29032015_081415_r
Eurovisión 1967
flag-for-spain_1f1ea-1f1f8
España

Raphael

Hablemos del amor

Gran Final

Puesto 6

9 pts.

Actuación 12

Intérprete

Hijo de Francisco Martos Busto y Rafaela Sánchez Martínez, el 5 de mayo de 1943 nació en Linares (Jaén) Miguel Rafael Martos Sánchez (Raphael). Su padre era obrero ferrallista y su madre, ama de casa. Tenían otros tres hijos varones llamados Francisco, Juan y José Manuel. En su casa le llamaban cariñosamente "Falín". Cuando contaba con 9 meses de edad, su padre fue destinado a Madrid y toda la familia se trasladó a la capital. Se inició precozmente en el mundo de la música, cantando a partir de los 3 años. Entonces era conocido como El Niño de Linares o El Ruiseñor de Linares. Al ser de una familia muy humilde, en el Colegio de los Capuchinos le daban comida y dinero a cambio de contar con su privilegiada voz en el coro. Así es como pudo pagar gran parte de sus estudios. Animado por el colegio, a los 9 años, ya recibió su primer gran premio, cuando lo galardonaron como la mejor voz infantil de Europa en el Festival de Salzburgo.

El maestro Francisco Gordillo, que regentaba una academia, se encargó de pulir la voz de Raphael. Su primer representante sería Paco Gordillo, hijo de su profesor. Su carrera profesional comenzó de la mano de Phillips. Precisamente por esa casa discográfica, su nombre empezó a identificarse con las características grafías PH que le acompañarán toda la vida. Entre los primeros sencillos del nuevo Raphael se pueden mencionar Los hombres lloran tambiénA pesar de todoTe voy a contar mi vida y El pequeño tamborilero.

En 1962 triunfó en el IV Festival de Benidorm, obteniendo tres primeros premios con los temas Inmensidad, Tu conciencia y Llevan. Al firmar un contrato con la discográfica Hispavox, comenzó a trabajar con el cantautor y compositor Manuel Alejandro y con Waldo de los Ríos (que sería el director de orquesta de España en Eurovisión en 1971). Con enorme éxito actuó el 5 de noviembre de 1965 en el Teatro de la Zarzuela. Ese concierto lo empezó con el tema titulado Un largo camino. Los críticos decían que cada concierto que daba parecía el último de su vida, porque Raphael se volcaba y se entregaba al máximo. Su debut en el cine data de 1962, pero Cuando tú no estás es la primera película que protagonizó en 1966. Le siguieron siete largometrajes más, con un gran éxito de público.

La fama internacional le llegó con sus dos participaciones en el Festival de Eurovisión. Ya había intentado representar a TVE en 1962 (con la canción Perdona, Otelo) y en 1965 (con el tema Feriantes), pero no fue seleccionado hasta 1966 con Yo soy aquel, que obtuvo un séptimo puesto (el mejor de España hasta ese momento). Recibió 9 puntos otorgados por Portugal (5), Reino Unido (3) y Yugoslavia (1). A pesar de ello, Raphael realizó unas duras declaraciones que consideraban muy injusta su clasificación y los titulares de la prensa reprodujeron una frase suya muy llamativa: "el Festival está muerto". En 1966 Francia e Italia también habían mostrado un gran descontento con el certamen, al ver a sus representantes clasificados en los últimos puestos.

Un año más tarde, en 1967, olvidó todo lo malo relacionado con su participación anterior (que tantos éxitos le había traído) y regresó de nuevo al Festival con la canción Hablemos del Amor. Participó en décimosegundo lugar en el escenario del Palacio Imperial de Hofburg, en Viena. Las apuestas le daban como uno de los ganadores pero únicamente consiguió mejorar su clasificación del año anterior, al obtener la sexta plaza con 9 puntos (2 de los jurados portugués y monegasco y 1 punto de Países Bajos, Luxemburgo, Bélgica, Yugoslavia y el país anfitrión). La versión en inglés se tituló Please speak to me of love. Volvería a ser invitado en 1968 para representar a España una tercera vez, pero rechazó la oferta de TVE. Creía que sus canciones nunca podrían ganar el Festival, porque no eran pegadizas.

Gracias a esas participaciones en el Festival, inició giras que le llevaron a recorrer Europa, América Latina, Estados Unidos, Japón o la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Entre sus canciones más famosas de esa década (la mayor parte de la autoría de Manuel Alejandro), destacan Poco a poco, Al ponerse el sol, Mi gran noche, Yo no tengo a nadie, Digan lo que digan o La llorona.

