24042019_084401_lp_original
Eurovisión 1961
flag-for-serbia_1f1f7-1f1f8
Yugoslavia

Ljiljana Petrovic

Neke davne zvezde

Gran Final

Puesto 8

9 pts.

Actuación 5

Intérprete

Ljiljana Petrović nació en 1939 en Bosanski Brod, ciudad perteneciente a la República Srpska (parte serbia de Bosnia y Herzegovina) y pasó casi toda su niñez y juventud en la ciudad de Novi Sad. Ljiljana se dio a conocer cuando en 1960 participó en los Festivales de verano de Vili Karolina, celebrados en Mali Lošinj, en el archipiélago croata del Adriático. Allí fue escuchada por uno de los directivos de la discográfica nacional yugoslava, la Jugoton, quien le propuso hacer un disco. Ljiljana aceptó y se trasladó a Ljubljana para grabarlo en los estudios de la radio de la capital eslovena.

Allí, una vez más, la suerte quiso que la escuchara el compositor Jože Privšek, quien quedó encandilado con su voz, considerándola idónea para una canción que tenía preparada para la primera preselección yugoslava para Eurovisión. Así Ljiljana logró el triunfo en la misma con el mencionado tema de Privšek, Neke davne zvezde, que se convirtió en la primera canción yugoslava en Eurovisión. Tal hecho supuso un auténtico revuelo en su país, por lo que significaba de apertura al otro lado del Telón de acero, y no fue menos chocante en los países del bloque occidental. Ljiljana, no obstante, actuó con un tremendamente sobrio vestido negro “como correspondía a una auténtica muchacha socialista” según palabras de Miroslav Mika Antić, autor de la letra del tema, adornado con un broche de plata prestado (a escondidas de Antić) por Saša Novak, el locutor de la televisión yugoslava encargado de la retrasmisión.

Neke davne zvezde consiguió el octavo puesto en el Festival y supuso el inicio de la carrera artística de Ljiljana, consiguiendo que ese  primer single cuya grabación la llevó a Eurovisión (que incluía versiones en serbocroata de temas jazz como Sayonara o Cry me a river) fuese un éxito en su país. La canción eurovisiva fue incluida en su primer Lp, Ljiljana Petrović, editado en 1962. Ljiljana siguió moviéndose en un estilo cercano al jazz, con numerosas versiones en su idioma de éxitos internacionales como Brigitte Bardot, Fascination o Yes, sir, that’s my baby, así como alguno éxitos propios como Andrija ...super momak si ti (uno de sus mayores éxitos) o Toni, Toni.

Tras su relativo éxito en Cannes, participó en muchos otros certámenes, como el Festival de Zagreb en 1962, con la canción Ko crne ruže cvijet, el Festival de Opatja de 1966 con Neka ton e bude u prolece, logrando triunfos como el Premio especial del jurado en el Novosadskog festivala zabavne glazbe omladina 1967 (Festival de música de la juventud de Novi Sad) con Stani na čas.

En los años 70 su carrera continuó de una forma más discreta editando dos Lp’s en la Unión soviética y aún alcanzando cierto éxito en la Antigua Yugoslavia con singles como Nikola (1971), Obećanje u novembru (1971), Ne igraj se vetre (1973), Mama (1974), Gitaro, druže moj ‎(1974), Hvala srcu što te voli (1976) o Sever 1923 (1979). Después desaparece de los escenarios y de los estudios, si bien se editan algunas recopilaciones de sus éxitos.

A partir de 1989 reaparece en una nueva faceta: como escritora de poemas jaiku (forma poética japonesa consistente en brevísimas sentencias de exaltación de la naturaleza). La televisión serbia los presentaba por primera vez en 1990 y después fueron publicados en varias revistas y en un libro editado por la propia Ljiljana en 1991. Desde 1995 ha puesto música además a sus poemas, convirtiéndose en una de las pocas artistas que se dedican a este género.

