Eurovisión

Miryam Benedited: “En Eurovisión presentaremos otra Edurne, con más fuerza corporal y menos dulzura”

“Fundamental será que Edurne ejecute la dinámica de movimientos y posiciones como se han ensayado para que en Eurovisión todo encaje. Ella es muy disciplinada”| “Edurne tiene el hándicap del exceso de dulzura. Estamos trabajando para cambiar ese registro natural” | “La puesta en escena será teatral y explicará una historia” | “La protagonista absoluta es Edurne. Tanto Giuseppe di Bella como el vestuario, que juega un papel fundamental, son elementos escenográficos para contar esa historia”
José García Hernández · Fuente: eurovision-spain.com
Publicado el día 06 de mayo de 2015
06052015_083411_foto4
Miryam Benedited y Giuseppe di Bella, en Madrid (E-S)

Miryam Benedited: “En Eurovisión presentaremos otra Edurne, con más fuerza corporal y menos dulzura”

Llevan años trabajando juntos. La complicidad es más que evidente. It’s in the air. Se percibe, se palpa. No sólo sobre un escenario, sino fuera de él. Bromean, se ríen juntos. También sudan. La tarde primaveral, aunque con viento, es muy agradable. Los tejados del centro de Madrid, a nuestros pies, desde la terraza del Gymage de la Plaza de La Luna. Miryam toma tónica. Giuseppe, té. Y es que Eurovisión está a la vuelta de la esquina, y hay que cuidarse. Los ensayos finales en Televisión Española con Edurne ya han comenzado. La transformación está en marcha. La maquinaria Gestmusic echa humo a pleno rendimiento. Las puertas del Wiener Stadthalle se abrirán para recibir a otra Edurne, no a la de cara dulce y angelical, sino a una Edurne con más fuerza corporal y expresividad en cada movimiento. Amanecer así lo requiere. Lo pide a gritos. Miryam Benedited y Giuseppe di Bella, coreógrafa y bailarín de la candidatura española, así lo explican en esta entrevista con eurovision-spain.com.

EUROVISION-SPAIN.COM: Empezamos con una presentación. ¿Quién son Miryam Benedited y Giuseppe di Bella? Definíos.

MIRYAM BENEDITED: Será divertido que primero yo presente a Giuseppe y Giuseppe me presente a mí. Giuseppe es el bailarín perfecto que puede llevar Edurne a Eurovisión, y no lo digo por la evidente buena relación que tenemos, sino porque lo creo. Si no lo creyera, no lo llevaría. Además, reúne las cualidades perfectas para ello, combina las necesidades de danza requeridas para la actuación con un físico atractivo para la televisión. Además es una persona muy educada, agradable e inteligente. Se le puede sacar de casa (risas).

GIUSEPPE DI BELLA: Luego te invito a algo (risas)… Miryam es una coreógrafa de renombre de este país, que lleva 4.000 años trabajando [esto no lo pongas (risas)]… no, en serio, Miryam lleva toda la vida trabajando en televisión, comenzó en la fábrica de José Luis Moreno…

M.B.: Mejor tomo yo la palabra (risas). ¿Cómo me defino? Como una persona muy trabajadora. Llegué a Madrid muy jovencita con la ilusión de dedicarme a esto, y no he parado nunca de trabajar, de tomar clases, estudiar. Soy una persona con muchos recursos, solvento las cosas de manera fácil, y en esta profesión de la televisión, que va todo tan rápido, eso es muy importante. Imagínate que llegamos a Viena y se pierde una maleta. Te pueden pasar mil cosas. Trabajadora, tenaz y resolutiva son las tres palabras que me definen.

G.B.: En mi caso, llevo ocho años en España. Estaba estudiando Derecho en Italia y me vine de Erasmus. Gracias a un casting que hice con Miryam para Operación Triunfo 2009, me quedé aquí y he ido enlazando un trabajo con otro. Han pasado ocho años, y ahora ya no me veo en Italia. He tenido la suerte de trabajar mucho con Miryam, y con otros profesionales. También me definiría como muy trabajador, ¡si no lo fuera no podría aguantar el ritmo de Miryam!

E-S: Habéis sido de los últimos profesionales en formar parte de la candidatura española. Os proponen finalmente ir a Eurovisión con Edurne, ¿qué se os pasa por la cabeza? ¿Qué os sugiere un festival de esta envergadura?

