15102019_042937_75f39e98ad744e95ae91fb56ab14529b_original
Eurovisión 1964
flag-for-finland_1f1eb-1f1ee
Finlandia

Lasse Mårtenson

Laiskotellen

Gran Final

Puesto 7

9 pts.

Actuación 5

Intérprete

Lars Anders Fredrik Mårtenson “Mårtsika (Helsinki, 24 de septiembre de 1934; Espoo, 14 de mayo de 2016), también llamado Leonid Vaaja Korpi, Charlie Three-Finger y L. Savinainen, nació en el seno de una familia de músicos: sus padre, Elis Mårtenson, era organista y su madre, Eini Stenfeldt, soprano y profesora de canto… pero ambos se horrorizaron cuando el pequeño Lars mostró desde una edad muy temprana mucho más interés por el jazz que por la música clásica. Aprendió piano, órgano y acordeón y formó parte de varias bandas de jazz en la escuela. En 1949 ya era pianista del grupo aficionado The New Orleans Creole Stompers, con el que ganó un concurso de orquestas. Lars consiguió además el premio al Mejor solista y al año siguiente ganó como pianista el concurso Nordisk Ungdom en Estocolmo. Decidido a vivir de la música formó en 1952 su propio grupo, el Lasse Mårtenson Trio, en el que empezó su carrera como cantante como tal, además de pianista.

El trío duró hasta 1960, pero las cosas no fueron fáciles. Cansado de malvivir como músico, se hace aprendiz de telegrafista y estudia diseño gráfico, consiguiendo trabajo en los almacenes Stockmanns. Simultáneamente sigue haciendo música en bares y locales nocturnos de Helsinki, desarrollando su típico estilo jazzístico,  y se le abre una nueva puerta cuando toma contacto con la directora de teatro Viveca Bandler, que dirigía por entonces el Lilla teatern y los teatros suecos de Turku y Helsinki, lo cual permitió a Lasse iniciarse en la dirección musical (que desarrollará en los mencionados coliseos de 1956 a 1963) y la composición de música para obras de teatro y cine, participando él mismo sobre el escenario en algunos montajes.
 
Su actividad discográfica se inicia en 1961, cuando el batería Christian Schwindt y el bajista Kari Hynninen le ofrecen grabar un Ep como trío, grabando en el mismo estándares como Singing in the rain, Two sleepy people, Misty y The song is ended. Al año siguiente es fichado en solitario por la RCA, con la que graba su primer single, Blueberry Hill / Copacabana, al que siguen varios más entre los que destaca el éxito Caterina.

Lasse tiene un enorme éxito en 1963 cuando se presenta por primera vez a la preselección finlandesa para Eurovisión, quedando segundo con Kaikessa soi blues, que será uno de sus singles mejor vendidos. Logra el triunfo al año siguiente con Laiskotellen, que presentada en Copenhague consigue el séptimo puesto y la graba también en sueco (Weel-end) e italiano (Cara Domenica). Al año siguiente inicia una fructífera colaboración con la cantante Marjatta Leppänen, con la que graba a dúo el tema Iltaisin, que Marjatta presenta a la preselección finesa de 1965 logrando el triunfo, si bien un jurado de expertos decidió que fuera al Festival el segundo clasificado, Viktor Klimenko. Más adelante Lasse será cuarto en la preselección de 1966 con Ken hän on, sexto en 1971 con Pilvilaulu, octavo en 1973 con Hän on mennyt vuorten taa y séptimo en 1977 con Kuusitoista hyvää vuotta. Es además el autor de Varjoon-Suojaan, canción que interpretó Fredi en Eurovisión en 1967 y fue el presentador de la preselección finesa de 1987 junto a Laila Halme (Eurovisión 1963).

Lasse tiene un nuevo éxito con su versión del clásico Hello Dolly en 1965. Seguirán más triunfos con Nousevan auringon talo (1965), Tien kuningas (1965), On ihmeen hyvä tulla kotiin taas (1966), Muistako syyskuun (1966), Mä lähden stadiin (1967, a dúo con Carola Standertskjöldin) Rikas mies jos oisin (1968, versión en finés de Si yo fuera rico), etc. Su primer Lp homónimo es de 1965, grabando en los años siguientes a razón de casi uno anual. En 1967 compone la obra musical de dimensión espiritual Voiko sen sanoa toisinkin. En esa época hace frecuentemente espectáculos de cabaret, siendo una figura fundamental de ese género en Finlandia. De 1966 a 1983 estrenara casi un espectáculo anual nuevo. Y a finales de los 70 cofundó con Marjatta Leppäsen, Matti Kuuslan, Jaakko Salon y Jukka Virtasen el Uusi iloinen teatteri (“Nuevo teatro feliz”), del que fue productor. En los 70 actuó también como actor en el programa infantil de televisión Lehtori Musaa, en el que encarnaba a un profesor de música.

