18062018_035951_hb_original
Eurovisión 1963
flag-for-germany_1f1e9-1f1ea
Alemania

Heidi Brühl

Marcel

Gran Final

Puesto 9

5 pts.

Actuación 3

Intérprete

Heidi Rosemarie Brühl (Gräfelfing, 30 de Enero de 1942 – Starnberg, 8 de junio de 1991), se crió con su padre tras el divorcio de sus progenitores y este le inscribió desde los cinco años a clases de ballet. En 1954, con 12 años de edad, recibió clases del director Harald Brown, quien, admirado de su talento, le ofreció un papel en la película Der letzte Sommer, que, estrenada ese mismo año, alzó a Heidi al mundo del estrellato.

Decidida a hacer carrera como artista continuó sus clases de ballet y comenzó a recibir lecciones de canto nada menos que del famosísimo tenor de ópera Fritz Wunderlich, recibiendo además formación en arte dramático, Inglés y Francés a lo largo de cinco años. Al año siguiente de su salto a la fama ya interpreta por primera vez el papel que le hará más famosa: el de Dalli en la trilogía cinematográfica Die Mädels vom Immenhof (1955), Hochzeit auf Immenhof (1956) y Ferien auf Immenhof (1958), con las que se hizo a la vez una niña prodigio y un ídolo adolescente. Heidi protagoniza nada menos que doce películas más en lo que queda de la década de los cincuenta, a dos películas por año. En 1957 debuta en televisión con el telefilme Daphnis und Chloe y en 1959 lo hace en teatro con la revista Sind Sie frei, Fräulein? y en el mundo del disco. En un principio quisieron lanzarla formando un dúo con Corina Corten, las Dolly Sisters, pero enseguida edita su primer single en solitario, Chico Chico Charlie, que se eleva al número 5 de las listas alemanas. No hay que esperar ni un año para que alcance su primer número 1 y disco de oro con Wir wollen niemals auseinander gehn (1960), canción que presenta a la preselección alemana para Eurovisión en 1960, quedando en segundo lugar. Hasta su propia actuación en el Festival, edita ocho singles más, filma cinco películas, participa en el musical Lieben Sie Show …? y se lleva dos premios Bravo Otto en 1960 y 1961 y un Goldener Bildschirm este último año. Una carrera auténticamente meteórica.

A principios de 1963 fue designada internamente representante alemana en Eurovisión, aunque se hizo una gala para elegir la canción entre cinco, siendo la agraciada Marcel, que quedó en novena posición en Londres.

Tras un gran éxito con Las aventuras de Simbad (1963) y rodar la versión cinematográfica de la opereta El barón gitano en 1964, su carrera en la gran pantalla sufre un parón momentáneo hasta 1969, si bien en teatro protagoniza Hotel Victoria, Annie get you gun y My fair lady en varias ciudades alemanas. Su carrera como cantante será el pilar principal de su actividad hasta 1971, grabando gran cantidad de singles anuales entre los que detacan su número 8 en las listas Hundert Mann und ein Befehl (1968), su versión de las eurovisivas La, la, la y Boom Bang-A-Bang, su éxito Vagabondo (1970) y la grabación de cuatro Lp’s entre 1965 y 1968.

En 1971 deja su discográfica de doce años de carrera, la Philips, y su carrera como cantante ya no volverá a ser la misma. Edita sólo cuatro singles en los 70, entre los que destaca el dúo con su hija Nicole Wenn die Liebe nicht wär auf der Welt. Sin embargo su carrera como actriz toma las riendas y sufre una espectacular recuperación participando en los veinte años siguientes en gran cantidad de películas, obras de teatro y programas de televisión. Entre las primeras cabe destacar Frühling auf Immenhof (1974), The Eiger Sanction (Licencia para matar en España, éxito de Clint Eastwood, 1975) o Kleiner Mann was tun (1981). En teatro representa entre muchas otrasobras los musicales Musik ist Triumph (1975) o Dalli, Dalli (1975), sobre su propio personaje que le dio la fama en los cincuenta. La televisión es el medio en el que aparece con más frecuencia, protagonizando su propio espectáculo, Die Heidi Brühl Show en la WDR el 26 de Junio de 1972, y apareciendo en infinidad de series alemanas e incluso norteamericanas como la famosísima Colombo, Busquen a Christie Love o Marcus Welby. Heidi se había casado en 1964 con el actor norteamericano, Brett Halsey, con el que tuvo dos hijos, Nicole y Clayton Alexander. Con su familia vivió una temporada en los Estados Unidos a partir de 1970, lo que propició su trabajo en la televisión norteamericana. Allí también hizo varios espectáculos en Las Vegas con Sammy Davis Jr. entre otros.