M.B.: A mí me hace mucha ilusión, me recuerda a mi niñez, tiene una parte sentimental. De pequeña, cuando vivía con mis padres, para mi hermana y para mí el día del festival era un acontecimiento. Nos aprendíamos las canciones y nos sentábamos delante del televisor a verlo. Luego durante años perdí el hilo, quizá porque no me emocionaba lo que hacíamos o coincidía con mi trabajo, pero de unos años a esta parte me he vuelto a reenganchar. Es un festival alucinante, una gran ocasión para aprender mucho.

G.B.: Es el mayor espectáculo de televisión que hay en Europa ahora mismo. Cuando llegué a España no lo conocía. La primera vez que lo vi fue en mi piso de Erasmus el año del Chikilicuatre. Vi que emitían un espectáculo musical y dije, vamos a ver qué es esto…

M.B.: … Y dijiste, ¿qué está haciendo España? (risas)

G.B.: … No entendía por qué no participaba Italia. La única experiencia televisiva que tenía de programas donde participaban países era Juegos sin fronteras, que en Italia se veía y me encantaba. Y yo decía, ‘si Eurovisión es el mismo concepto pero en lo musical, ¿por qué no participa Italia?’ Luego indagué y descubrí que no participábamos porque teníamos Sanremo. Después, regresó Italia con Raphael Gualazzi, y poco a poco me he ido enganchando. Es un gran espectáculo a nivel técnico y de puestas en escena. Además, el año pasado con Ruth Lorenzo ya lo vivimos muy cerca.

M.B.: Eso es. Con Ruth lo vivimos muy bien, nos hizo partícipes a través de su videoclip, y estábamos muy enganchados. Fue como una preparación para este año.

E-S: Eurovisión ha sido para ti una asignatura pendiente, Miryam. Con Soraya en 2009 formaste parte del equipo de la candidatura en la preselección, ¿después qué pasó?

M.B.: No te voy a engañar, lo de Soraya fue un poco palo. Hicimos la preselección, y cuando la seleccionaron para Eurovisión, TVE impuso por encima de todo a Mayte Marcos. Fue una cosa llamativa, extraña, porque los artistas siempre han podido elegir al coreógrafo.

E-S: Luego llega Ruth Lorenzo el año pasado. ¿Qué tal la experiencia?

M.B.: Fenomenal. A Ruth Lorenzo no le conocíamos de nada. Sí habíamos tenido un contacto previo con su representante, Dani Valls, porque también representaba a Henry Méndez, y habíamos coincidido en algunas galas. Ellos pensaron que nosotros podíamos hacer un buen videoclip, y nos lo propusieron. Hicimos un videoclip del cual todavía nos sentimos muy felices. Con Ruth Lorenzo es fascinante trabajar, porque es una tía muy entusiasta, arrolladora, con mucha fuerza, no se le resiste nada, y luego lo hace bien, tiene talento innato. Ella te lo da todo en fuerza y expresión.

E-S: Y de Ruth pasamos a Edurne. ¿Cómo es la representante española en Viena?

M.B. Edurne es una chica con muchísimas tablas en televisión y en directo, y eso nos tranquiliza muchísimo. Coincidí con ella la primera vez que apareció por televisión en Operación Triunfo. Algo fundamental es que ella ejecute la dinámica de movimientos, las posiciones que se han ensayado y cómo se han ensayado para que luego todo encaje en un programa tan mecanizado y programado como es Eurovisión. Edurne tiene una cosa muy buena, es muy disciplinada en el sentido televisivo.

E-S: ¿Tanta disciplina en la ejecución es bueno? ¿No puede resultar frío de cara al espectador?

M.B.: Es bueno de cara a los resultados del conjunto. Con alguna otra cantante, que no es Ruth Lorenzo, me ha pasado que se han venido demasiado arriba en el directo, y ello rompe con todo lo que se ha preparado. Edurne tiene el hándicap del exceso de dulzura, es una chica preciosa, guapísima, con un plano de cámara alucinante, pero tenemos que trabajar para cambiar el registro natural que tiene, que es muy bonito, pero quizá no para Amanecer.

E-S: ¿Y lo estáis logrando?

M.B.: Estamos trabajando en ello. Hay que sacar más registros de Edurne, como una actriz, pero ella es muy trabajadora y lo va a conseguir.

E-S: La interpretación será un punto fuerte en la escenografía. ¿Cómo se trabaja este aspecto con una artista como Edurne?

