Reportajes

Euroflashback 1975: Cuando España apostó por primera vez por el amor de pareja

Sergio y Estíbaliz no consiguieron el éxito ni el resultado de Mocedades en el primer festival organizado por Suecia, pero sí protagonizaron una de las actuaciones españolas más recordadas, e imitadas. Los neerlandeses Teach-In lograron la cuarta y última victoria para su país repitiendo la fórmula, descafeinada, de los ganadores precedentes ABBA. Eurovisión 1975 estrenaba el sistema de votación de los «12 puntos» y alcanzaba su récord de participación, pero sufría una de las ediciones más conflictivas a nivel político en la tranquila Estocolmo con manifestaciones, boicots y amenazas de atentado que se cumplirían semanas después. La muerte del dictador Franco, el fin a la Guerra del Vietnam, el despegue de la industria del juguete o la explosión de la música disco, entre los acontecimientos del año
Igor Santamaría
Vicente Rico
Imagen: Manuel Rivero · Fuente: eurovision-spain.com
Publicado el día 04 de junio de 2018
26052018_045640_EUROFLASHBACK_1975_grande
Sergio y Estíbaliz (eurovision-spain.com)

Euroflashback 1975: Cuando España apostó por primera vez por el amor de pareja

España asistía a los estertores de la dictadura que terminaría el 20 de noviembre de 1975 con la muerte de Franco cuando fuimos representados por primera vez por una pareja en Eurovisión, Sergio y Estíbaliz. Mientras en Europa aún retumbaban los sones del Waterloo de ABBA, considerada la mejor canción de la historia del festival, TVE se decantó por un dúo muy cercano al grupo que oteó el triunfo en 1973, Mocedades, del que fueron miembros hasta poco meses antes. Juan Carlos Calderón, autor de la mítica Eres tú, también compuso la almibarada Tu volverás que no consiguió el resultado ni el éxito de su antecesora, pero sí ser una de las actuaciones españolas más recordadas del certamen. El triunfo se lo llevó, por cuarta y última vez, Países Bajos con Ding-a-Dong de Teach-In, siguiendo la estela pop del cuarteto sueco y el cliché de canción eurovisiva. 

El 22 de marzo, desde el Stockholmsmässan y presentado por Karin Falck, Suecia debutaba como organizadora de Eurovisión. También fue la primera edición del sistema de votación más popular del festival, los 12 puntos, a pesar de la disconformidad de la delegación española y alemana. Cada país tenía un jurado de 11 miembros, la mitad menores de 26 años, los cuales valoraban cada candidatura inmediatamente después de su actuación de 1 a 5 votos. El presidente de cada panel, al finalizar todas las presentaciones, hacía el recuento y otorgaba 12, 10 y de 8 a 1 puntos a las canciones favoritas. A diferencia de la actualidad, las votaciones no se anunciaban de menos a más sino por orden de actuación, dinámica que se mantuvo hasta 1980. Con leves variaciones, como el número de jueces o el rango de las notas, este fue el sistema de votación permanente hasta 1998 cuando el jurado se sustituyó por el televoto en la mayoría de países. A modo de curiosidad, en el jurado español de Estocolmo 1975 se encontraba el actor José Luís López Vázquez.

A pesar de recalar en la tranquila Suecia, esta vigésima edición del festival fue muy conflictiva a nivel político. Todo comenzó con la izquierda sueca criticando el enorme desembolso de Sveriges Radio en la organización del concurso, pero rápidamente las protestas se extendieron hasta nacer un movimiento anti música comercial, a tal punto de celebrar un contrafestival el mismo 22 de marzo en otro lugar de Estocolmo en el que cualquiera podía cantar su canción, la más famosa, «Haciendo el inmoral Festival de Eurovisión» de Sillstryparn's. Esta situación derivó en la retirada de Suecia de Eurovisión 1976, oficialmente debido a motivos económicos, pero probablemente influenciados por esta presión social. 

Por otra parte, el certamen alcanzaba un récord de 19 participantes, con el regreso de Francia y Malta y el debut de Turquía, lo que provocó la retirada de Grecia, a modo de protesta por la invasión del norte de Chipre. Ambos países no coincidirían hasta 1978, pero los griegos no dieron un solo punto a los turcos hasta 1997. Los servicios de inteligencia suecos también detectaron una amenaza terrorista de la Fracción del Ejército Rojo, por lo que se extremaron las precauciones en materia de seguridad. Lamentablemente sí atentaron un mes después contra la embajada de Alemania Occidental de Estocolmo causando dos muertos y 10 heridos. Además, los técnicos de la televisión sueca se opusieron a que el festival fuera retransmitido por la chilena Canal 13, miembro asociado de la UER, como protesta a la dictadura militar de Pinochet. Ante este panorama, no es de extrañar que la organización disuadiera al representante portugués, Duarte Mendes, en su intención de actuar vestido con uniforme militar y una pistola en homenaje a la Revolución, y se tuviera que conformar con llevar un clavel en la solapa.