Heidi y Brett se divorciaron en 1976 y ella regresó definitivamente a Alemania en 1980, donde fue portada de la revista Playboy ese mismo año. En esa nueva década, abandona el cine y el teatro y limita su actividad como cantante a cinco singles y un solo Lp, Think of me, editado en 1982. Sin embargo, fundará su propio estudio de grabación este último año, en el que desarrollará también labores de producción. Seguirá siendo una constante en la pequeña pantalla, apareciendo en las series Ein Fall für zwei, Praxis Bülowbogen, Der Alte, Hotel Paradies y muchas otras. En 1985 tiene su propio programa, Wir wollen niemals auseinandergehen, en un canal bávaro y en 1990/91 es juez en el concurso Mini playback show. En los años 80 su actividad cinematográfica se limitará a prestar su voz al Oráculo del sur en La historia interminable y doblar al alemán Mira quién habla 2.

Ya por entonces había limitado mucho su actividad al diagnosticársele un cáncer de mama, para cuyo tratamiento se negó a recibir quimioterapia. Grabó un último disco en 1991 con temas de musicales, Weil's aus Liebe war, antes de aceptar someterse a una intervención quirúrgica. No despertó de la anestesia. Tenía 49 años.

Texto: Javier Velasco “Javiquico”, Enero de 2014.

Actuación Gran Final

Final Nacional

28/02/1963

El 28 de febrero se celebró la final nacional sin datos sobre el presentador y la localización. 

La gala estuvo formada por cinco temas para la intérprete. El televoto a través de correo postal fue el encargado de decidir el ganador. Heidi Bruhl, por su parte, fue seleccionada mediante una elección interna. 

La artista había participado previamente en la edición 1960 de la final nacional.

Resultado Preselección

IntérpreteCanciónPuntosPosicion
1
Heidi Brühl
Die blaue stunde
5846
4
2
Heidi Brühl
Das kleine lied
5011
5
3
Heidi Brühl
Zum grossen glück
6681
3
4
Heidi Brühl
Marcel
55119
1
5
Heidi Brühl
Ein schöner tag
10857
2

Heidi Brühl

Marcel

Charly Niessen

Carátula

Álbum que incluye el tema

18062018_035925_d63_original-2

Letra de la canción

Versión original

Marcel, das geht mir viel zu schnell,
es tut mir schrecklich leid,
ich brauch ein bißchen Zeit.
Marcel, kannst du eventuell
ein bißchen netter sein?.
Dann will ich dir verzeihn.

Es geht, wenn sich's um Liebe dreht
nur mit sehr viel Gefühl,
sonst bleib ich sehr, sehr kühl, Marcel,
Marcel, das geht mir viel zu schnell,
'ne Chance hat bei mir allein ein Kavalier.

Lala… lalala lalala…
Lalala lalala… lalala lalala…

Marcel, das geht mir viel zu schnell,
es tut mir schrecklich leid,
ich brauch ein bißchen Zeit.
Marcel, kannst du eventuell
ein bißchen netter sein?.
Dann will ich dir verzeihn.

Es geht, wenn sich's um Liebe dreht
nur mit sehr viel Gefühl,
sonst bleib ich sehr, sehr kühl, Marcel,
Marcel, das geht mir viel zu schnell,
'ne Chance hat bei mir allein ein Kavalier.

Letra de la canción

Versión traducida

MARCEL

Marcel,
esto está yendo demasiado rápido para mí,
lo siento mucho, necesito un poco de tiempo.
Marcel,
¿podrías ser alguna vez
un poco más agradable?.
Entonces, te perdonaré.

Es que cuando se trata de amor,
tiene que ser sólo con mucho,
mucho sentimiento,
de lo contrario, me quedo muy, muy fría,
Marcel, Marcel,
esto está yendo demasiado rápido para mí,
una oportunidad conmigo
sólo la tiene un caballero.

Lala… lalala lalala…
Lalala lalala… lalala lalala…

Marcel,
esto está yendo demasiado rápido para mí,
lo siento mucho, necesito un poco de tiempo.
Marcel,
¿podrías ser alguna vez
un poco más agradable?.
Entonces, te perdonaré.

Es que cuando se trata de amor,
tiene que ser sólo con mucho,
mucho sentimiento,
de lo contrario, me quedo muy, muy fría,
Marcel, Marcel,
esto está yendo demasiado rápido para mí,
una oportunidad conmigo
sólo la tiene un caballero.

