo, si vas a inspirarte en una canción archiconocida de una cantante archiconocida, es mejor que no se note mucho, y aquí se nota demasiado. Chipre sigue en su línea de canciones bailables, con gancho, y una letra que nuevamente acude al fuego entre tú, que eres un malote, y yo, y podría funcionarle siempre y cuando la gente no se dé cuenta del tema que realmente respira detrás. Nota: 6

Juan García: Los chipriotas tientan a la suerte dándole una nueva vuelta de tuerca a la fórmula que les valió el segundo puesto en Lisboa, pero del que sacaron escaso rédito en Tel Aviv. Discotequera, pegadiza y actual, pero quizás suena ya demasiado familiar. Nota: 7

Lucas Vaquero: La estrategia de Chipre en Eurovisión no puede ser más clara: adoptar un perfil musical característico y reconocible que les permita asegurarse el favor de los eurofans año tras año y, si no una victoria, al menos sí un resultado decente. Elena Tsagrinou nos trae un tema puramente pop y sin complejos, no en vano, todas las comparaciones con Lady Gaga. A mí me gusta, pero perfectamente podría haber encajado en el festival de 2011, y no ha aprovechado ninguna de las evoluciones o nuevas tendencias que han inundado el género durante la última década. Nota: 7

Milena González: El Diablo es uno de esos temas que entran genial a la primera, algo que Chipre está haciendo muy bien en los últimos años, menos en 2020. Lo que más dudas me generaba de esta candidatura era el directo de Elena, las cuales se han despejado después de su actuación en la PrePartyES. Y la verdad es que coincido totalmente con el lema de que, en el caso de que haya que “inspirarse” en un artista, que sea en Lady Gaga. Nota: 8

Sandra Manzano: Me encanta. Una canción pop que suena súper fresca y actual. Además, Elena ya nos ha demostrado que tiene una voz espectacular y sabrá defender el tema muy bien. Nota: 7

Sergio Castrelo: Y ya van tres. La delegación chipriota parece que se encuentra cómoda en terreno de las “divas” con temas potencialmente bailables y de estribillo pegadizo. El único inconveniente es que es inevitable establecer una comparación con sus predecesoras y, aunque considero que supera a Replay; Eleni sigue muy presente en la memoria. Tal vez El Diablo innove en su manera de ser presentada al público y ese sea su as en la manga. Nota: 7

Vicente Rico: Más allá de todas las evidentes inspiraciones habidas y por haber en lo musical y lo visual y, a su vez, la propia falta de inspiración, hay algo que también es muy evidente, y es que Chipre está poniendo todos los medios a su alcance para ganar Eurovisión. La isla también ha conseguido algo tan difícil como crear su propia marca y diferenciarse entre aproximadamente 40 países, de hecho, lo ha logrado aportando un sello que perfectamente podría identificar a España aprovechando que aquí estamos a por uvas. Elena Tsagrinou es una gran artista, superior a otras de su mismo perfil, y El Diablo está llamado a ser uno de los grandes éxitos populares de la edición. Nota: 9

NOTA MEDIA: 8,0

Noruega 2021: Tix - Fallen Angel

Alonso Pérez: Muchos de nosotros nos sentimos confusos después de que nuestras favoritas Raylee y KEiiNO se quedaran por el camino en el MGP. Ahora toca analizar a Fallen Angel como representación oficial de Noruega y, a simple vista, no me produce ningún tipo de interés especial. Como canción está bien, pero no es todo lo genial que debería para destacar en un festival donde compite con muchos otros temazos. TIX lo hace genial y el vestuario y la escenografía acompañan, así que a ver qué puesto consigue llevarse a casa. Nota: 6

Daniel Adell: Esta propuesta me ha terminado ganando con el tiempo. Reconozco que me ha conmovido la historia de Tix, pero la canción me parece buena por sí misma. Probablemente es la más radiable y comercial de este año. La escenografía, aunque un pelín recargada, tampoco me parece detestable como a muchos. Yo confío en que hará un buen papel en Róterdam. Nota: 9

Emma Izquierdo: Fallen Angel es como volver a principios de los 2000 y recordar las canciones más memorables de Robbie Williams. Tix consigue recuperar este sonido sin caer en la peligrosa tentación de sonar a música pasada de moda o a copia barata. Aunque el descarte de Keiino nos dolió a muchos, Noruega eligió bien. Nota: 8

Eneko Cassi: Tix es la típica actuación que desconcierta, puede parecer un cuadro barroco y terminar convirtiéndose en un “Dark Horse”. Quizá dé la sorpresa y se cuele en la final, aunque lo tiene difícil en la primera semifinal, pero su canción se graba en la cabeza y no es fácil sacarte su imagen de la retina. Nota: 6

Fran Bautista: El MGP ha sido la preselección con más nivel del año, y Tix se plantó allí con sus gafas, sus alas y sus demonios dando brincos, y acabó imponiéndose incluso a los todopoderosos KEiiNO. Y es que, independientemente de su fama en Noruega, Fallen Angel es un temazo de los que podrían sonar en la radio, en la banda sonora de una serie o en el cumpleaños de Agnette, tu amiga noruega del Erasmus. No le costará destacar, incluso en la complicada primera semifinal, porque es la única canción de ese estilo y una de las pocas voces masculinas, y yo no descarto que arañe suficientes votos como para acabar en la parte izquierda del marcador. Nota: 9