Además de canción melódica, Raphael se atrevió con otros géneros musicales, como los tangos, los boleros y las rancheras. En 1970 apareció en dos ocasiones en el famoso programa The Ed Sullivan Show, donde interpretó temas como Hallelujah, Hava Nagila, Maybe, When my love is around o The sound of the trumpet. Cinco años más tarde protagonizó en TVE el programa El mundo de Raphael, donde compartía escenario con otros grandes de la música internacional en cinco capítulos. En esa época, junto a su esposa, también presentaba un programa de radio donde entrevistaban a personalidades del momento. En 1978 trabajó en la telenovela Donde termina el camino, que fue emitida en México, Perú y Chile.

De la década de los 80 destacan sus éxitos Qué sabe nadie¿Qué tal te va sin mí?, Como yo te amo, En carne viva y Estar enamorado. En 1981 recibió un disco de uranio por haber sobrepasado los 50 millones de álbumes vendidos a nivel mundial. En 1985, para celebrar sus 25 años sobre los escenarios, ofreció un concierto en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid, ante 114.000 espectadores. En 1991 sorprendería con un nuevo éxito titulado Escándalo, que llegó a alcanzar el número 1 en las listas de ventas de Japón. En 2000, durante siete meses, participó en la versión española del musical Dr. Jekyll & Mr. Hyde. En total, ha grabado más de 70 discos y ha protagonizado cerca de una docena de películas. También ha recibido 350 discos de oro, 50 de platino y el mencionado disco de uranio. En su localidad natal se inauguró un museo relacionado con la vida del artista. Puedes obtener más información sobre este centro cultural AQUÍ.

En 1998, el cantante publicó el libro ¿Y mañana qué?, primer tomo de sus memorias en el que, a lo largo de quinientas páginas, narra desde la etapa dura de sus comienzos hasta los éxitos que le llegaron a comienzos de la década de los setenta. Aquejado de una hepatitis B desde el año 1985, el estado de salud de Raphael se agravó a partir de 2000. Reconoció públicamente haber abusado del alcohol cuando se quedaba solo en los hoteles del extranjero. Temiéndose por su vida, en 2003 fue sometido a un exitoso trasplante hepático y se recuperó de forma rápida. Esa etapa también la reflejó en un nuevo libro llamado Quiero vivir. Cuando ya se encontraba bien, realizó una gira denominada De vuelta.

En 2007, junto a su esposa, prestó su voz en el doblaje de la versión en castellano de la película de Disney Descubriendo a los Robinsons. Un año más tarde, finalizada su exitosa gira, presentó un disco especial conmemorativo de su cincuenta aniversario, titulado Raphael: 50 años después. Por él, recibió un disco de platino.

En 2014, su disco De amor & desamor, también dió nombre a la gira que siguió, donde el artista vuelve a sorprender con nuevas versiones (nueva voz, nuevos arreglos, nueva producción) de temas históricos de su extensa carrera.

A mediados de 2015 el cantante comenzó una gira mundial denominada Raphael Sinphonico World Tour, que durará hasta 2016. La gira le llevó a actuar en Estados Unidos, Rusia, América Latina y parte de Europa. También fue invitado al primer festival de Universal Music, en el que participaron otras figuras de renombre como El BarrioJuanes o Elton John.
Poco después, en septiembre de 2015, sale al mercado Sinphonico, en formatos CD + DVD con la grabación del concierto de Raphael en el Teatro Real de Madrid acompañado por la Orquesta sinfónica de RTVE.
A finales de ese año graba un nuevo disco, Ven a mi casa esta Navidad, con 13 temas navideños, entre los que se incluye una nueva versión de su éxito El Tamborilero.  
También volvió al cine, participando en la película de Alex de la Iglesia titulada Mi gran noche, dando vida al personaje de Alphonso.

En 2016, como el trabajador incansable que es, graba un nuevo disco de larga duración titulado Infinitos Bailes y en  noviembre de 2017 edita un recopilatorio de 4 CD's, Una vida de canciones, en el que hace un recorrido por los mejores temas de su carrera y algunas curiosidades, como versiones de sus canciones en inglés, francés, italiano, alemán, portugués e incluso en japonés.