Con el tiempo, Lasse Mårtenson se centra cada vez más en la composición y comienza a especializarse en la música para cine y televisión. En 1977 su disco con las músicas compuestas para las series de televisión Myrskyluodon Maija y Skärgård – Saaristo suponen su primer disco de oro y un reconocimiento y respeto como músico internacional que no había conocido hasta entonces. Muchas de sus obras son para películas del director de cine Åke Lindman, del que es colaborador habitual. Discos posteriores se convierten en discos de culto en Finlandia en el subgénero de las bandas sonoras, como Elämänmeno (1978), Kaikki paitsi purjehdus on turhaa (1988), Lauluja merelle (1997, que es grabado con la voz de la soprano Karita Mattila y alcanza el disco de platino), y Lapin kullan kimallus (1999). Su último trabajo de importancia ha sido la música de la película Framom främsta linjen (2004). Desde entonces está retirado.

En 2006 fue grabado un disco de homenaje por varios músicos jóvenes finlandeses (Juha Lehti, Paleface, Marjo Leinonen, Pauli Hanhiniemi, Tommy Lindgren y muchos otros). El lanzamiento del álbum se realizó con un concierto multitudinario en Helsinki, pero Lasse rechazó el homenaje y no asistió al mismo. En 2011 publicó sus memorias.

Es también conocido por su pasión por la vela y la navegación, que se ha plasmado en algunas de sus obras, como la mencionada Kaikki paitsi purjehdus on turhaa (Todo es inútil sin la vela). Lasse se casó por primera vez con la enfermera Carita Wilhelmsson en 1956. Tras su divorcio, su segunda esposa fue la eurovisiva sueca Siw Malmkvist, con la que se casó en 1963 y tuvo a su hija Tove. Se divorciaron en 1971. En 1973 se casó con la periodista Anna- Liisa Ehrnrooth y por último en 1997 con la enfermera Sari Angervo.

Lasse falleció el 14 de mayo de 2016 en la residencia de ancianos de Espoo (Finlandia) mientras dormía a los 81 años.


Texto: Javier Velasco “Javiquico”, Enero de 2014.
Actualizado: José Mª Soto, "Taray". Mayo de 2016

Actuación Gran Final

Euroviisut

15/02/1964

El 15 de febrero se celebró la gran final del Euroviisut 1964 presentada por Aarno Walli desde los estudios de la YLE en Helsinki.

La gala estuvo formada por seis participantes. Un jurado regional fue el encargado de decidir el ganador.

Previamente se realizó una semifinal a través de televoto por correo postal con un total de 10 concursantes. 

Lasse Martenson había participado previamente en el Euroviisut 1963 y competirá de nuevo en las preselecciones de 1966, 1971, 1973 y 1977.

Resultado Preselección

IntérpreteCanciónPuntosPosicion
1
Kai Lind
Satelliitti kahdelle
235
2
2
Irmeli Mäkelä
Kerran viel'
120
3
3
Lasse Mårtenson
Laiskotellen
403
1
4
Heikki Aarva
Toisen kerran
13
6
5
Pirkko Mannola
Bzzz bzzz bzzz
108
4
6
Taisto Tammi
Rakkauden rikkaus
21
5

Lasse Mårtenson

Laiskotellen

Lasse Mårtenson - Sauvo Puhtila

Carátula

Álbum que incluye el tema

sf64-2

Letra de la canción

Versión original

On taaskin sunnuntai
ja haalarit jo nurkkaan jäädä sai.
Eikä kiire laisinkaan,
herätyskellokin on hiljaa vaan.
On aamu sunnuntai
ja vaikka päivä päivän kestää vain,
siitä paljon saada voi,
tyytyväinen laulu soi.

Aikaa kuljeskella omia teitä,
keventyneitä, pidentyneitä,
aivan minne vain…
Aikaa ajatella juttua monta,
uskomatonta, tuntematonta,
aivan kuinka vain,
käskemättä laulaa:

On taaskin sunnuntai
ja vaikka onkin kohta maanantai,
ei voi kiire ahdistaa,
laiskureita laulattaa.

Aikaa seisoskella siinä ja tässä,
kyselemässä, pitelemässä
seinää paikallaan,
aikaa opetella elämän rytmi,
elämän tyyli, elämän laulu,
rytmin oikean.

Siitä paljon saada voi,
tyytyväinen laulu soi.
Laiskureita laulattaa,
hoi laari-laari-laa… hoi laari-laari-laa…
laiskureita laulattaa.