Javi Regalado: En esta canción hay dos fuerzas opuestas. Por un lado, tenemos un tema, para mi gusto, estupendo. Una composición que sin alardes se desliza tranquilamente de principio a fin, es agradable de escuchar y adaptable a la radiofórmula, y no me sorprendería verla arriba del todo. Me recuerda algo a Running Scared, más en las sensaciones que produce que en la melodía, solo que esta está bastante mejor cantada. La letra es convencional sin caer en tópicos ni clichés excesivos. En cambio, la fuerza que tira hacia abajo es esa delirante escenografía que no tiene nada que ver con el tono de la canción y te predispone a una mamarrachada. De las mayores incógnitas de la edición. Nota: 8

Juan García: Un medio tiempo tan insulso como su propia letra. Noruega opta por renunciar a cualquier posibilidad de competir con un tema irrelevante que no aporta novedad alguna. Con un poco de suerte, la puesta en escena de la preselección solo fue un mal sueño y no se trasladará al escenario de Róterdam. Nota: 5

Lucas Vaquero: Personalmente, me gusta bastante el rumbo que este año ha tomado Noruega apostando por un cantante localmente conocido, un tema que, sin salirse de la ortodoxia pop, no acostumbra a verse por Eurovisión, y por una estética que, cuanto menos, derrocha personalidad. A mí me gustó la canción desde que la escuché en la primera semifinal del MGP y no me enteré de su drama personal hasta semanas más tarde. Nota: 8

Milena González: Sí, la puesta en escena es aterradora. Sí, la letra está llena de clichés. Sí, suena un poco a 2005. Pero a mí me gusta. El estribillo es pegadizo y al terminar de escucharla siempre me apetece volver a ponerla. De hecho, es mi canción de Eurovisión 2021 más reproducida y estoy segura de que TIX será uno de los artistas que seguiré una vez termine la edición. Nota: 9

Sandra Manzano: Una de mis favoritas este año. La letra de la canción me parece una preciosidad, pero lo que más me gusta es el sentimiento que le pone TIX a su actuación. Nota: 9

Sergio Castrelo: Una de las candidaturas cuya elección me sorprendió más en su momento. La trayectoria del cantante en su patria, quizá, tuvo más peso que la propia propuesta y no sé si el público europeo conectará de la misma manera durante los 3 minutos de su actuación. Fallen Angel me transporta a esas canciones de estrellas de pop adolescente. Nota: 5

Vicente Rico: Esta es una de esas candidaturas con las que tienes que justificar una opinión para que no parezca que dices lo que no estás diciendo, entonces comienzo por opinar que la historia de TIX me parece una de las más interesantes de la edición y siento mucha empatía por él. A partir de aquí, no me gusta su canción y mucho menos su actuación, y me parece imposible que por criterios más o mejos objetivos alcance el top 10 en su reñidísima semifinal, pero peores cosas se han visto y escuchado. Si lo logra, me alegraré por él y sus fans. Nota: 4

NOTA MEDIA: 7,2

Estonia 2021: Uku Suviste - The Lucky One

Alonso Pérez: Uku fue “The Lucky One” al representar de nuevo a su país en el festival tras una preselección donde había mejores propuestas que la suya. La presentación de Estonia no está mal, a todos nos convenció que se tirara a la piscina en medio de su actuación y a veces siento la presencia de Sergey Lazarev, pero todo es demasiado estático y espero que esto mejore de cara a su gran momento en Róterdam. Nota: 6

Daniel Adell: Uku es un cantante con mucha proyección que no consigue encontrar su hueco en la música. Casi siempre lleva canciones mediocres y la de este año no es menos. Se nota que estaba guardada en un cajón de Kirkorov y se la dio para volver a presentarse al Eesti Laul y ganar. No diría que es mala, pero tampoco buena, y eso en Eurovisión pasa factura. Nota: 6

Emma Izquierdo: Aunque han mejorado su propuesta con respecto a la del año pasado, Estonia se queda muy lejos de sus candidaturas más recientes, especialmente de las más potentes como La forza. Nota: 5

Eneko Cassi: Uku, que parece salido de La isla de las tentaciones, tiene una buena voz y mucha presencia, pero su canción es otra más que se pierde entre la marea de balada y medios tiempos. No le auguro buen puesto en la semifinal para desgracia de nuestros ojos. Nota: 5

Fran Bautista: Después de haber visto muchos tops, tengo que invocar a la gran Thalía Garrido para opinar sobre esta canción porque: a mí me gusta. ¿A lo mejor porque Estonia es uno de mis países fetiche? ¿O porque ganó el Eesti Laul, seguramente, mi preselección favorita? ¿Acaso está ejerciendo Uku alguna influencia extramusical sobre mí? Prometo que escucho The Lucky One con más atención que cualquiera de las otras candidaturas de este año para dar respuesta a todas estas preguntas y cada una de las veces me reafirmo en que es de mis favoritas. Nota: 8

Javi Regalado: Hay canciones que, de puro intrascendentes, se hace hasta difícil escribir sobre ellas. Personalmente, no me dice absolutamente nada. La habré escuchado 10 o 12 veces y la olvido inmediatamente. También pertenece a ese género “intenso-eurovisivo” que tiñe las actuaciones y los videoclips de un azul oscuro y grisáceo y donde, después de Kristian Kostov, ninguno ha conseguido aportarme nada. La letra habla de un amor roto e irrecuperable. Sin más. Nota: 4