M.B.: Trabajando el cuerpo. Frente a un espejo, intentando que un mismo movimiento parezca otra cosa. Mueves una mano o un brazo, pero el movimiento no parte del brazo, parte de otro sitio, de dentro. Hay gente que lo tiene innato, y otra a lo que se lo tienes que explicar y tienes que trabajar con ello. Hay que lograr que ese cuerpo hable más, diga más, exprese más, que su cara tenga más fuerza.

G.B.: En definitiva, se tratar de darle teatralidad a la interpretación de la canción.

M.B.: Hay que ver todos los movimientos, la manera de caminar, e intentar que cada vez vaya expresando más para paliar su dulzura. Hay que conseguir transmitir fuerza más que drama. Y en ello estamos trabajando para que en Viena se note esa evolución.

G.B.: Es como estar en el escenario, y decir: ‘Aquí estoy yo y los focos hacia mi persona’.

E-S: Habéis empezado ya los ensayos de forma intensiva. ¿Qué plan de trabajo manejáis?

M.B.: De aquí hasta que nos vayamos a Viena, ensayaremos todos los días durante cuatro horas. Combinaremos ensayos corporales con sonido. Cuando hagamos la canción entera durante los ensayos, le pediré a Edurne que cante con micro para que haga fondo y ver cómo va de respiración, de aire. La canción es muy difícil de cantar, y se puede fallar en una nota. Sólo el hecho de tener que caminar, puede suponer un despiste. Por ello, cualquier cosa que haga, tiene que hacerla cantando, y es en eso donde vamos a centrar nuestros esfuerzos estos días.

E-S: ¿Cuál será tu papel en la puesta en escena, Giuseppe?

G.B.: Soy un medio para contar la historia. El objetivo es que cualquier espectador que no sepa castellano entienda la historia. La puesta en escena es muy teatral. No soy el típico bailarín al uso.

E-S: ¿Y cómo te preparas para ello?

M.B.: Haciendo régimen (risas).

G.B.: Un régimen de morirme (risas). Y entrenando mucho, aunque para Viena no tengo que preparar algo específico.

E-S: Puestas en escena con solista y bailarín ha habido muchas en Eurovisión. Las últimas, Estonia 2014 o Suecia 2012 con Loreen…

G.B.: No tiene nada que ver. Evidentemente hay un bailarín en el escenario, y va a bailar… pero no es que vaya a bailar como tal, sino que es un personaje.

M.B.: Sí, no es tan al uso como la gente cree.

G.B.: Insisto en que soy un medio más para contar la historia.

E-S: No eres un tigre, ¿verdad?

G.B.: No, no, soy una persona (risas).

E-S: ¿De quién partió la idea de la puesta en escena?

M.B.: De Gestmusic. Por aquel entonces, nosotros no estábamos en el proyecto. No había nada, ni bailarín ni coreógrafo. Pero, viendo ideas, llegaron a la conclusión de que esta historia, para estar bien contada, necesitaba un bailarín, una figura, y me propusieron que yo le llevara. También para ayudar con el bailarín y apoyar a Edurne en todo, en su disposición por el escenario y en su manera de moverse, y en las cosas que puede llegar a hacer con Giuseppe.

E-S: Cuando conocéis la historia, ¿qué se os pasa por la cabeza? ¿Cómo la definirías?

M.B.: La historia ya la conocíamos de antes por cercanía a Gestmusic. Cuando nos la contaron, nos gustó mucho, nos pareció bien, pero nuestra imaginación voló un poco más. Para mí, la palabra que la define es teatral.

G.B.: Y explicativa.

M.B.: Eso sí, la gente tiene que saber que Eurovisión tiene muchas limitaciones. Puedes soñar con una puesta en escena, y luego no poder hacerla.

G.B.: En mi caso, cuando me ven haciendo telas acrobáticas, la gente me pregunta si eso lo voy a hacer en Eurovisión, y deben saber que en el escenario no se puede colgar nadar. No hay espacio para hacer vuelos.

E-S: A veces, menos es más en el festival.

M.B.: Eso justamente lo hablaba yo el otro día. Has dado en el clavo. Más que menos es más, es lo apropiado o lo no apropiado. En Eurovisión no se pueden hacer cosas absurdas por el mero hecho de tener que hacer algo.

E-S: La creatividad, la originalidad, presentar un concepto claro pero sencillo suele funcionar. Un ejemplo es Azerbaiyán 2013…

M.B. y G.B.: Nos encantó esa actuación.

