Reportajes

El Eurotop de Ralph Siegel: Diez canciones que convirtieron al autor alemán en Mr.Eurovision

Del 1 al 8, 10 y 12 puntos repasamos las éxitos y los fracasos, las luces y sombras y las obras eurovisivas del prolífico compositor alemán que cuenta con 23 participaciones en el festival, por cinco países, y medio centenar de intentonas en diferentes finales nacionales durante los últimos 43 años
Vicente Rico · Fuente: eurovision-spain.com
Publicado el día 25 de julio de 2015
25072015_071205_ralph
Ralph Siegel

El Eurotop de Ralph Siegel: Diez canciones que convirtieron al autor alemán en Mr.Eurovision

Los cantantes y las canciones se suelen llevar el éxito, la fama y los titulares en Eurovisión, un espectáculo que genera tal cantidad de curiosidades, detalles e información que no siempre permite hablar de los equipos de cada candidatura, responsables en gran medida de los éxitos o, también, de los fracasos. Uno de los nombres propios de la historia del festival, desde hace 43 largos años desde su primera incursión, es el compositor alemán Ralph Siegel.

Conocido popularmente en Alemania como Mr.Eurovision, su fábrica en serie de eurocanciones le ha llevado a participar en el certamen de la UER en un total de 23 ocasiones, en representación de hasta cinco países, y a concursar medio centenar de veces en sus respectivas finales nacionales. Una medalla de oro, tres de plata y dos de bronce, todas ellas para su país natal, coronan su palmarés, en el que también se cuentan varios tropiezos, algunas polémicas, y una deriva en su trayectoria eurovisiva que en los últimos años ha recaído entre San Marino y las más variopintas preselecciones perdiendo parte de su calidad musical y su fórmula del éxito.

Mucho antes de la irrupción de herederos en la práctica como Thomas G:Son y cía, y también de convertirse en hijo adoptivo de San Marino, Ralph Siegel compuso no pocos clásicos de la historia de Eurovisión que hoy recordamos, entre el 1 y el 8, el 10 y el 12, en el Eurotop de eurovision-spain.com.

1 punto para Luxemburgo 1974 con Bye bye I love you de Ireen Sheer.

La primera incursión de Ralph Siegel en Eurovisión, dos años después de probar suerte en la final nacional alemana, se produce en 1974 con la elección interna de Ireen Sheer con Bye bye I love you por Luxemburgo. Un debut en el que se vislumbran muchos de los ingredientes de sus creaciones, letras tontorronas, melodías pegadizas, y estribillos machacones creados diabólicamente para hipnotizar a los pobres jurados nacionales. Después de su cuarto puesto, Ireen Sheer representaría nuevamente a Alemania en Eurovisión 1978, y volvería a competir, una vez más, de la mano de Luxemburgo y Ralph Siegel en 1985 con la irritante Children, kinder, enfants.


Luxemburgo 1974: Ireen Sheer – Bye bye I love you

2 puntos para Alemania 1999 con Journey to Jerusalem – Kudüs'e seyahat de Sürpriz.

Mucho antes de grupos multiculturales prefabricados y cantos de paz, como los perpetrados por Armenia 2015, Ralph Siegel ya estaba haciendo de las suyas para llamar la atención de los espectadores y jueces europeos en la que, realmente, ha sido una de sus especialidades eurovisivas. El pastiche, en esta ocasión, fue mezclar a artistas de origen turco nacidos o residentes en Alemania, con una canción de ritmos árabes, en un adelanto a la moda que comenzaría poco tiempo después, interpretada en ¡tres! idiomas, alemán, turco e inglés, al que se añadiría posteriormente el hebreo para completar el Viaje a Jerusalén en dicha ciudad en la que se celebraba el Eurofestival 1999. La tormenta perfecta para movilizar a la diáspora turca recién implantado el televoto dió resultado clasificándose en tercera posición siendo, hasta el momento, su último gran éxito festivalero. La polémica fue constante en esta candidatura ya que la ganadora de la final nacional, Corinna May con Hör den kindern einfach zu, fue descalificada cuatro días después de su victoria ya que su tema había sido comercializado por en otra voz dos años antes. Sürpriz, los segundos clasificados con la mitad de los votos de la audiencia frente a la primera posicionada, fueron entonces los designados para viajar a Jerusalén. El eurodrama no terminaría ahí sino que un grupo de eurofans denunciaron a Ralph Siegel por autoplagiarse a si mismo con un cara B de un single publicado 15 años atrás, lo que provocó que Alemania tuviera que solicitar una ampliación del plazo de inscripción, aunque finalmente la acusación fue desestimada por la UER. A pesar del éxito en Jerusalén, todas las polémicas afectaron a la recepción popular de la eurocanción que se saldó con un rotundo fracaso en casa donde ni siquiera entraron en el top 100 de la lista de ventas alemana. 