Juan García: ¿La buena planta y la voz de Uku Suviste podrá compensar las carencias de su propuesta? Ritmo y arreglos envolventes, hasta cierto punto intrigantes, pero que no terminan de solidificarse en un tema suficientemente atractivo y pegadizo que corre el riesgo de pasar inadvertido sin la correspondiente puesta en escena que consiga hacerlo destacar. Nota: 6

Lucas Vaquero: El Eesti Laul repite todos los años el mismo patrón: un nivel musical impresionante, con muchos temas atrevidos y originalísimos y muchos de ellos en estonio, para que al final acabe ganando la radiofórmula más típica y manida. Un hartazgo. La canción, sin ser una maravilla ni muchísimo menos, es más digerible que la de 2020, pero qué gozada habría sido escuchar a la auténtica joyita de Jüri Pootsmann en Eurovisión. Él también se merecía su segunda oportunidad. Nota: 6

Milena González: No sé exactamente por qué, pero nunca consigo cogerles el punto a las canciones que presenta Uku Suviste al Eesti Laul, tanto estos dos años como en anteriores. The Lucky One me parece una propuesta básica y sin demasiado interés. Al hacer mis tops siempre se encuentra entre las cinco últimas porque el resto me parece que al menos tienen algo que las diferencia. Nota: 3

Sandra Manzano: Más o menos en la línea de la pasada edición. Uku tiene una bonita y, cada vez que la escucho, me gusta más. Nota: 6

Sergio Castrelo: Baladas. En variedad de formas, arreglos e idiomas. Este año nos encontramos con una gran cantidad de ellas, pero Uku parece tener ese ingrediente que lo llevará a la final. Sin embargo, no creo que vaya a luchar por un podio, pero si es posible que mejore la marca de su predecesor en Tel Aviv. Nota: 6

Vicente Rico: Me gusta mucho más The Lucky One que What Love Is?, su producción es mucho más contemporánea y cuidada, pero me resulta igual de genérica y vacía, y me pregunto si en todo un año no se ha podido preparar una candidatura mejor para Uku Suviste, siendo este el intérprete perfecto. Visualmente, impecable, como nos tiene acostumbrados el Eesti Laul que casi siempre tiene propuestas más interesantes que las ganadoras. Si se clasifica para la gran final me parecerá bien, si no, tampoco la echaré demasiado de menos. Nota: 6

NOTA MEDIA: 5,6

Suiza 2021: Gjon's Tears - Tout l'univers

Alonso Pérez: Para empezar por lo bueno, Gjon’s Tears me parece un intérprete exquisito y tiene mucho gusto a la hora de cantar. Su canción es muy bonita y a todos nos gustó desde el primer momento. Lo que ocurre es que estoy un poco cansado de Tout l’univers porque ha tenido muchísimo bombo, entre otras cosas, gracias al Telecinco. De hecho, lo tengo asociado a la imagen de Rocío Carrasco. En cualquier caso, creo que conseguirá un buen puesto para Suiza. Nota: 8

Daniel Adell: Gran candidato a la victoria. Y merecidamente. Aunque no creo que cumpla el pronóstico, ya que no tiene un factor diferenciador, como sí poseen otras candidaturas. Él tiene alma de cantautor y se nota en el escenario. Ama su canción y hace que eso traspase la pantalla. Una joya con elegancia. Nota: 10

Emma Izquierdo: hay canciones que suenan a ganadoras desde la primera escucha y esta es una de ellas. Para mí es la propuesta más redonda de la edición desde su lanzamiento y la que tiene todos los ingredientes que debe tener una candidatura para llevarse la victoria. Nota: 10

Eneko Cassi: La banda sonora por excelencia de Telecinco es una de las más firmes candidatas para llevarse el triunfo este año. Una canción que cautiva, emociona y pone los pelos de punta. Europa (que aún no está cansada de ella) lo posicionará muy bien tanto en la semifinal como en la final. ¿Berna 2021? Nota: 10

Fran Bautista: Suiza ha sido el país más maltratado en Eurovisión de la última década y media, y hartos de resultados que no estaban a la altura de sus propuestas, han decidido mandar algo tan bueno que es imposible que no quede bien. Tout l’univers es una canción redonda, te atrapa desde el principio y te remueve por dentro. Gjon’s Tears, además, tiene un directo brillante y no dudo que llevará una escenografía acorde. Me parece una candidatura impecable y una clara aspirante a ganar. La única “pega” es un perfil demasiado parecido al de Duncan Laurence, técnicamente, el último ganador de Eurovisión, pero eso no hará que yo le dé menos de una matrícula de honor. Nota: 10

Javi Regalado: Parte del público se preguntará el 22 de mayo qué hace ahí el tema de Rociíto. Probablemente sea la primera vez que una canción de otro país llega al festival siendo más popular que la española, Toñi Prieto mediante. Telecinco la ha escogido, y no me extraña, porque le va como anillo al dedo al tono dramático del documental. Un tema estupendo y delicado que no es convencional ni previsible y está muy bien cantado, al menos en estudio, porque en directo el falsete es algo estridente. La letra habla de un amor roto, pero con un lenguaje más trabajado y poético que otras, y el francés le da una particular belleza. Su parecido con Arcade no es un buen punto de partida en Eurovisión, pero estará arriba. Nota: 8

Juan García: Sobrecogedora desde el inicio. Emotiva y emocionante. Una voz tan impecable que conmueve al instante. Un tema que remueve sentimientos y no deja indiferente a nadie, ya sea por la calidad vocal de Gjon’s Tears, o por la propia narrativa de la composición. Suiza a por todas. Nota: 9