Videoclip: Sergio y Estíbaliz – Tú volverás

Países Bajos fue la encargada de abrir el festival y, por primera vez, la primera actuación también lo cerraba como ganadora, algo que solo solo se repetiría en 1976 y 1984. Getty Kaspers lideraba el sexteto Teach-In que se presentó al Nationaal Songfestival 1975. Allí, un jurado internacional de cinco miembros eligió primero la canción entre tres opciones, Dinge dong, la cual recibió cuatro de los cinco votos. Después, un panel popular formado por 100 personas seleccionaría su intérprete, también entre tres candidatos, saliendo el grupo con un 56%.

Rebautizada como Ding-a-dong en Estocolmo, la fórmula emulaba a algunos vencedores o éxitos eurovisivos previos, con un estribillo tan ridículo como pegadizo, una imagen extravagante con unos vestidos y peinados difíciles de definir, y un xilofonista que protagonizaba el final de la actuación rompiendo una bombilla sobre el escenario. España colaboró en el triunfo con sus 12 puntos. El single tuvo un éxito moderado en Europa, alcanzando el número 1 en Noruega y Suiza, el #3 en su propio país o el #8 en Irlanda, pero no pasó de un anecdótico #13 en el Reino Unido.

Las discretas cifras de ventas de sus álbumes Festival y Get on board, ambos de 1975, provocaron la salida del grupo de Kaspers y varios cambios en sus miembros. Teach-In solo lanzaría dos discos más, el último en 1979, y Getty uno homónimo en 1982. La formación original se reuniría en el año 2007 para actuar en Maastricht y también en Moscú en 2009, cuando aprovecharon para relanzar en formato CD sus trabajos de 1975 y, ya en 2010, un recopilatorio de grandes éxitos.


Países Bajos: Teach-In – Ding-A-Dong

Los famosísimos The Shadows por el Reino Unido partían como los grandes favoritos para el oro, pero los británicos se tuvieron que conformar con una nueva plata. El grupo, eminentemente instrumental, tiene gran parte de su carrera ligada a Cliff Richard a quien acompañaron entre 1958 y 1968.

Su designación a dedo para Eurovisión, sin embargo, no fue muy popular, así lo demuestra el televoto de la preselección de canciones A Song for Europe, el más bajo de este formato en la historia, y las pobres ventas tanto del single como del álbum. El tema vencedor, Let me be the one, es considerado en la actualidad un clásico eurovisivo, pero en la época fue tachado de antiguo por la crítica. Para colmo de males, el solista Bruce Welch se equivocó en la segunda frase de la letra en pleno directo, algo que resolvió con un «I know» al más puro estilo de la Rosa de España.


Reino Unido: The Shadows – Let me be the one

El bronce recayó en Italia con Era de Wess & Dori, un curioso dúo formado por un estadounidense y una italiana que unieron su carrera versionando a los eurovisivos Brotherhood of Man en 1972, y gozaron de gran éxito durante toda la década de los años 70's. Tanto juntos como posteriormente en solitario, cosecharon grandes marcas en los festivales italianos de mayor prestigioso, entre ellos Sanremo


Italia: Wess & Dori Ghezzi – Era

Cuarta fue Francia con la preciosa Et bonjour a toi l'artiste de Nicole Rieu, una canción que podemos incluir en el grupo de las grandes baladas francófonas de Eurovisión. Quinta, otra buena muestra de la canción melódica francesa, en este caso por Luxemburgo, representado por la irlandesa Nicole, y el tema Toi. La candidatura luxemburguesa tenía unos padrinos de lujo, los compositores de Puppet on a string y Congratulations, y el letrista de Tom Pillibi y L'amour est bleu, tres ganadoras de Eurovisión y uno de mayores éxitos de la historia del festival.

En sexta posición se clasificó Suiza con Mikado de Simone Drexel, una cantante cuya carrera discográfica casi se reduce a Eurovisión, al que recientemente calificó como «un espectáculo grotesco de carne y lentejuelas». Sobrepasada por la fama tras su participación en el festival, su discográfica la calificó como una «idiota arrogante» ante sus continuos desplantes. Un puesto por debajo se situó Finlandia con Old man fiddle de Pihasoittajat con sabor americano y aroma country.