En el nuevo siglo ha hecho algunas apariciones en televisión en programas de contenido retro y fue especialmente destacable su aparición en el evento Evergrin veče - Pod sjajem zvezda (La noche de los viejos éxitos – bajo la luz de las estrellas), que se celebró dentro del marco de los Días de Belgrado el 19 de abril 2006 en el Centro Sava de la capital serbia. Ljiljana, como primera representante serbia y exyugoslava en el Festival, se quejó mucho de no ser invitada a la celebración del Festival de Eurovisión en su país en 2008.

Hay dos Ljiljana Petrović con las que no debe ser confundida: una es Ljiljana (Petrović) Buttler (1944-2010), "la reina del soul gitano", conocida y carismática cantante serbia de música gitana, y la otra es la Ljiljana Petrović productora y compositora, que fue la manager y "madre adoptiva" del normacedonio Toše Proeski hasta la muerte de este.

Texto: Javier Velasco “Javiquico”, Enero de 2014.

Actuación Gran Final

Jugovizija

16/02/1961

El 16 de febrero se celebró la gran final del Jugovizija 1961 desde el Teatro Dramático Nacional de Liubliana.

La gala estuvo formada por nueve participantes. Un jurado regional fue el encargado de decidir el ganador. 

La gran final estuvo integrada, entre otros artistas, por: Lola Novakovic (Yugoslavia 1962).

Resultado Preselección

IntérpreteCanciónPuntosPosicion
1
Ljiljana Petrovic
Neke davne zvezde
X
1
2
Marjana Derzaj & Stane Mancini
Kako sva si razlicna
3
Jelka Cvetezar
Crni klavir
4
Ivo Robic
Pjesma o zivotu
5
Gabi Novak
Drage misli
-
2
6
Lola Novakovic
Plave daljine
-
3
7
Anica Zubovic
Letnja priča
8
Dorde Marjanovic
Igra
9
Duo Hani
Obecaj mi to

Ljiljana Petrovic

Neke davne zvezde

Jože Privšek - Miroslav Antić

Carátula

Álbum que incluye el tema

24042019_084448_y61w_original-2

Letra de la canción

Versión original

Stari put od lišća sav žut,
noć na putu tom.
San od zvezda tako je žut,
san u oku mom.

O znam ja, o, znam ja,
još pamtim te dane
nekad si bio uz mene tu.
O znam, da si još moj.
Plaču noćas grane
u oku mome i snu.

Tvoj osmeh još slutim i tvoj topli dlan.
Dok čekam, ćutim i tonem u san.

O znam, da si još moj.
Plaču noćas grane
u oku mome i snu.

Tvoj osmeh još slutim i tvoj topli dlan.
Dok čekam, ćutim i tonem u san.

O znam, da si još moj.
Plaču noćas grane
u oku mome, u srcu mome,
u samoći mojoj i snu.

Letra de la canción

Versión traducida

ALGUNAS ESTRELLAS DISTANTES

La antigua carretera
está toda cubierta de hojas amarillas,
es de noche en el camino.
El sueño de las estrellas
también es de color amarillo,
el sueño en mis ojos.

Oh, yo sé, oh, yo sé,
todavía me acuerdo de esos días
en los que una vez estabas aquí conmigo.

Oh, sé que sigues siendo mío.
Las ramas lloran esta noche
en mis ojos y sueños.

Todavía vislumbro tu sonrisa
y la cálida palma de tu mano.
Mientras espero, permanezco en silencio
y me quedo dormida.

Oh, sé que sigues siendo mío.
Las ramas lloran esta noche
en mis ojos y sueños.

Todavía vislumbro tu sonrisa
y la cálida palma de tu mano.
Mientras espero, permanezco en silencio
y me quedo dormida.

Oh, sé que sigues siendo mío.
Las ramas lloran esta noche
en mis ojos, en mi corazón,
en mi soledad y sueños.

Traducción: Javier Velasco “Javiquico”

Eurocanción

RANKING 1501º / 1655

5.06 / 10

24042019_084448_y61w_original-2

CANCIÓN

3.17

DIRECTO

4.17

ESCENOGRAFÍA

3

VESTUARIO

3.67

ORQUESTA

4.83

Conversación

0
TOP
0
08/07/2017

Un 4 para estas pruebas de primera Yugoslavia.