Lucas Vaquero: El subgénero de las baladas atmosféricas en francés está actualmente muy, muy poco explotado en Eurovisión. Gjon era único el año pasado y también lo es este. Su personalidad, su sensibilidad y la delicadeza del francés y de las historias que nos cuenta siguen conservando el mismo carisma, atractivo y potencial que hace 12 meses. Me sorprende, muy positivamente, que esta canción esté entre las favoritas. Por si fuera poco, su directo y potencial vocal también contribuyen a que Suiza tenga muchísimas papeletas para igualar, por lo menos, el puesto de Luca Hänni en Tel Aviv. Nota: 8

Milena González: Tout l’univers es una propuesta buenísima. La producción es excelente, tiene un toque épico y las increíbles dotes vocales de Gjon hacen de ésta una candidatura redonda. El tema de este año me gusta más que el del anterior pero, aún así, por algún motivo no puedo acabar de verla ganando. Nota: 9

Sandra Manzano: Qué bonita es la voz de Gjon y qué bonito es este tema. Personalmente, me gustaba más la canción del año pasado, pero la de este año también es preciosa. Nota: 7

Sergio Castrelo: El análisis de esta propuesta me resulta complejo. Ha pasado de ser una de mis canciones favoritas para optar al podio a ser una de las que me salto en el reproductor. Es una gran propuesta, sin duda, pero no sé si va a ser capaz de mantener y captar el voto del público que lo lleve a alcanzar el micrófono de cristal. Objetivamente, es necesario ver que sucederá en el escenario para vaticinar su puesto en la tabla. Independientemente de ello, Suiza lleva uno de los posibles caballos ganadores de la noche. Nota: 8

Vicente Rico: Gjon’s Tears es otro de los repetidores que, como mínimo, se iguala a sí mismo. Tout l’univers es bellísima, delicada, emotiva, potente, y probablemente más cercana al público general que Repondez-moi. No obstante, ambas canciones me generan la duda de cómo serán recibidas, precisamente, por el espectador medio, y su propio encaje en el festival, a sabiendas de que el apoyo del jurado lo tienen prácticamente garantizado. También hay algo en Gjon con lo que, más allá de su evidente talento y calidad artística, no termino de conectar. En todos estos flecos sueltos hay demasiadas claves. Nota: 8

NOTA MEDIA: 8,8

Grecia 2021: Stefania - Last Dance

Alonso Pérez: A muchos nos gustó esa Stefanía que rescataba gatitos el año pasado, pero todos coincidimos en que esta superheroína brilla con más fuerza que nunca en su papel con Last Dance. La canción es más épica y ella se muestra mucho más madura en este nuevo proyecto. Tengo muchas ganas de ver qué nos tiene preparado para su actuación en una semifinal de la que no tengo dudas que saldrá como clasificada. Nota: 9

Daniel Adell: Esta es la canción que más me ha ganado este año. Ha pasado de gustarme a gustarme mucho. Tiene más calidad de lo que mucha gente piensa y eso me tranquiliza. El sonido ochentero es obvio y a ella la noto a gusto. Desde luego ha sido uno de los mejores growers respecto a la pasada edición. Nota: 9

Emma Izquierdo: Last Dance es la evolución natural de Superg!rl, una candidatura más madura que permite explotar mejor los recursos vocales de Stefania. Aunque en un primer momento no me llamó demasiado la atención, ahora es de las canciones de la edición que más escucho, y se ha ganado un hueco en mi top 10 y en el de muchos. Nota: 8

Eneko Cassi: Confesión: Superg!rl era uno de mis guilty pleasures del 2020. Y este año Stefania lo vuelve a lograr y nos sorprende con una canción fresca, bailable y divertida. Su pase a la final está garantizado. Si propone una buena puesta en escena puede posicionarse cerca del top 10. Nota: 7

Fran Bautista: Stefania es la representante que menos me transmite de este año, y me da rabia porque la chica tiene aptitudes y mucho potencial, pero no consigo empatizar con ella. Last Dance está bien y es potente, tiene un sonido ochentero que paradójicamente es actual, y se nota que es una candidatura muy trabajada que, además, nos permite ver su evolución como artista. El conjunto, sin embargo, me deja bastante indiferente. Nota: 6

Javi Regalado: Last Dance resulta una canción tan genérica que cuesta creer que sea de Grecia. Y no es que esté mal. Se deja oír, es animada, está bien hecha y parece que Stefania la defenderá con solvencia. Nada que objetar por ahí. Pero da un poco de lástima que los griegos se presenten con un producto sin el más mínimo aire mediterráneo. Algunos países juegan con la ventaja de tener una personalidad acusada en lo musical, algo que puede volverse en su contra si no le sacan partido. La letra habla de la enésima ruptura de una pareja, parece ser que es lo más inspirador a la hora de componer letras para Eurovisión. Tranquilamente pasará a la final, pero no creo que llegue muy alto, la verdad. Nota: 6

Juan García: Crece y cobra fuerza según progresa, con arreglos contemporáneos que lo convierten en un tema radiable, actual y pegadizo, cualidades que pueden convertirse, en realidad, en sus peores bazas, ya que la radiofórmula es por definición fácilmente asimilable y reconocible. En consecuencia, corre un riesgo de quedarse en semifinales por no resultar suficientemente innovador. Nota: 7