La anfitriona Suecia se tuvo que conformar con la octava plaza para la trasnochada Jennie, Jennie de Lars Berghagen y las coristas The Dolls, quienes ya representaran a su país en 1973 con The Nova. El intérprete es uno de los artistas suecos más queridos con una fructífera carrera profesional de más de 50 años no solo como cantante, sino también como compositor, actor, escritor y presentador. Su familia tiene muchos vínculos eurovisivos, ya que estuvo casado con Lill Babs (1961) y es suegro de Tommy Nilsson (1989). Irlanda con That's what friends are for de The Swarbriggs fueron novenos, un resultado que mejorarían solo dos años después con It's nice to be in love again, bajo el nombre The Swarbriggs Plus Two. A pesar de todo, su primera candidatura les valió los premios de Artista, Canción y Álbum del Año en su país.


Francia: Nicole Rieu – Et bonjour a toi l'artiste


Luxemburgo: Geraldine – Toi

España cerró el top 10 y ocupó el ecuador de la tabla, un resultado decepcionante en la etapa dorada de TVE en Eurovisión, pero que hoy en día muchos firmarían con los ojos cerrados. Antes de convertirse en dúo, Sergio y Estíbaliz se habían presentado al festival con Mocedades en 1970 con Viejo marino y en 1971 con Un mundo mejor, pero abandonarían la formación un año antes del Eres tú. Juan Carlos Calderón, al igual que en todas sus canciones eurovisivas, se puso al frente de la orquesta.

Su actuación fue criticadísima por la prensa, especialmente, por el vestido de ella, el papel secundario de él y un conjunto calificado como «obsoleto», a pesar de la maravillosa voz y excelente directo de ambos. Incluso fueron pariodiados por Martes y 13 casi un cuarto de siglo después. A pesar de todo, Tú volverás fue número 1 de ventas en España durante dos semanas, y también se editó una versión en inglés llamada Love come home.

La pareja contrajo matrimonio el 9 de noviembre de ese mismo año en su ciudad natal, Bilbao, ocupando las portadas de toda la prensa del corazón. Su carrera continuó con un gran éxito, tanto en España como en América Latina, con canciones inolvidables como Cantinero de Cuba, compuesta por Arturo Pareja Obgregón. También participaron en el musical Jesucristo Superstar interpretando a Pedro y María Magdalena. Ya en la década de los años 90, y junto a Amaia e Iñaki Uranga y Carlos Zubiaga de Mocedades, formaron otro grupo mítico, El Consorcio, con los que editaron 12 discos. Tristemente, Sergio falleció el 15 de febrero del 2015 a los 66 años. Estíbaliz, por su parte, sigue girando como miembro de El Consorcio. Una de sus dos hijas, María, también está ligada a la música pues es la líder del grupo indie Mäbu. 


España: Sergio y Estíbaliz – Tú volverás

En el vagón de cola podemos destacar a Malta que volvía a Eurovisión con Singing this song de Renato, decimosegundo y recibido como un héroe en la tercera participación de la isla y la primera en la que salían de la última posición; Mónaco con la tan bonita como antigua Une chanson c'est une lettre de Sophie; o Portugal con la incomprendida Madrugada de Duarte Mendes con la que puso punto y final a su carrera musical. Turquía no pudo tener peor debut que el de Seninle bir dakika de Semiha Yanki, última, con tres míseros puntos concedidos por el jurado monegasco.

Aunque si hablamos de injusticias, no solo de este 1975, sino de toda la historia de Eurovisión, es mención obligada la brutal actuación de Joy Fleming con Ein Lied kann eine Brücke sein por Alemania, todo un derroche de voz y poderío que dejó atónitos a unos jurados que no supieron entender ni su talento, ni su interpretación ni, especialmente, el gran mensaje de la canción. Antepenúltima, con 15 puntos, cuatro de ellos desde España.


Alemania: Joy Fleming – Ein Lied kann eine Brücke sein

España se convertía en monarquía parlamentaria con Franco, antes de morir, cediendo la batuta al rey Juan Carlos de Borbón y su esposa Sofía de Grecia. Otro drama que llegó a su fin fue la guerra del Vietnam, con el Viet Cong, el ejército del norte del país, tomando la capital del sur, Saigon, y Estados Unidos perdiendo por primera vez en la historia un conflicto bélico. Portugal se quedaba, además, sin la soberania sobre Cabo Verde, Mozambique y Santo Tomé y Príncipe.