Raphael contrajo matrimonio en Venecia el 14 de julio de 1972 con la aristócrata, periodista y escritora vasca Natalia Figueroa Gamboa. La boda tuvo lugar en esa ciudad italiana para evitar al acoso periodístico al que la pareja iba a ser sometida en España. De su relación nacieron tres hijos: Alejandra, Jacobo y Manuel. Este último es vocalista del grupo MOTA y esta casado desde 2008 con Amelia, hija del exministro José Bono. Raphael y Natalia tienen seis nietos llamados Carlos, Jorge, Julia, Manuel, Manuela y Nicolás.

Puedes consultar el perfil de Twitter de Raphael AQUÍ o el de Facebook AQUÍ.


Texto: Guillermo Barcia, "gbs1976". Marzo de 2015.
Actualizado por Javier Barquero, "frajabarca". Febrero de 2018.

Actuación Gran Final

Elección Interna

Raphael con Hablemos del amor fue elegido internamente por TVE para representar a España en el Festival de Eurovisión 1967.

Actuación Final Nacional

Videoclip

Raphael

Hablemos del amor

Manuel Alejandro

Carátula

Álbum que incluye el tema

29032015_081420_e67-2

Letra de la canción

Versión original

Hablemos del amor
una vez más,
que es toda la verdad
de nuestra vida
Paremos un momento
las horas y los días
y hablemos del amor
una vez más

Hablemos de mi amor
y de tu amor,
de la primera vez
que nos miramos
Acércame tus manos
y unidos en la sombra
Hablemos del amor
una vez más

¿Qué nos importa?
¿Qué nos importa?
Aquella gente que mira la tierra
y no ve más que tierra
¿Qué nos importa?
¿Qué nos importa?
Toda esa gente que viene y que va
por el mundo sin ver la realidad

Hablemos de mi amor
y de tu amor,
de la primera vez
que nos miramos
Acércame tus manos
y unidos en la sombra
Hablemos del amor
una vez más

¿Qué nos importa?
¿Qué nos importa?
Aquella gente que mira la tierra
y no ve más que tierra
¿Qué nos importa?
¿Qué nos importa?
Toda esa gente que viene y que va
por el mundo sin ver…

¿Qué nos importa?
No hagamos caso de nadie
y hablemos de amor,
de nuestro amor

Eurocanción

RANKING 81º / 1654

8.25 / 10

29032015_081420_e67-2

CANCIÓN

4.38

DIRECTO

4.81

ESCENOGRAFÍA

4.08

VESTUARIO

4.38

ORQUESTA

5

Conversación

0
TOP
0
30/11/2019

Una canción que habla de amores escondidos, prohibidos...Sin duda alguna de lo mejor que hemos enviado e Eurovisión. Pero a Raphael, como ya dije en mi comentario del '66, es mejor escucharle, pero no verle. Porque si lo ves...es pa morirse. Morirse de vergüenza ajena, o de la risa.

0
TOP
0
10/07/2017

Aquí Raphael estuvo soberbio con un tema que le venía como anillo al dedo. Un 10.

11
TOP
0
11/04/2016

Enorme Raphael, grande, superior, eterno... Para quitarse el sombrero ante cualquiera de sus dos actuaciones en el Festival. Mi 10 y una gran reverencia para toda su carrera.

9
TOP
0
31/03/2015

Está claro que carece del impacto o la fuerza de "Yo soy aquel" pero es un tema muy digno, una auténtica maravilla. Raphael, en su linea, magnifico. Un 10.

0
TOP
0
30/03/2015

Grandísima interpretación. Sólo hay que repasar las canciones del año 67. ¡Enorme Raphael!

2
TOP
0
30/03/2015

De verdad que es espectacular escuchar a Raphael. Es un personajazo con muchísimo carisma y un estilo singular y con mucha personalidad. Yo soy de los que prefiere ésta entre sus dos actuaciones.Y tb creo que mereció estar más arriba en la tabla.

8
TOP
0
30/03/2015

Me parecen igual de buenas sus dos representaciones. Hay que reconocer que canta como nadie y la canción es francamente buena. Puede ser cierto que no fuera una canción para el festival tal y como estaba concebido entonces. Hace dos años estuve en un concierto suyo donde tenía por único acompañamiento un piano. A medida que pasaba el tiempo Raphael cantaba mejor. Creo que es uno de los mejores representante que hemos tenido. 9

4
TOP
0
30/03/2015

Como la mayoría de usuarios, yo también soy más de 'Yo soy aquel', pero es innegable el portento de voz de Raphael y, sobretodo, su personalidad, algo que me parece indispensable en cualquier cantante. 'Hablemos del amor' está muy bien y por eso le pongo un 7. Raphael fue nuestro último representante en pisar el escenario de Eurovision en Viena, espero que la próxima corra la misma suerte que él, aunque lo tiene bastante difícil.