Lucas Vaquero: Me resulta un poco decepcionante tanto bombo y tanta propaganda del todopoderoso Dream Team, para que luego el resultado sea, por segundo año consecutivo, una canción disco normalita más bien dirigida a consumo adolescente. No creo que el tema aporte nada novedoso ni por sonido ni por concepto, pero me parece una mejora respecto a Superg!rl, es más disfrutable y pegadiza, y creo que eso le permitirá arañar votos y clasificarse a una finalísima en la que probablemente se pierda entre los puestos bajos de la tabla. Nota: 6

Milena González: La canción griega de este año es agradable, pegadiza y me gusta cuando la estoy escuchando, pero me cuesta mucho valorarla por encima del puesto 15, porque creo que hay propuestas mejores. Sí que creo que es una mejora respecto al año pasado, pero también es cierto que Superg!rl no me gustaba en absoluto. Veremos qué es lo “nunca visto” que nos tienen preparado para encima del escenario. Nota: 5

Sandra Manzano: Una candidatura súper actual que podría sonar en la radio perfectamente. La del año pasado también me gustaba, pero la de este aún más. Nota: 7

Sergio Castrelo: Si la presentación en directo logra mantener la euforia de la versión de estudio, Stefania tiene un puesto en la final con un más que posible buen resultado. El problema surgirá si no es capaz de potenciar y mantener la importante parte de la ejecución y atractivo del artista. Y debe hacernos “bailar” para optar a voto general. Nota: 7

Vicente Rico: Sobredosis ochentera. El producto me parece igual de artificial y hueco que el año pasado, pero eso sí, con una canción bastante mejor. Su actuación y supuesta escenografía está generando tantísima expectación que hay demasiado margen para la decepción, y si el videoclip nos da alguna pista, el cuadro puede ser memorable. En este estilo Flashdance o Dirty Dancing, me quedo esta temporada con la noruega Raylee, con la misma brillantina y menos humo. Nota: 6

NOTA MEDIA: 6,9

Croacia 2021: Albina - "Tick-Tock"

Alonso Pérez: Cuando mucha gente decía que Croacia era “Winner Alert” me fui corriendo a YouTube y me llevé una gran decepción. La canción está bien pero, spoiler: ya no estamos en 2011. Albina tiene mucho carisma y seguro que conseguirá superar su semifinal, pero no será como favorita. Nota: 7

Daniel Adell: Este año hay canciones tan buenas que algunas de las que me gustan las tengo a mitad de tabla, y esto es lo que me pasa con Croacia. Un sonido bastante fresco y actual que cuesta ver en Eurovisión por un país balcánico como Croacia. Albina lo hace bien en directo, pero todo ese rollo urbano hay veces que se me atraganta. A mí sí me gustaría que pasara a la final, pero la verdad es que tengo mis reservas. Nota: 6

Emma Izquierdo: El país balcánico sorprende este año con un cambio de registro que les trae directamente al panorama musical actual y con un salto de producción destacable respecto a sus anteriores candidaturas. Habrá que ver si ese cambio se traduce también en una escenografía potente que les lleve directos a la final. Nota: 7

Eneko Cassi: Albina se presenta con un hitazo maravilloso que nos hará bailar como locos en la pista del Euroclub, cuando se pueda. Nadie esperaba ver algo así en el Dora de este año. Aunque no la veo ganadora, sí creo que conseguirá buen puesto en la final. Nota: 8

Fran Bautista: Entre todas las canciones pop, up-tempo y con intérprete femenina, esta es la que tal vez me pasa más desapercibida. Y yo me pregunto: ¿Por qué? Me parece increíblemente pegadiza, el trozo en croata es de lo mejorcito del año, y Albina es más que solvente en el escenario, además de tener una gran imagen. El pase a la final en la primera semifinal se vende increíblemente caro, y yo la veo más fuera que dentro, pero si de mí dependiera pasaría a la final sin problemas. Nota: 7

Javi Regalado: No descubro nada si digo que toda la fuerza de esta canción está en su potente estribillo. La pena es que esa potencia no se haya conseguido trasladar al resto de la canción, cuya estrofa es bastante convencional, y a medida transcurre se va perdiendo por una excesiva repetición. El resultado puede dejar al público algo frío, a no ser que hagan algo muy llamativo con la puesta en escena. El Tick-Tock representa el tiempo que pasa después de una, cómo no, ruptura sentimental. Está en la semifinal difícil, por lo que su pase a la final no está ni mucho menos garantizado. Nota: 6

Juan García: Estribillo arriesgado, pero atractivo y pegadizo, con capacidad para sorprender y atrapar la atención del espectador. Un ritmo con gran potencial escénico que puede derivar en una llamativa e impactante puesta en escena en Róterdam. Una de las propuestas más sólidas, completas y arriesgadas de Croacia en los últimos años. Nota: 8

Lucas Vaquero: Albina se ha currado muchísimo la promoción del tema y, a fuerza de revamps y versiones acústicas, ha ido ganándome progresivamente hasta el punto de engancharme. Aún así, creo que hay otras canciones del mismo estilo, como San Marino o Chipre, que se podrían comer fácilmente a la propuesta croata. En mi opinión, este es un caso tipo de cantante muy superior a su canción, y ojalá se presentase con algo que le permitiese lucirse más como artista. Nota: 7

Milena González: Albina me parece una artista muy buena, sabe cantar, sabe bailar y sabe vender la actuación. El problema es la canción: La base es repetitiva y los “Oh, no!” del estribillo, insufribles. Además, este año que podemos encontrar bastantes temas de baile en voz femenina, este es el que se queda más por debajo. Nota: 4