Letra de la canción

Versión traducida

VAGUEANDO

Otra vez es domingo
y has dejado tu mono de trabajo en un rincón.
No tienes ninguna prisa
y el despertador está apagado.
Es domingo por la mañana
y aunque un día dura solo un día,
te puede dar para mucho
cantando satisfecho una canción.

Tiempo para pasear por tu propio sendero,
más ligero, más prolongado,
hacia cualquier parte…
Es hora de pensar en muchas cosas,
increíbles, desconocidas,
sin que importe nada,
cantar sin que nadie te lo pida:

Otra vez es domingo
y si bien pronto será lunes,
no hay que precipitarse,
los vagos están cantando.

Tiempo para pararse acá y allá,
preguntando, sosteniendo
al muro en su lugar,
tiempo para aprender el ritmo de la vida,
el estilo de la vida, la canción de la vida,
el ritmo correcto .

Te puede dar para mucho
cantando satisfecho una canción.
Los vagos están cantando,
hoi laari-laari-laa… hoi laari-laari-laa…
los vagos están cantando.

Traducción: Javier Velasco “Javiquico”

Eurocanción

RANKING 1288º / 1638

5.73 / 10

sf64-2

CANCIÓN

3.17

DIRECTO

3.67

ESCENOGRAFÍA

0

VESTUARIO

0

ORQUESTA

4.67

Conversación

0
TOP
0
10/07/2017

Efectivamente, de lo mejor de Finlandia en el festival. Un 9.

5
TOP
0
16/02/2014

Esta es una canción que me encanta. Para mí es de lo mejor que ha llevado Finlandia al festival. Canción diferente a lo habitual de la época y muy bien cantada por Lasse. Me gusta mucho su timbre de voz. Su 7ª posición es de las más altas de su historia, superada muy pocas veces. Como siempre decimos, una pena no poder ver su actuación pero como cada vez que la escucho me da muy buen rollo, le doy un 10.

0
TOP
0
15/02/2014

Di que si, Lasse, que los domingos son para tocarse el pito todo el dia, sobre todo cuando estás a -25 y con dos metros de nieve.

5
TOP
0
15/02/2014

Un 9 para una canción contagiosa y muy agradable al oído (que es el único sentido que podemos usar en estos casos). Para ser Finlandia, obtuvo uno de sus mejores puestos. El final me encanta. Ojalá pudiera verlo actuar en directo. Lo dicho, un 9

8
TOP
0
15/02/2014

Aunque ya en los albores de ls tercera edad por aquel entonces, a mí me recuerda al típica chica pizpireta que cantaba en la época, en su versión masculina, claro está. La canción es alegre y luminosa y seguro que el intérprete se marcó un bailecito acorde con la melodía de la canción. La letra tenía su gracia, aunque es cierto que lo de las alabanzas y la mitificacion de los domingos, es discutible. Para eso, me quedo con los domingos de los austríacos Mess del 82', sin duda. Un 7 a Lasse.

6
TOP
0
15/02/2014

A mi me encanta. Super simpático y super alegre. Un 8.

4
TOP
0
15/02/2014

Una canción muy simpática, como bien decís, con una música envolvente, pero su voz me irrita. ¿Canta bien? No sé, pero le daré un 6.

0
TOP
0
15/02/2014

Cuando hacía zarzuela trabajaba de martes a domingo y libraba los lunes (¡benditos lunes!), por lo que la idolatría al domingo siempre me ha tocado un poco las narices. Si Frank Sinatra hubiera interpretado esta canción, tal vez ahora la tararearan hasta las porteras y sería un estándar más de jazz. Lasse tiene una voz (y un físico) sugerentes; he escuchado algunas otras cosas suyas y creo que son muuuy interesantes. Me parece pues una muy buena propuesta, como casi todas del "festival fantasma"

1
TOP
0
15/02/2014

Canción realmente simpática. Como Finlandia. Un 7.

1
TOP
0
15/02/2014

Pues sí,yo los domingos los quitaría del calendario,nunca me han gustado...y siempre he preferido trabajar ese día.La canción es genial con ese toque swing o crooner.Y JQ Vanessa no puede entrar en el grupo,te recuerdo que fue expulsada porque no era digna de esta sección.Un 8.

7
TOP
0
15/02/2014

Es una canción simpática, pero me da la sensación de que el amigo Lasse es más soso que una mata de habas, porque no da a la canción ninguna intensidad y muy poquita entonación. 5

8
TOP
0
15/02/2014

6. En ese festival sin imagenes es dificil imaginar a los interpretes y como tenemos solo el audio a mi lo que me transmite esta canción es simpatía. Y ya si hacemos uso de la traduccion pues que quereis que os diga hablar de la vagueza de los domingos o de cualquier día, tiene gracia la cosa de tratar un tema tan atípico, como es sábado y yo trabajo no me siento aludido.