Alemania 1999: Sürpriz – Journey to Jerusalem – Kudüs'e seyahat

3 puntos para Alemania 2002 con I can't live without music de Corinna May

Después de su polémica descalificación en la final nacional del año 1999, y su segundo puesto, avalada por el propio Ralph Siegel, una edición después, el sueño eurovisivo de Corinna May se haría realidad en Tallin. Lamentablemente, el resultado se convertiría en una pesadilla para la que era una de las grandes favoritas de Eurovisión 2002, un pírrico vigesimoprimer puesto con 17 puntos, en el que es uno de los mayores y más inesperados batacazos alemanes en el festival. Las razones se pueden buscar en una decepcionante actuación, con una Corinna May muy nerviosa como denotaba su voz al borde del desafine, su rigidez y su desconcertante tic en la mano, y unas Dawn, Filiz, Kisha, Nadine y Tulay, las chonis hiperactivas que le pusieron de compañeras, totalmente fuera de si.


Alemania 2002: Corinna May – I can't live without music

4 puntos para Alemania 2003 con Let's get happy de Lou.

Un año después del fracaso de Corinna May, Ralph Siegel contraataca con Lou, básicamente repitiendo el mismo esquema de su anterior candidatura. Ritmos retro, una escenografía colorida y visual, un coro desenfrenado, y los habituales clichés musicales del autor, protagonizaron una actuación más solvente que la precedente que, consecuentemente, también tuvo un resultado mas aceptable rozando el top 10. Alemania 2003 fue la última vez que Ralph Siegel representó a su país en Eurovisión marcando el inicio de su declive festivalero, con propuestas mediocres y peores clasificaciones, como las sufridas por Suiza 2006, Montenegro 2009 y San Marino 2012 a 2015.


Alemania 2003: Lou – Let's get happy

5 puntos para Alemania 1994 con Wir geben 'ne Party de MeKaDo.

Ralph Siegel crearía en el año 1994 un nuevo grupo especialmente para Eurovisión, MeKaDo, quienes fueron elegidas internamente con la discotequera Wir geben 'ne party. Su recordada actuación, con un impecable directo, una frenética coreografía, y un desenfadado conjunto que llamaba la atención en una época bastante apolillada del festival, las confirmó como una de las favoritas que al finalizar la noche se alzaron con la medalla de bronce. El éxito, sin embargo y como sucede en parte del historial eurovisivo de Ralph Siegel, no se trasladó a las listas de ventas donde se tuvieron que conformar con un decepcionante top 100 en Alemania que motivaría su disolución poco tiempo después comenzando tres fructíferas carreras en solitario en diferentes campos artísticos.


Alemania 1994: MeKaDo – Wir geben 'ne Party

6 puntos para Luxemburgo 1980 con Le papa pingouin de Sophie & Magaly.

A pesar de que en la portada del single Le papa pingouin puedan parecer Pili y Mili, o incluso Josema y Millán, las siguientes protagonistas son las gemelitas más dicharacheras de La Eurovisión, Sophie & Magaly. El bizarro número, con Papa Pingüino correteando y tres pingüinitas a los coros, obtuvo un aceptable puesto nueve en Eurovisión 1980, aunque el gran éxito llegaría después vendiendo más de un millon de copias del sencillo que se convertiría en todo un clásico infantil en los países francófonos. El destino de Sophie y Magaly, sin embargo, fue mucho más duro siendo consideradas un juguete roto que han sido carnaza para la prensa amarillista. Las gemelas declararon dos años después a su participación en el festival haber recibido únicamente 33.000 francos de royalties en un contrato que, al ser menores de edad, firmaron inocentemente sus padres. El letrista de la canción Le papa pingouin Jean Paul Cara, posteriormente, también afirmó que Ralph Siegel nunca quiso hacer de las hermanas un producto de éxito, sino que simplemente necesitaba a alguien de sus características para interpretar ese tema en concreto, en su tónica habitual de crear productos de usar y tirar para la competición. Magaly fallecería de SIDA en 1996 marcando la vida de su gemela Sophie que desde ese momento vive prácticamente recluída en su casa con depresión y agorafobia.