Sandra Manzano: Personalmente, no me termina de convencer, supongo que porque no es el tipo de música que yo suelo escuchar, aunque sin duda la bailaría en cualquier fiesta. Nota: 5

Sergio Castrelo: El buen neón moderno siempre tiene su espacio en Eurovisión. La propuesta de Albina puede ser uno de los momentos diferenciados de la noche, aunque Tick-Tock no parece tener papeletas a optar a un gran puesto, ni de ser una tapada. Independientemente de ello, la candidatura es más que satisfactoria y jugará un buen papel. Nota: 7

Vicente Rico: Me parece una canción mala, pegadiza, divertida y bailable, sí, pero mala con avaricia. Croacia es uno de esos países cuya historia eurovisiva me tiene enamorado, por eso me irrita tanto que esta mediocridad haya ganado un Dora con varias opciones muy superiores en calidad y personalidad, y me sorprende muchísimo la notable aceptación que tiene entre el eurofán medio. Para mí es una clara eliminada y más en la primera semifinal. Nota: 3

NOTA MEDIA: 6,3

Polonia 2021: Rafal - The Ride

Alonso Pérez: El tema de Rafal no está mal, pero no es nada novedoso. La música engancha a medias, aunque ya vimos algo parecido en 2018, con esa canción pretendidamente moderna y ellos de negro al completo. Quizá dé la sorpresa pero, para mí, esta sería una de las canciones que dejaría en la semifinal en un año tan bueno como este. Nota: 6

Daniel Adell: Este es un caso opuesto a Grecia, siguiendo el mismo rollo ochentero, no consigo conectar nada con esta canción. Yo creo que es principalmente por él, se me hace un poco bola, es uno de esos cantantes que dan un poco de grima porque van de algo que no cuaja con ellos. Además, se nota que el tema y el intérprete no tenían nada que ver y los han juntado para esto, y no estoy en contra de ello, a no ser que se note tan descaradamente como es el caso. Nota: 5

Emma Izquierdo: Hay candidaturas que, incluso antes de salir a la luz, ya dan pereza. Este año era el caso de Polonia y no nos falló la intuición. La canción se deja escuchar e incluso llega a ser pegadiza, pero no destaca y pasa sin pena ni gloria entre las propuestas de esta edición. Nota: 5

Eneko Cassi: No sé qué puedo decir de Polonia sin que nos meta en un conflicto político. Rafal, este señor de edad comprendida entre 20 y 58 años, lo intenta y eso es de agradecer. La canción mala no es, las hay peores, pero el chaval/señor no tiene carisma ninguno y hace que el conjunto sea tedioso. En la final no lo veremos y para el domingo nos habremos olvidado de su nombre. Nota: 2

Fran Bautista: Ya he asumido que Polonia será mi “guilty pleasure” de la edición. Prefiero no regodearme en todo lo negativo que hay detrás de esta candidatura, ni en el cuadro de actuación que presagio para mayo, y quedarme solo con lo bueno: The Ride me resulta muy pegadiza, me pone de muy buen humor y hasta me hace gracia el videoclip. Para los que no os guste, no os preocupéis, arañará un top 10 del televoto, pero los jurados se encargarán de defenestrarla y se quedará en semifinales, por lo que yo no descarto ver la final de luto riguroso. Nota: 7

Javi Regalado: Al igual que me ocurre con Estonia, la canción de Polonia pasa por mis oídos sin dejar absolutamente ningún rastro. Me resulta plana, no me provoca ni siquiera marcar el compás con el pie siendo una canción movida, y la estructura y los arreglos son ochenteros, pero sin la frescura de éstos. La letra habla del coraje para seguir adelante ante las dificultades del camino, pero me temo que le va a hacer falta algo más que coraje para acceder a la final. Nota: 4

Juan García: A caballo entre el retro ochentero y noventero con una letra tan desfasada e irrelevante como su intérprete. El tema nos puede resultar atractivo a los que nos criamos en estas generaciones, pero como el caso de danés, recurrir a aquellos sonidos en el festival no suele dar los mejores frutos. Recurrir al retro ya es retro en sí. Nota: 6

Lucas Vaquero: No entiendo nada de la candidatura polaca de este año. ¿Tanto les costaba quedar bien reeligiendo a Alicja, aunque su tema hubiese sido inferior a Empires? Con la elección interna de Rafal han quedado mal con su público, con los eurofans y tiene toda la pinta de que también van a quedar muy mal en el marcador, porque han intentado ir de modernas, pero me da a mí que no han convencido a nadie. The Ride es un tema pop basiquísimo, Rafal no tiene especial carisma ni gancho, y lo poquito que hemos podido ver de propuesta escenográfica parece más bien grotesco. Ojalá Alicja tenga su oportunidad el año que viene. Nota: 5

Milena González: Para mí The Ride este año es la definición de “guilty pleasure”. Ni la canción ni su directo son algo que se pueda alabar grandiosamente, pero el carisma de Rafal, incluso haciendo el baile del robot en el año 2021, hace que toda la propuesta quede simpática. Nota: 7

Sandra Manzano: Al principio no me gustaba nada y a medida que la escucho me va ganando. Aun así, todavía necesito escucharla un poco más. Nota: 5

Sergio Castrelo: Personalmente, es otra de esas candidaturas que me genera distancia. La canción, la estética y el artista no me hacen empatizar ni llegar a generar un interés en la propuesta. Muy posiblemente, se apee en su semifinal y no tenga su público de cara a defender su candidatura en la gran final. Nota: 4