G.B.: Vamos a ver, nuestra puesta en escena sencilla, sencilla, tampoco es…

M.B.: A mí, sí me lo parece.

G.B.: Está visto desde muchos puntos de vista. Todo está orientado para contar lo mismo. Es sencillo, pero no hasta el punto de que Edurne salga sola en el escenario.

E-S: En vuestra opinión, ¿dónde está la clave de esta puesta en escena? ¿En la cantante? ¿El bailarín? ¿La iluminación? ¿El conjunto de todo?

M.B.: Depende de ella totalmente. En que consiga transmitir todo lo que la puesta en escena quiere contar, y es que cambia al 100 por ciento cuando lo hace de una forma u otra. Fundamental es la interpretación, y ya no lo que tiene que hacer, sino lo que no tiene que hacer. Hay que presentar otra persona, otra Edurne, una Edurne con más fuerza corporal, transmitiendo más, en definitiva. Es una cuestión de transmitir fuerza, no dulzura.

G.B.: Todo es para ayudarle a ella, que tiene que transmitir lo que tiene que transmitir.

E-S: Supongo que ya habéis hablado de todo esto con Edurne, ¿qué opina?

M.B.: Sí, y está totalmente de acuerdo. El respeto es máximo por todas las partes. Yo le digo: ‘Aquí estás muy dulce, y aquí tienes que transmitir más fuerza, y si sacas el brazo de esta forma, dice esto, y ella lo recibe fenomenal’. Además, es una chica muy trabajadora.

G.B.: Ella está muy a favor de obra, le gusta mucho cómo está planteada la puesta en escena.

E-S: ¿Cómo valoráis los directos que ha hecho Edurne hasta la fecha? ¿Tienen algo que ver con lo que veremos en Viena?

M.B.: No, no veremos lo mismo. Ha evolucionado en la forma de transmitir, y se va viendo un cambio poco a poco. Es muy duro tanta crítica, quizá ella ya ha cogido un poco de fuerza y seguridad y eso va a favor. Ahora ya tiene clara la dirección. Yo no quiero ver nada de lo inicial en Viena. Quiero que se le note el trabajo que está haciendo, y ver esa capacidad de cambio.

G.B.: Yo la vi el otro día, que nos fuimos a probar el vestuario, y está totalmente centrada y con muchas ganas.

E-S: Ya os habéis probado el vestuario, ¿tiene un papel importante en la puesta en escena?

G.B.: Sí, lo tiene.

M.B.: Para mí, siempre lo tiene. En este caso, tiene un papel muy importante.

E-S: ¿Describidme el vestuario?

M.B. y G.B.: No podemos (risas).

E-S: ¿Algún adjetivo?

M.B.: Al igual que Giuseppe, el vestuario es otro elemento más para contar la historia, y es muy importante. Edurne no puede ir vestida de otra manera. Quizá a otra cantante que vaya de noche, le da igual cambiar de vestido porque va de noche, pero en este caso no se puede cambiar.

G.B.: De hecho, el jueves [de la semana pasada] ya se vio si funcionaba el concepto que se había planteado por imagen, y funciona perfectamente. El vestido no se puede perder.

M.B.: Por eso la importancia de que no se pierdan las malestas (risas)… ¡¡¡El vestido tiene que ir en la mano!!!!

E-S: Giuseppe, ¿tu vestuario depende del de Edurne?

G.B.: El mío es poco, muy poca ropa…

M.B.: … pero va en pantalones, no en taparrabos (risas).

G.B.: Arriba hay algo, pero están viendo cómo ponerlo. El otro día me fui a probar una cosa, y se decidió de la tela que había cortar la mitad.

M.B.: En realidad, la figura de Giuseppe ha cobrado mucha fuerza porque es un bailarín conocido, pero su figura en la puesta en escena es muy discreta. La protagonista absoluta es Edurne, y él es más un elemento escenográfico que un bailarín.

G.B.: Hay baile, evidentemente, porque si no, meterían a un actor, pero está todo muy medido.

M.B.: Muy encajado en lo que tiene que ir.

E-S: Apenas quedan diez días para viajar a Viena, ¿cómo visualizáis la semana allí, con ensayos, actos promocionales, conferencias de prensa…?