Luxemburgo 1980: Sophie & Magaly – Le papa pingouin

7 puntos para Alemania 1981 con Johnny Blue de Lena Valaitis.

Cuatro puntos separaron a Ralph Siegel de su primera victoria en el festival que, no obstante, le garantizaron una sobresaliente medalla de plata. La responsable del éxito fue Johnny Blue, una canción sobre un niño músico ciego, la cual da nombre a uno de los últimos proyectos del autor, su propio musical que ha sido estrenado recientemente. Lena Valaitis puso voz al tema realizando una de las actuaciones que ya son parte de la historia de oro de Eurovisión. 


Alemania 1981: Lena Valaitis – Johnny Blue

8 puntos para Alemania 1980 con Theater de Katja Ebstein.

Katja Ebstein volvía a Eurovisión por tercera vez poniendo voz al Teatro de Ralph Siegel que, hasta ese momento, sería su mejor marca consiguiendo la segunda posición. Con un gran directo, una impecable interpretación, y acompañada por cuatro mimos a medio camino entre lo divertido y lo siniestro, la solista alemana de origen polaco se metió en el bolsillo a todo el público. Katja Ebstein posee un palmarés único y envidiable en el festival logrando dos terceros y un segundo puesto en sus tres participaciones. 


Alemania 1980: Katja Ebstein con Theater

10 puntos para Alemania 1979 con Dschinghis Khan de Dschinghis Khan.

Ralph Siegel conseguiría uno de sus mayores éxitos comerciales con el grupo y el tema Dschinghis Khan, otra de sus incontables creaciones multiculturales y prefabricadas, los cuales quedarían en cuarta posición en Eurovisión 1979 pero se convertirían en un superventas internacional. La actuación es, sin ninguna duda, una de las mejores de la historia del festival, con su innovadora escenografía, donde se priorizaba la figura del bailarín sobre los cantantes, la originalísima coreografía, y su impactante imagen en plena efervescencia disco. La vida de Dschinghis Khan, a diferencia de otros inventos del autor, continuaría tras el Eurofestival, con éxitos incluso mayores como su hit Moskau que 30 años después se puso nuevamente de moda gracias a un anuncio de televisión, mientras que su eurocanción tuvo múltiples adaptaciones y versiones como la realizada en nuestro país por el forracarpetas de la época, Iván, aquí conocida como Sin amor. «Sin, sin, sin amor me siento libre, pero algo me falta, porque sin, sin, sin amor se hacen las noches eternas, y el cuerpo pide alguien a su lado bienaventurado, pero aquí me tiene sin amor». Épico.


Alemania 1979: Dschinghis Khan – Dschinghis Khan

12 puntos para Alemania 1982 con Ein bisschen frieden de Nicole.

Quién la sigue la consigue. Nicole con Ein bisschen frieden le dió a Alemania y a Ralph Siegel su primera victoria en Eurovisión. La canción es una de las ganadoras más exitosas de la historia del festival alzándose con el número 1 de ventas en Alemania, Austria, Irlanda, Noruega, Países Bajos, Suecia, Suiza o Reino Unido, donde coronó la lista durante seis semanas, y versionada al español, danés, francés, holandés, inglés y polaco. La María Ostiz alemana, Nicole, pondría la guinda a cuatro años consecutivos de éxitos eurovisivos y comerciales comenzados por Dschinghis Khan y continuados por Katja Ebstein y Lena Valaitis hasta alcanzar el preciado trofeo que le dieron la fama y el reconocimiento que conserva hoy en día, y a pesar de The social network song oh oh uh oh oh.


Alemania 1982: Nicole – Ein bisschen frieden

Bonus Track para DQ Suiza 1992 con Soleil soleil de Geraldine Olivier.