Vicente Rico: Eurovisión 1985 está interesantísimo. Si en varias reseñas he criticado la falta de originalidad y personalidad de algunas candidaturas, aquí tenemos el mejor ejemplo de la edición, es la nada más absoluta. Tanto el videoclip como las primeras actuaciones en directo rozan lo sonrojante y creo que Rafal tiene la suficiente carrera y experiencia como para haberse presentado al festival con algo más serio y sólido. La canción, una más de tantas, pero reconozco que me gustaría bastante más si la hubiese cantado Magnus Carlsson en el Melodifestivalen, sería lo suyo. Nota: 3

NOTA MEDIA: 4,9

EL PANEL: Clasificación provisional

CAPÍTULO 3

1º. Suiza: Gjon’s Tears – Tout l’univers: 8,8
2º. Chipre: Elena Tsagrinou – El diablo: 8,0
3º. Noruega: Tix – Fallen Angel: 7,2
4º. Grecia: Stefania – Last Dance: 6,9
5º. Croacia: Albina – Tick-Tock: 6,3
6º. Estonia: Uku Suviste – The Lucky One: 5,6
7º. Polonia: Rafal – The Ride: 4,9
8º. Georgia: Tornike Kipiani – You: 3,7

CAPÍTULO 2

1º. Bulgaria: Victoria – Growing Up Is Getting Old: 8,3
2º. Lituania: The Roop – Discoteque: 8,2
3º. San Marino: Senhit – Adrenalina: 7,4
4º. Países Bajos: Jeangu Macrooy – Birth of a New Age: 6,6
5º. Chequia: Benny Cristo – Omaga: 6,2
6º. Rusia: Manizha – Russian Woman: 6,1
7º. Albania: Anxhela Peristeri – Karma: 5,8
8º. Dinamarca: Fyr og Flamme – Ove os pa hinanden: 4,9

CAPÍTULO 1

1º. Malta: Destiny – Je me casse: 8,7
2º. Rumanía: Roxen – Amnesia: 6,9
3º. Serbia: Hurricane – Loco loco: 6,4
4º. Moldavia: Natalia Gordienko – Sugar: 6,3
5º. Letonia: Samanta Tina – The Moon is Rising: 5,8
6º. Austria: Vincent Bueno – Amen: 5,7
7º. Portugal: The Black Mamba – Love Is On My Side: 5,4

TOTAL

1º. Suiza: Gjon’s Tears – Tout l’univers: 8,8
2º. Malta: Destiny – Je me casse: 8,7
3º. Bulgaria: Victoria – Growing Up Is Getting Old: 8,3
4º. Lituania: The Roop – Discoteque: 8,2
5º. Chipre: Elena Tsagrinou – El diablo: 8,0
6º. San Marino: Senhit – Adrenalina: 7,4
7º. Noruega: Tix – Fallen Angel: 7,2
8º. Grecia: Stefania – Last Dance: 6,9
9º. Rumanía: Roxen – Amnesia: 6,9
10º. Países Bajos: Jeangu Macrooy – Birth of a New Age: 6,6
11º. Serbia: Hurricane – Loco loco: 6,4
12º. Croacia: Albina – Tick-Tock: 6,3
13º. Moldavia: Natalia Gordienko – Sugar: 6,3
14º. Chequia: Benny Cristo – Omaga: 6,2
15º. Rusia: Manizha – Russian Woman: 6,1
16º. Albania: Anxhela Peristeri – Karma: 5,8
17º. Letonia: Samanta Tina – The Moon is Rising: 5,8
18º. Austria: Vincent Bueno – Amen: 5,7
19º. Estonia: Uku Suviste – The Lucky One: 5,6
20º. Portugal: The Black Mamba – Love Is On My Side: 5,4
21º. Dinamarca: Fyr og Flamme – Ove os pa hinanden: 4,9
22º. Polonia: Rafal – The Ride: 4,9
23º. Georgia: Tornike Kipiani – You: 3,7

Conversación

0
TOP
2
05/05/2021

A mí Georgia me encanta. Y sí que no en la primera escucha tal vez, pero en las siguientes me ha cautivado totalmente. La veo muy muy infravalorada. Ni de lejos sería la última de mi clasificación. Aunque ya asumo que por el sentir general no va a pasar de semis. Polonia desde el principio me agradó. No para ganar, pero desde luego tampoco para quedar tan bajo como está en este listado.

4
TOP
4
04/05/2021

Que la aberración de Lituania esté por encima de canciones bien hechas y cantantes con TALENTO como las canciones de San Marino, Rumanía, Austria o Grecia es de jurado de guardia... Luego nos quejamos de que la gente no se toma en serio Eurovisión. ¿Cómo se va a tomar en serio un grupo cuyo "talento" es hacer el pavo? De verdad...

4
TOP
5
04/05/2021

El suizo tiene menos carisma que una almeja. Es uno de esos pocos casos en el que le canción le viene grande al intérpete.

4
TOP
4
04/05/2021

Todas las propuesta me gustan. Sin embargo, tengo que decir que Suiza está muy sobrevalorada y, al contrario, Georgia está muy muy infravalorada, infravaloradísima. Prefiero la victoria de Victoria y Tornike antes que la de Gjon o Barbara. Por cierto, observo algún comentario hostil atacando a Noruega. TIX claro que canta y se le escucha perfectamente; derrocha buena voz, personalidad, carisma y emoción a raudales...y una coreografía acorde a lo que la canción pide atendiendo a la letra.