M.B.: Tenemos tiempos asignados para cada ensayo. Tenemos que aprovechar esos tiempos que nos dan, con mil ojos, ubicar, colocar, visionar la realización que hagan, que todo esté en su sitio, y así todos los días. No estoy a favor de fijar un planning de trabajo en Viena, al margen de los ensayos. Si todo lo que llevamos funciona y sólo hay que trasladarlo al escenario, no soy partidaria de ensuciarlo en una sala. Todo lo que hagas fuera del escenario es restar. Otra cosa es que algo falle, y en ese caso sí, pero el escenario es el escenario, ubicarte y que no tengas otras referencias.

E-S: El año pasado Ruth Lorenzo tenía un concepto y un elemento claro en su actuación, la lluvia. En vuestro caso, ¿existe algún concepto?

M.B.: Sí, hay una idea, un concepto, pero no es tan claro como algo físico como la lluvia de Ruth Lorenzo. Es más abstracto. Se cuenta una historia, que nada tiene que ver con la del videoclip.

G.B.: El año pasado había un concepto físico, la lluvia. Este año existe ese concepto, pero no es físico.

E-S: ¿Cómo afronta Gestmusic, una de las productoras de entretenimiento más importantes de España, el reto de Eurovisión?

M.B.: Con muchas ganas, se ha volcado. Está totalmente pendiente, encima, hablando con TVE, supervisando todo. Para Gestmusic es un reto. Eurovisión les gusta, y Edurne es una chica que ha salido de ahí. Nosotros estamos tranquilos por eso.

G.B.: Además, el trabajo está muy sectorializado. Dentro de la idea general, cada profesional se ocupa de su área (iluminación, realización, etc…), y es un punto muy a favor.


E-S: ¿Cómo veis a los rivales?

G.B.: Es un año de baladas y duetos, y hay pocas canciones rítmicas. Italia lleva una apuesta fuerte. Islandia también me gusta, porque es como Kelly Clarkson pero edulcorada. Israel me resulta un poco hortera, y Albania tiene muy buena voz, pero la canción no se me queda.

M.B.: Yo no soy muy buena para distinguir a los rivales, pero pase lo que pase en Viena, hay que apostar por nuestra idea, e ir hasta el final. Si llegas allí y cambias, lo estropeas todo, porque al final son pegotes. Hay que llegar con los deberemos hecho y apostar por lo que hemos decidido.

G.B.: Y con la garantía de que lo que hemos hecho, guste más o menos, está cuidado y trabajado.

E-S: Para terminar, ¿qué mensaje queréis trasladar a los eurofans?

M.B.: Yo quiero pedirles a nuestros queridos eurofans que nos animen y nos apoyen. Nos venimos arriba cuando nos muestran su cariño y nos dicen cosas bonitas. Además, yo pienso, ‘coño, es que somos mogollón’. Además, a Edurne también le hace ilusión.

G.B.: Eso mismo, necesitamos que nos animen, que vamos a Viena con muchas ganas, a trabajar duro y dejar el pabellón muy alto.

Conversación

0
TOP
0
11/05/2015

@selrac77, Jaja, me gusta tu idea! Y me encantaría que fueran en esa línea con dos ambientes en escenario hasta el encuentro de ambos (aunque no sé yo). Quizá influenciada por el 'Frozen' yo había pensado en algo parecido: Edurne es una Diosa-Bruja, su amor muere sin decirle todo lo que siente, va al volcán de Orodruin en plan ´Frodo meets La chica en llamas´ y recupera a su chico y el Amanecer con un hechizo de fuego. Venga!

0
TOP
0
10/05/2015

No os da la sensación de que Miriam no está muy convencida de que Edurne consiga transmitir? Dice si, es muy trabajadora, seguro que lo hará bien, va mejorando poco a poco...a estas alturas tendría que estar todo pulido y decir que está todo perfecto. No sé si está muy convencida la verdad. Ojala así sea, pq tiene buena voz, buena presencia y la canción está muy bien.

0
TOP
0
09/05/2015

No se como algunas personas piensan que podamos ganar: eso si que es confianza y positivismo.Con gente como vosotros, pronto España saldrá de la crisis.Y por mucho que os moleste (independiente de si la canción es buena o mala) tanto Edurne, RTVE que Gestmusic lo estan haciendo fatal

1
TOP
0
08/05/2015

El resumen de esta entrevista es que Edurne no rea la cantante apropiada para la canción y que se va a presentar como un número de musical y no como una camción pop.