Ralph Siegel ganó holgadamente la final nacional de Suiza para Eurovisión 1992 por la que representaría por primera vez al país en el festival con la pegadiza Soleil soleil de Geraldine Olivier. La segunda clasificada, Daisy Auvray, denunció la puñalada trapera de que la vencedora se hubiera presentado a la vez por la televisión regional alemana y francesa, lo cual estaba prohibido por las bases del concurso. La justicia le dió la razón privándonos de ver a la ganadora original en Malmö, quien probablemente habría sido una de las favoritas de la edición, y aguantándonos con la soporífera Mister Music Man que pasó con más pena que gloria por el Eurofestival. Ralph Siegel se quitaría 14 años después la espinita suiza siendo elegido internamente con, ¿Lo adivináis?, Sí, un grupo eurovisivo, multicultural y pacifista.


DQ Suiza 1992: Geraldine Olivier – Soleil soleil

Conversación

7
TOP
28/07/2015

Ojalá Ralph Siegel compusiera un buen tema para eurovisión de nuevo, porque últimamente...

0
TOP
27/07/2015

Todas sus propuestas han tenido características de canciones facilonas y estribillos muy pegadizos!! Pero que Afortunadamente no triunfan actualmente en Eurovisión!!!

9
TOP
26/07/2015

Pues a mí­ no me da para hacer un top ten con las canciones de este hombre... Eso sí­, incluirí­a sin duda 'Children, Kinder, Enfatns'. Por algún motivo, me encanta =)

8
TOP
25/07/2015

Quizá estas pseudo fábricas, de canciones para el festival, lo desvirtúan y deshumanizan un poco, no se si seria buena idea que cantante y compositor, tuvieran la nacionalidad del país al que representan.

2
TOP
25/07/2015

Los 5 puntos de Alemania 94 se los daría sin duda a Alemania 99.

8
TOP
28/07/2015

Vicente coincido bastante con tu lista sobre todo el 7 que para mi seria 8 , 10 y 12 perfectos me parecen temazos ,eso si yo sacaría a las Happy Feet ,me parecen aun peor que la de San Marino de este año ,este señor todavía dara que hablar mas de un año

9
TOP
27/07/2015

Es un compositor icono de Eurovision con canciones maravillosas y clasicazos le pese a quien el pese. Grande siegel.

10
TOP
26/07/2015

Ni la mitad de estas pensaba que eran suyas. Me encanta Alemania en 1981, 1982 y 1994. No entiendo que no logue hacerle a San Marino un tema en condiciones actualizado a hoy en día.

4
TOP
26/07/2015

Estaría interesante hacer otro top con G:Son, que lo tenemos por las nubes por componer Euphoria pero la verdad es que la gran mayoría de sus otras canciones no han sido una maravilla que digamos.

1
TOP
26/07/2015

De acuerdo con alt199. Si se exige que el cantante haya de ser de la nacionalidad a la que representa por qué no también exigir esto a los compositores y letristas? Para mí es lógico, y haría que el festival fuese más original y auténtico en todos los sentidos.

2
TOP
26/07/2015

Gran compositor, y Nicole y Katja Ebstein, indudablemente fueron las mejores canciones presentadas. En el caso de Nicole en el año 1982, se ve que antes se podía ganar en cualquier idioma. No obstante, el no muy lejano debut en el 2007 de Serbia con Marija Serifovic, nos hace soñar que España podría ganar también en los próximos años, en nuestro bonito idioma.

0
TOP
25/07/2015

Es cierto que suele repetir siempre el mismo esquema, y aunque no es santo de mi devoción, hay que reconocer que a veces da con la tecla adecuada y ha tenido canciones inspiradas.

0
TOP
25/07/2015

Buen artículo, hay muchas canciones que no sabía que eran suyas! De todas formas alguien debería decirle que lo dejara estar, porque es obvio que la fórmula hace tiempo que le dejó de funcionar. Lo de este año ha sido de vergüenza ajena.

12
TOP
25/07/2015

Excelente repaso, Vicente! Genial, para ti el 12! Estoy muy de acuerdo con la selección y el orden, con la salvedad de que daría los 7 a Sophie & Magaly en vez de a Lena Valaitis y daría el 12 a Dschinghis Khan en vez de a Nicole, aunque eso te lo perdono porque al fin y al cabo con ella llegó la ansiada victoria teutona finalmente. Alemania 79' en mi top 10 de las mejores de la historia y Le papa pingouin un tema que escucho casi cada día. Ralph Siegel, criticado y alabado a partes iguales. Pero siempre bienvenidas sus euroaportaciones. Os recomiendo el reportaje sobre su biografía y éxitos en el canal de los vídeos, en alemán, eso sí.