En la carrera espacial, la nave soviética Soyuz XIX y la norteamericana Apolo se encontraron en el espacio donde los astronautas pudieron conversar y hacer intercambios. Charles Chaplin era nombrado Sir por la reina Isabel II como reconocimiento a su carrera como actor y cómico, mientras que la informática se abría camino con Bill Gates y Paul Alen fundando Microsoft en Alburquerque disparándose la ventas de los ordenadores Altair 8800, y Sony lanzaba el vídeo Betamax. El 8 de marzo era proclamado por la ONU como el Día Internacional de la Mujer.

Hungría patentaba el cubo de Rubik, creado por Erno Rubik, y salían a la luz juegos como Cinexin, Clicks de Famobil, Juegos Reunidos Geyper, Lego, Madelman, Magia Borrás, Nancy, Pin y Pon o Scalextric en este año de la explosión del juguete. En la moda triunfaba el look hippie, las camisetas con estampados y los pantalones de campana hoy convertidos en el otro extremo. Deportivamente, la japonesa Junko Tabei fue la primera mujer en hollar el Everest, y el estadounidense Arthur Ashe el primer tenista negro en ganar Wimbledon. El golfista Jack Nickalus ganaba por quinta vez en Augusta, los Golden State Warriors hacían lo propio por primera en la NBA, y Anatoly Karpov vencía en el Mundial de ajedrez por incomparecencia de Bobby Fischer.


La Imagen de Tu Vida: Franco ha muerto

El recientemente desaparecido José María Íñigo triunfaba en TVE con Directísimo por el que recibía el TP de Oro al Mejor Presentador. Gente Joven o Voces a 45 fueron otros de los programas que se estrenaron este 1975. La pública también emitía por primera vez Heidi, Kojak, La Casa de la Pradera o Vickie, El Vikingo, mientras que en Estados Unidos veía la luz un Saturday Night Live aún hoy vigente y Starsky y Hutch. En la gran pantalla veíamos la oscarizada Alguien voló sobre el nido del cuco, la icónica The Rocky Horror Picture Show y el Tiburón de Spielberg.


Heidi

Cecilia cantaba Mi querida España este 1975 en el que su bellísima Amor de medianoche quedó segunda en La OTI. Lolita fue la primera de la nueva generación de Los Flores en saltar al ruedo musical llamando una y otra vez a su Amor. Miguel Gallardo nos decía que Hoy tengo ganas de ti y José Luís Perales nos preguntaba Y te vas, pero algunas de las canciones más recordadas de este año son las del verano como Georgie Dann y El bimbó o Saca el güisky, Cheli de Desmadre 75.


OTI 1976: Cecilia – Amor de medianoche


Lolita – Amor

La música disco vivía una explosión internacional con temazos como Mamma mia de ABBA que conseguía su primer gran hit mundial, You're the first, the last, my everything de Barry White, Love to love you baby de Donna Summer, Never can say goodbye de Gloria Gaynor, You sexy thing de Hot Chocolate, That's the way (I like it) de KC and The Sunshine Band o The Hustle de Van McCoy. Aunque para joyas de la cosecha del 75, Bohemian rhapsody de Queen.


ABBA – Mamma mia


Queen – Bohemian rhapsody

No pudo ser en 1975, tampoco este 2018, pero a Amaia y Alfred les deseamos una carrera tan larga y próspera como a Sergio Estíbaliz y, especialmente, el mismo amor que estos se profesaron durante toda su vida. 


Martes y 13: Seggio y Estípaliz – Tu volverás

Conversación

0
TOP
06/06/2018

Brutal no, lo siguiente, actuación de Joy Fleming con Ein Lied kann eine Brücke sein (una joya)

0
TOP
06/06/2018

"Tú volverás" todavía me pone los pelos de punta, gran canción!

13
TOP
06/06/2018

Una de las mejores canciones que España envió a Eurovision. Preciosa canción.

4
TOP
05/06/2018

Lo bien que me lo pasé yo con los Juegos Reunidos Geyper y mi Madelman. Pero mis padres nunca me compraron el Cinexin. Estibaliz (que en euskera quiere decir Como Si Fuera Miel) tiene una voz preciosa, ciertamente dulce como la miel.

1
TOP
05/06/2018

Para mí, "Tú volverás" es una de las canciones que más me emocionan y bonitas que ha enviado España, injustamente olvidada en los resúmenes que se hacen de nuestra participación a lo largo de los años.

0
TOP
05/06/2018

Igor! Vicente! C H A P E A U!

6
TOP
05/06/2018

Es una de las mejores ediciones de su década, todas las canciones eran de un nivel sobresaliente. Ya quisiera España volver a quedar entre los díez primeros.