2
TOP
3
04/05/2021

No comparto la unanimidad con Suiza. No puedo con tanto falsete ni con tanta postura decadente y a la moda... Si la canción estuviera verdaderamente cantada, sería mejor.

0
TOP
2
03/05/2021

@manuc Totalmente de acuerdo contigo

4
TOP
2
03/05/2021

Jolín vaya traje le habéis hecho a Polonia. Yo que pensé cuando la escuche por primera vez que iba a ser la típica que gusta a todo el mundo pero sin optar a ganar, y veo que se le valora no sólo poquísimo sino que encima mal. La tendré que considerar mi guilty pleasure, a mi me gusta, igual no para un top 10 aunque yo la tenga dentro por ser de las que más escucho, pero de verdad que no entiendo tanto odio.

2
TOP
0
03/05/2021

Pues yo estoy disfrutando mucho de tantas opiniones diferentes, nunca desde que llevo en la web he visto tanta disparidad de gustos, eso nos da un Esc muy muy abierto, en el que puede ganar un puñado de países, bravissimo!!!

3
TOP
3
03/05/2021

Analfabetos musicales? Por preferir una canción a otra? A ver, que las 39 son cositas ligeritas, que no hay ningua 8ª maravilla, igual de buena o mala es Chipre, Lituania, Eslovenia o Azerbaiyán! Pero vamos que decir que Polonia o Letonia son mejores que Islandia o Lituania no te hace más culto musical, yo diría que al revés!

2
TOP
0
03/05/2021

@kerui creo que el trauma nos lo ha dejado Roko hace un par de años... yo realmente no veo (tan) mala la puesta en escena de Tix, que es mejorable, pero como siempre digo, este es el Eurovision SONG Contest.

3
TOP
3
03/05/2021

Debo ser el único con mal criterio al que le gusta la canción de Georgia. No solo me gusta, sino que la tengo en mi top 5. Los redactores parece que se dejan influenciar por la opinión generalizada, y todos la puntúan mal.

1
TOP
3
03/05/2021

Pero que trauma tienen algunos con las alas, o los ángeles. No veo que es lo malo en la escenografía de TIX, sinceramente. Tiene los demonios con las cadenas acorde a la letra de la canción. Polonia y Estonia muy infravaloradas, y yo pongo las 39 canciones y la gente que las escuchas sin saber de que va, les encantan estas dos canciones. Ya veremos la diferencia entre "los profesionales" (jurado) y el voto del público.

3
TOP
5
03/05/2021

En efecto, You es una joyita que está siendo injustamente tratada. Algo que a menudo ocurre con Georgia. Me parece más emotiva que la pomposa (y sobrevalorada) Tout L'Universe.

7
TOP
4
03/05/2021

Me hace gracia como la opinión de estos "expertos" choca tanto con la de los lectores de esta página de a pie. Enfin son opiniones personales basadas en gustos y con muy poco fundamento. No suelo opinar de las opiniones , pero hago una excepción con "Foureira 3.0". Creo que os habéis pasado en alabanzas

7
TOP
3
03/05/2021

Me ha dolido ese 3.7 de Georgia. A mí sí me gusta, aunque reconozco que la letra es simple y la pronunciación del inglés mejorable. Cada vez que la escucho me envuelve en un ambiente de relajación y de paz que me gusta, después de escuchar otras propuestas más rítmicas. Me ocurre lo mismo que me ocurría con Zala Kralj & Gasper Santl (Eslovenia 2019) y con Norma John (Finlandia 2017), salvando las diferencias de estilos musicales. En el resto de vuestras puntuaciones podría estar más de acuerdo, si acaso bajaría un poco a Noruega.

3
TOP
2
03/05/2021

He leído las valraciones de Chipre buscando algun argumento que me explicara porque no solo aquí, sino por todos lados, semejante bodrio con coro infantil, se cuela en todos los top 10.Y no, para mi no hay. Será una fobia personal contra las copias.

1
TOP
2
03/05/2021

Sigo sin entender qué narices le ve la gente a Noruega cuando no deja de ser una canción más con una melodía super manida y un directo nefasto que se ve claramente que usa coros pregrabados. La gente la ve clara finalista pero yo no estaría tan seguro.

0
TOP
1
03/05/2021

De esta tanda, para mi gusto, Noruega y Chipre creo que están sobrevaloradísimas. Sobre todo Chipre, me suena totalmente artificial, un pastiche de muchas cosas ya oídas miles de veces.

3
TOP
2
03/05/2021

Son tantas las cosas con las que no estoy de acuerdo que no sé ni por dónde empezar. Diré sólo que se me atragantan valoraciones que es están basadas en comparaciones con lo que hubiera podido ser si se hubiera elegido otra candidatura en el mismo país con lo que el mismo país eligió el año pasad o con cómo hubiera sonado si lo hubiera cantado otra persona. Digo yo que la comparación que tiene sentido es entre lo que manda un país y lo que mandan los otros que compiten en la misma semi-final/final. Pedante que soy.

4
TOP
2
03/05/2021

Me hace gracia que al de Polonia lo pongáis de basiquísimo y a Estefanía 9 y 10. Son iguales, igual de mehh. Amenazaban con presentar algo de los 80 y no han tenido el valor de Dinamarca de hacerlo. Poner una musiquita de fondo con toques pasados NO es presentar una canción ochentera. No se han atrevido.