Reportajes

El Eurotop de las Finales Nacionales: 10 canciones que se quedaron por el camino a Kiev

Repaso a los mejores temas de las preselecciones europeas para Eurovisión 2017, los favoritos que se quedaron por el camino, los que decepcionaron en vivo y en directo y los que se cargaron la sinrazón de los jurados o el televoto
Vicente Rico · Fuente: eurovision-spain.com
Publicado el día 02 de junio de 2017
31052017_061358_42a36971-0987-441d-93d8-c7198de8152b_grande
Loreen (Aftonbladet)

El Eurotop de las Finales Nacionales: 10 canciones que se quedaron por el camino a Kiev

26 países celebraron este año finales nacionales para Eurovisión. Así volvimos a disfrutar del Melodifestivalen en Suecia, el Eesti Laul de Estonia o el EMA de Eslovenia, nos reencontramos con el Festival da Cançao de Portugal y asistimos ojipláticos al Objetivo Eurovisión de España, pero ni Contigo ni sin ti, hoy es el momento de recordar aquellos temazos que los europeos descartaron para Kiev.

Cantantes que partían como favoritos de unas encuestas desafinadas, canciones que iban a arrasar en Ucrania pero solo lo hicieron en el Euroclub, televotos con poco sentido, jurados con menos razón, y los anuales fanwank, las candidaturas que vuelven locos a los fans, y a nadie más. 

¿Qué candidaturas habrían mejorado el resultado del ganador de las preselecciones? ¿Quiénes podrían haberse clasificado para la gran final? ¿Cuáles podrían haber competido por la victoria? Sin ser todas las que son, pero siendo todas las que están, recordamos del 1 al 8, el 10 y el 12, las mejores candidaturas del camino que llevaba a Kiev.

1 punto para Reino Unido con Freedom hearts de Olivia Garcia

El Reino Unido formalizó el You Decide como su final nacional para Eurovisión pero recuperó por primera vez en 30 años la figura del jurado. La BBC, en un alarde de transparencia Made in Spain (La chica que yo quiero), nunca publicó los resultados de las votaciones, pero podemos destacar a ojo de buen llanero las propuestas de Olivia Lewis o Holly Brewer. Freedom hearts partía como favorita a la victoria entre los lectores de eurovision-spain.com pero en directo quedó anulada por el derroche vocal e interpretativo de Lucie Jones. La pregunta, más allá de ganadores y perdedores, es: ¿Esto es lo mejor que puede ofrecer el Reino Unido a Eurovisión?

2 puntos para Hungría con Hosszú idők de Gabi Toth con Freddie Shuman y Begi Lotfi 

El A Dal de Hungría se confirmó un año más como una de las preselecciones mejor valoradas de toda Europa. Joci Papai y La Bruja Lola Gabi Toth llegaron a la gran final bajo la condición de favoritos de la audiencia, los jueces y también entre los fans, pero el jurado con un poder del 80% frente al 20% del televoto en la primera votación decidió por sorpresa inclinar la balanza por uno de los dos candidatos, dejando a Hosszú idők fuera de la súper final y a Origo sin ninguna competencia. Probablemente, la decisión de los expertos fue la más adecuada, asegurando el viaje a Kiev a la candidatura con más probabilidades de conseguir un buen resultado, si bien es cierto que ello no resta méritos a su rival más directa. 

3 puntos para Ucrania con I love you de Tayanna

Los anfitriones escogían a su abanderado, y Tayanna era lo que esperábamos de Ucrania, a saber, diva de gran voz y agudos imposibles, power ballad con base r&b, y bien de ventilador. El jurado le dio la máxima puntuación, pero el televoto se decantó por el alternativo Melovin y los rockeros O.Torvald que ganaron de rebote sin ser los favoritos ni de unos ni de otros. Time consiguió en casa la peor clasificación de la historia del país en el festival, un resultado probablemente injusto, pero también fácilmente mejorable por I love you.

4 puntos para Lituania con Like I love you de Greta Zazza

Lituania fue cuesta abajo y sin frenos rumbo a Kiev, mientras toda Europa les señalaba a Greta Zazza y Paula, a quienes dejaron en penúltima y última posición del interminable Eurovizijos, ellos solo veían a Fusedmarc y a Mirela Aiste Pilvelyte. Like I love you fue una de las candidaturas más refrescantes de la temporada de finales nacionales, un tropical house con un estribillo adictivo y un puente electrizante, de la que solo borraríamos de nuestras retinas la chaqueta heredada de Eugenia La Bim Bam Bum. Los lituanos se quedaron así sin final pero mejorando los pronósticos que los situaban últimos de su semifinal, y con eso lo decimos todo, ye-ye.

5 puntos para Dinamarca con One de Ida Una

Anja Nissen se llevó el 64% de los votos en el Dansk Melodi Grand Prix 2017, todo un misterio sin resolver porque ni Where I am era tan buena, ni la competencia tan mala. Quizá los daneses quisieron compensar a La Voz de Australia después del sacrilegio de dejarla en segunda posición el año anterior con la muy superior Never alone, compuesta por Emmelie de Forest. Recompensa que, siguiendo la misma regla de tres, debería recibir la próxima edición Ida Una, subcampeona con One, una canción tan tontorrona como pegadiza en el manual del cliché eurovisivo que, puestos al caso, probablemente hubiese tenido más televoto que la propina de cinco puntos de los australianos.