Traducción: Javier Velasco “Javiquico”

Eurocanción

RANKING 906º / 1638

6.5 / 10

18062018_035925_d63_original-2

CANCIÓN

3.57

DIRECTO

4.43

ESCENOGRAFÍA

4.86

VESTUARIO

4.71

ORQUESTA

4.71

Conversación

0
TOP
0
10/07/2017

Difícil escoger en un buen festival. Un 8.

0
TOP
0
20/06/2014

Para un cosecha tan esplendida como la del 63, con canciones realmente míticas, la elección Alemana no desentona demasiado, aunque quizá sea un poquito larga. Es un tema alegre, desenfadado, con mucho ritmo y muy bien cantado e interpretado por una Heidi Brühl que irradiaba energía por todo su cuerpo. 10 puntitos.

0
TOP
0
14/02/2014

Leyendo la letra, en la que el fresco de Marcel tenía la mano muy larga con nuestra virginal Heidi, me imagino a la madre de ella diciéndole al salir para ir al cine con Marcel a ver "Cleopatra": Hija, si busca algo más que un beso de ti, es que no te quiere ni te respeta. Y ella, como una buena niña bien educada, obedece y se hace la estrecha, lalalalaaaa... hasta que no la lleve al altar, como está mandado. Marcel, Marcel, qué duros eran aquellos tiempos.

0
TOP
0
14/02/2014

Esta sí que me parece una mujer guapa y no la cara bollo (Frajabarca dixit) de la austriaca de antes de ayer. Respecto a lo de repetitiva que algunos señaláis, destaco que era muy habitual en esa época hacer una canción para minuto y medio y, si sabía a poco, repetir desde el principio (letra incluida) en descarado "da capo" y quedarse tan anchos (por no hablar de tralaras, duduas y rellenos de todo tipo). Rafa, Vanessa me ha dicho que quiere hacer un trío (musical) con Linda y Heidi...

5
TOP
0
14/02/2014

Simpática canción en la que la guapísima Heidi estuvo correcta. Si comparamos el nivel de ese año, para mí hubo muchas mejores que quedaron por debajo, pero es que en aquella época con sólo 5 puntos te quedabas 9º. Me temo que esta chica estaría metida en alguna secta o algo así para negarse a que le dieran quimioterapia. Es una pena que ella misma se hiciera el harakiri tan joven. Parece que cuando se convenció fue demasiado tarde. Le doy un 6.

6
TOP
0
14/02/2014

Le hace falta más movimiento, osea que se moviera por el estudio. Eso sí, tiene muchísima energía. Un 7.

8
TOP
0
14/02/2014

6. Y porque soy más benévolo que el Papa celebrando San Valentín. Pero la canción nunca me gusto en demasía, pero lo hace con tanto brío, y ganas que aunque parece que lleva alguna copichuela demás se merece algo más del aprobado; por destacar algo el vestido que lleva me parece muy muy elegante. Bueno ya no doy más la murga por hoy, para eso esta Heidi y Marcel.

7
TOP
0
14/02/2014

No me gusta, me resulta cansina tanto la canción como la música en general. Había que terminar esta canción "interminable" y lo mejor: ¡Hala, de golpe!. Como tampoco creo que sea mala del todo. 5

8
TOP
0
14/02/2014

En un año tan peculiar y variado como ese, no podía faltar el número cabaretero muy bien interpretado, por cierto, por una Heidi Brühl que fue de las que mejor se movió en el escenario. El tema es vistoso y chispeante y sin ser tampoco merecedor de la victoria, si que fue mejor que otros temas esperpénticos tipo Francia o Mónaco, que quedaron por encima. La originalidad danesa, sin embargo, insuperable. Un 7.

4
TOP
0
14/02/2014

Qué genialérrima la producción británica del 63. Me parece muy alegre y divertida, pero al final se hace un poco plana, como pasa casi siempre con estas canciones. Mi voto oscilará entre el 7 y el 8.

0
TOP
0
14/02/2014

Qué racha llevo, un 4. En un año como 1963, Heidi no estuvo a la altura.

1
TOP
0
14/02/2014

Un 9 para una canción alegre que inspira pasión e ilusión por vivir, coquetuela y dicharachera. Magnífica la orquesta y Heidi.

1
TOP
0
14/02/2014

Hola Sjj,a veces en los chats también me llamo Heidi...Y esta Heidi por qué me recuerda a nuestra Edurne de TCMS?...bueno que se lo pasa pipa y que el 63 fue el Festival más interesante de aquellos tiempos.Un 9.

5
TOP
0
14/02/2014

Nada, nada. Una canción muy circense y cabaretera. Con lo mágico y misterioso que fue siempre ese decorado de 1963, con Heidi Brühl no lució nada. En un año magnífico, este tema pasa desapercibido. Un 4