0
TOP
0
08/05/2015

Yo opino que será algo relacionado con el desamor...al principio de la canción están juntos pero el la deja y ella llora esa pérdida . Casi al final el vuelve pero ella le dice que no y es el ultimo ieeio cuando la canción toma fuerza y ella ha superado ese amor!ese es su amanecer...y quién no ha sufrido por amor?creo que es un tema muy universal y todo el mundo se identifica con ello.Es mi punto de vista:D

0
TOP
0
07/05/2015

Yo pienso que la escena estará basada en la tragedia. Una Edurne vestida de viuda, con capa, en medio de humo, con su amado muerto en el suelo, y al final vuelve o resucita su amado y ella recupera el esplendor y la alegría de un amanecer, apareciendo con nuevo vestido todo deslumbrante. Podria estar basado también en algo religioso (Magdalena y Jesucristo) aunque seria arriesgado... estoy intrigadisissimooo

7
TOP
0
07/05/2015

Da gusto leer la entrevista, se respira mucha ilusión y sobre todo mucha profesionalidad detrás, este año vuelvo a estar muy ilusionado con España y así da gusto ver el festival,A POR TODAS CHIC@S y nos vemos en GETAFE 2016!!!

8
TOP
0
07/05/2015

¡Moratalaz 2016!

0
TOP
0
07/05/2015

canarias 2016

3
TOP
0
07/05/2015

Son muy simpáticos. Me gusta eso de tenere una idea y no cambiarla por lo que puedan hacer los otros. No improvisar es un secreto de triunfo.

0
TOP
0
07/05/2015

En vertele podéis ver el escenario ya terminado, está muy chulo. Go Edurne!

3
TOP
0
07/05/2015

LOGROÑO 2016!

6
TOP
0
07/05/2015

Animo chicos a por todas!!! Pase lo q pase, llevo tres años estando súper orgulloso de las representaciones españolas con mucho mas trabajo y atención. Es maravilloso ilusionarse con el festival de esta manera y no ver el festival para ver quien gana... Felicidades a todos los integrantes del equipo de amanecer y sobretodo todo mi apoyo a quien da la cara EDURNE. A POR TODAS!!!!

0
TOP
0
07/05/2015

Le deseo todo lo mejor a Edurne y ojalá estuvieramos en el top 10Pero es que ya no me fio de RTVE y de sus historias. Nos prometieron un temazo, y no lo es (todo lo contrario), nos prometieron un videoclip increible pero no se puede ser más cutre. Nos hablaron de un vestido negro como el videoclip (poco llamativo según mi opinión) y ahora la puesta en escena. Saben lo que deben de hacer para que la audiencia sea maxime pero eso sí, sin nunguna posibilidad de ganar Lo siento de verdad por Edurne

10
TOP
0
07/05/2015

España debería promocionarse entre los españoles que viven fuera, que son los que pueden votarnos incondicionalmente. TVE debería enviar notas informativas a los locales y centros españoles de ciudades europeas donde hay colonias de españoles. Seguro que todos los rumanos de España saben perfectamente qué día es Eurovisión, y en cambio los españoles que están fuera ni lo sabrán. Luego nos quejamos de los votos de diáspora de los demás...pues aprovechemos la nuestra, no?

0
TOP
0
07/05/2015

Mostoles 2016!!!!!!!!

3
TOP
0
07/05/2015

Estoy de acuerdo con Jesus_M en que algunos aquí se pasan de enterados. Como si el hecho de salir en una foto en plan guapearas sin camiseta les confiriera superioridad intelectual o el derecho de corregir las opiniones de los demás. No hay opiniones directas ni incorrectas; simplemente diversas. Y todas tienen su lugar. Pienso yo.

3
TOP
0
07/05/2015

Venga, dejemos trabajar a este equipo, ni desconfiemos tanto ni nos hagamos megailusiones de presentaciones fuera de lo normal. dejémonos llevar por la ilusión del festival y ya poquito a poco nos iremos enterando de que va todo. Tenemos que canalizar todos estos nervios y expectación en positivo, seguro que lo harán bien, son buenos profesionales, mucha suerte a todo el equipo!!!

6
TOP
0
07/05/2015

MADRID 2016

0
TOP
0
07/05/2015

Yo tambien pienso que la historia irá por el tema trágico. Si no tiene nada que ver con el video que hablaba del miedo al desamor y al compromiso solo puede quedar esa interpretación "se fue". Me imagino un inicio con el bailarín yaciendo en el suelo, y Edurne desconsolada sobre el, comienza a cantar y ambos se levantan, como cámara atrás para contar su historia que finalizaria en el mismo punto de partida.Un flashback con inico y segúramnete final también trágico y potente.

Ver más comentarios