6 puntos para Eslovenia con Heart of gold de BQL

Ni España, ni Suecia, ni Portugal, todos los años la reina del eurodrama en las finales nacionales es Eslovenia, país que empaña su envidiable EMA con resultados desconcertantes. La RTVSLO puede estar orgullosa de haber organizado una de las mejores preselecciones de la edición, con un escenario y recursos técnicos y audiovisuales impecables, y unas candidaturas para nota. Quien escribe estas líneas habría mandado a Kiev la sugerente e hipnotizante Fse interpretada por Nika Zorjan y compuesta por Maraaya (2015), pero no podemos obviar Heart of gold de BQL y también de Martina y Ray, candidatura que casi triplicó en el televoto a Omar Naber y On my way a quien el jurado impuso para volver 12 años después a la capital ucraniana. Sin negar su calidad vocal e interpretativa, y una gran actuación que por momentos llegamos a creer su pase a la final, lo cierto es que el “corazón de oro” los podría haber llevado no solo a la final sino también a la parte izquierda de la tabla. 

7 puntos para Noruega con Wrecking crew de Ammunition

Omar Naber y Laura volvieron a Kiev y Åge Sten Nilsen se quedó a las puertas. El ex solista de Wig Wam y actual líder de Ammunition regresó al Melodi Grand Prix 2017 con los mismos ingredientes que le hicieron alcanzar el top 10 de Eurovisión 2005, una orgía rockera de letra irreverente, estribillo machacón y circo escénico que rápidamente los convirtió en uno de los favoritos de la noche. Sin embargo, el novel JOWST les tomó la delantera por un estrecho margen en la última curva a la capital ucraniana y, visto lo visto, ni tan mal, devolviendo a los noruegos a su cuarto top 10 en lo que va de década.

8 puntos para Finlandia con Circle of light de Emma

La gran favorita para “Let's make Finland fab again”, tal y como rezaba el anuncio del UMK 2017 protagonizado por nuestra querida Krista Siegfrids, se quedó fuera de juego después de una serie de catastróficas desdichas, a saber, cantar fuera de tono, fallar la realización, perder el compás y, para colmo de males, apagarse la antorcha en uno de los momentos claves de la escenografía. Un momento peor disimulado que los caretos de Ainhoa Cantalapiedra improvisando la letra de Mi razón de vivir en Operación Triunfo 2. El “círculo de fuego” de Emma se quedó en humo frente al “mirlo” de Norma John que nos enamoró con su victoria en la final nacional finlandesa y nos entristeció con su injusta eliminación en la semifinal eurovisiva.

10 puntos para Estonia con Spirit animal de Kerli

La mayor superestrella de la musica estonia, conocida internacionalmente, incluso, en Estados Unidos, volvía al Eesti Laul 13 años después de su primera y única participación en la que quedó en segunda posición frente a las Neikoso y su Tii, un resultado que es considerado como uno de los grandes errores de las finales nacionales contemporáneas de Eurovisión. A pesar de su condición de favorita, el “Espíritu animal” de Kerli nada pudo hacer contra la “Verona” de Koit Toome y Laura que barrió con el 55% de los votos. Nada nos gustaría más que ver a la intérprete de Walking on air o Tea party en el festival, pero con menos aullidos, y un tema y una escenografía a su nivel.

12 puntos para Suecia con Statements de Loreen

La ganadora de Eurovisión 2012 e intérprete de la ya mítica Euphoria volvía cinco años después a la casilla de salida para impulsar una carrera que prometía mucho más, tanto en Suecia como en el resto de Europa, con un nuevo álbum que no termina de llegar, bandazos de equipos y estilos, y un camino que cada vez se acerca más a un destino de “One Hit Wonder”. Sea como fuere, el regreso de Loreen al Melodifestivalen con Statements fue una obra de arte, en lo musical y en lo escénico, y la incomprensión y el rechazo entre la audiencia sueca y gran parte de los eurofans no hace sino aumentar su valor. Una candidatura de enorme emotividad y simbolismo, con más significado que la mayoría de eurocanciones al uso, y una presentación que nunca sabremos como habría sido recibida en Kiev, pero muchos en nuestra redacción opinan que habría competido por la séptima sueca. Con o sin vinculación eurovisiva, con o sin éxito discográfico y con o sin reconocimiento popular, solo podemos agradecer a Loreen habernos brindado actuaciones tan brillantes como esta durante los últimos cinco años. I love you Bakú.

Bonus track para Alemania con Perfect life de Axel Feige

El hecho de que Alemania tuviera que hacer un croquis para explicar la dinámica del Unser Song 2017 lo resume todo. Un batiburrillo de eliminatorias con cinco cantantes y dos canciones, con un jurado con poco que decir, fans internacionales con nada que aportar, y una combinación ganadora que probablemente no fuera la mejor sino una simple casualidad. Levina, vaya usted a saber por que, fue desde el primer momento la intérprete más vitoreada por el público, frente a otros solistas con más gancho como Helene, Felicia y, sobre todo, Axel. Híbrido entre Max y Roman Lob, con un gran atractivo y carisma, podría haber sacado fácilmente a Alemania del pozo con su versión de Perfect life, la única que se salía del pop barato y manido hacia un blues en la línea de Michael Buble y con un aroma a James Bond. Lamentablemente, el vídeo de la actuación original no está disponible en la red, pero os dejamos con la versión acústica que subió a YouTube el mismo día de la final de Eurovisión 2017.

Conversación