1
TOP
0
05/06/2015

Bastante bien, otro buen debut, un 7.

5
TOP
0
26/02/2014

Tenía yo a esta chica como una belleza por las imágenes de su actuación, pero viendo la portada del disco se me ha caído el alma a los pies, parece una mujer de 50 años!! Buen debut de Yugoslavia, que ralentizó la versión de estudio para hacer la canción más larga. Le doy un 7. Fideu, menos mal que no eres profesor, porque serías de los duros. Llevas todo el mes cateando a todo lo que se mueve, jajaja!! Siempre he dicho que no me hace gracia el flamenco con la excepción de Paco de Lucía. DEP.

0
TOP
0
26/02/2014

Así canta una verdadera mujer socialista, si señor camarada. Un 3.

4
TOP
0
26/02/2014

Suscribo las palabras de Euromanchego, aunque yo le doy un 7.

8
TOP
0
26/02/2014

Demasiado plana y larga... muy larga. Es la típica canción que en un concurso radiofónico no desentonaría, pero en EuroVISION, la canción está fuera de lugar. Canta como compungida y afectada y además a mí me resulta desagradable al oído por ese tono de voz que apenas deja escuchar a la orquesta, que en este caso, le habría hecho un favor. Le doy un 1 porque no me gustan los 0 en los debuts de cualquier país.

4
TOP
0
26/02/2014

No está del todo mal paro sí que todo es soso y aburrido a más no poder. Aprobado justito.

7
TOP
0
26/02/2014

Uf, que sopor. Recuerdo que hace una año, en el Marzo negro, esta era mi segunda opción. Es cierto que en 61 no se puede hablar de canciones malas, pero esta me da sueñito y creo que ahora mismo me voy a dormir la siesta. Es todo, como bien decís, tan tan correcto que no llega a nada. 5

0
TOP
0
26/02/2014

Me la suda que no tenga que ver con Eurovisión... Esta es una sección de melómanos y no podemos pasar por alto la marcha del grandísimo Paco de Lucía. Descanse en paz...

1
TOP
0
26/02/2014

Voy a dar un 8 a una canción tan contenida en partitura e interpretación que no sabes si dormir, aplaudir, emocionarte, emborracharte o elevarla al séptimo cielo. A mí, me gusta.

6
TOP
0
26/02/2014

Que elegante y sobrio todo. Algunas partes parecen de funeral. Ljijljana esta estupenda. Un 7.

1
TOP
0
26/02/2014

Pues no sé que decir,podría decir que todas de este tipo me suenan igual,pero no quiero parecer más burra de lo que soy...podría hablar de lo del vestido negro,pero eso le va más a Gori,entonces?...Un 5.

5
TOP
0
26/02/2014

Demasiado correcta en todo. Me quedé los 4 minutos pegado a la pantalla, a ver si Ljiljana hacía un gesto diferente, echaba la lengua o levantaba una ceja al más puro estilo diva'2014, pero nada. Se quedó como estaba. Si hay que elegir entre la primera y última representación de Yugoslavia, me quedo con Extra Nena. Un 5

0
TOP
0
26/02/2014

Sobrio el vestido, sobria la canción, sobria la interpretación, sobria la orquesta... es un cúmulo tal de sobriedades que dan ganas de cogerse una cogorza. Sin embargo la canción tiene un encanto muy relajante y no me importaría tenerla de fondo para una noche romántica (bueno, la verdad es que con el tiempo ya me estoy olvidando de lo que es una noche romántica...)

8
TOP
0
26/02/2014

1961 lo tengo por un año de luz, entre dos años tristes, mustíos, oscuros, sombríos, y si lo relacionamos con la primera participación de tres de los grandes países en eurovisión todavía lo tengo como año más especial. Uno de esos países en su primera participación nos toca hoy mencionarlo y lo raro de todo es que sin escuchar la canción la he podido tatarear. Para mi es una canción especial que pude escuchar por primera vez un trocito en 1998. Un 8.