7
TOP
0
30/03/2015

Puede que tuviera razón Raphael en que la canción no era pegadiza, y sobre todo en español, porque en los primeros años del Festival imperaba el francés y ganaron canciones poco pegadizas en el 58 y 61. Yo también prefiero "Yo soy aquel" pero destaco el torrente de voz y la gran personalidad de Raphael. La hubiera puesto entre la 3 primeras. Le doy un 9.

4
TOP
0
30/03/2015

Pues Raphael... lo admiro desde niño, me parece un excelente artista e intérprete. Lo imitaba desde siempre. No me pierdo sus especiales de nochebuena. Digno representante de España con sus canciones icónicas en Eurovisión!

10
TOP
0
30/03/2015

Me gusta más "Yo soy aquél", no sólo me parece más bonita sino que es mucho más emblemática de España en Eurovisión y de España en general, todo el mundo la conoce y ésta no. "Hablemos del amor" no está mal, pero quitando el vozarrón de Raphael, como canción no veo que destaque entre la mayoría de las eurocanciones sesenteras. Un 6.

4
TOP
0
30/03/2015

10. Ya puse otro 10 a "Yo soy Aquel" y aunque ésta me gusta algo menos, creo que también se lo merece porque si el problema fue la sobreactuación aquí Raphael hace un "gran" ejercicio de contención y sonrisitas a cámara. Dos excelentes canciones perfectamente interpretados por la gran voz de Raphael que si no ganar, sí que merecieron estar en lucha por el triunfo en ambas ediciones. Y no es que a mí me guste especialmente Raphael pero "lo que es...es"

8
TOP
0
30/03/2015

Yo soy de los que prefiero esta canción a la de 1966. Me parece que tiene más fuerza y una estructura perfecta. ¡Qué decir de la voz de Raphael! Mágica e irrepetible. Se merecía haber ganado o, en su defecto, quedar en un puesto todavía mejor. Afortunadamente, aún podemos seguir disfrutando de su voz, de sus gestos y de su fuerza interpretativa. Un 10

7
TOP
0
30/03/2015

Las dos participaciones de Raphael son enormes. Prefiero esta que la del 66. Un 9. Pd: Felicidades por la enorme biografía gbs!!!

1
TOP
0
30/03/2015

Soy más de "Yo soy aquél"...pero en las dos participaciones de Raphael nos ofreció espectáculo. A "la collares" le encantaba. Un 8.

2
TOP
0
30/03/2015

Siempre he pensado que la peculiar manera de interpretar de Raphael le impidió acceder, injustamente, al triunfo. Un 10. ¡Bravo!

10
TOP
0
30/03/2015

Su primera participación fue mejor que esta. Una canción plana, sin gracia alguna, previsible con una letra vulgar. Nada destacable. Le doy un 1 porque él y su carrera lo valen, pero él mismo ya lo dijo, una canción del montón, nada original, sin un estribillo que se quede, nunca puede ganar un festival, y menos en esos años. Ojalá Rafael vuelva algún día a representarnos con una canción acorde al festival actual! Yo creo que habrá una tercera vez!

8
TOP
0
30/03/2015

9. Las dos canciones que llevo Raphael fueron grandes.

0
TOP
0
30/03/2015

Ninguna de las dos participaciones raphaelistas me encantan, pero si debo elegir, me quedo con la primera. Un 6.

9
TOP
0
30/03/2015

Raphael fue a por todo en sus dos participaciones, sobrado con su potderío característico, canciones como "Hablemos del amor" le permitieron lucirse a lo grande. Un nostálgico 9 para él.

2
TOP
0
12/01/2015

Para la ganadora moral del ´67 (en mi humilde opinión) no basta las palabras para describir esta pieza maestra, de las mejores baladas de Raphael, y de las mejores que han pasado por el festival, ya un poco menos gesticulado que el año pasado, pero no menos perfecto, esa noche España mereció su primer triunfo, un 10 elevado a la millonésima potencia.