Eurovisión

¡Así es el proyecto inicial de Lisboa 2018 de la anfitriona RTP!

20 millones de euros para la edición más económica y más creativa de Eurovisión. La Eurovillage, la ceremonia de apertura y el Euroclub, ubicados en Praça do Comércio y Rua Augusta. Una identidad visual aún por definir que versará sobre los océanos, los continentes y la idea de estar entrelazados. Sería el primer festival responsable y eco-sostenible. Entradas disponibles a finales de año
Joel Cava · Fuente: eurovision-spain.com
Publicado el día 12 de agosto de 2017
06082017_062700_eurovision-2018-lisbon-logo_grande
Lisboa 2018 (RTP)

¡Así es el proyecto inicial de Lisboa 2018 de la anfitriona RTP!

Aún faltan nueve meses para el Festival de Eurovisión y el proyecto de Lisboa 2018 empieza ya a tomar forma. Al contrario de los altos y bajos durante los preparativos de Kiev 2017, desde la televisión anfitriona de Portugal RTP se han comprometido a hacer de esta 63ª edición del certamen el mejor espectáculo visto hasta la fecha, “el más económico, pero también el más creativo”, aseguró Gonçalo Reis, CEO de la emisora lusa, delante los periodistas durante la presentación de la próxima superproducción europea, que se celebrará los días 8, 10 y 12 de mayo en el estadio del Parque das Nações de la capital portuguesa.

Eurovision-spain.com adelanta los detalles de la propuesta inicial de la RTP para la celebración de la competición musical del año que viene.

PRESUPUESTO PREVIO DE ENTRE 20 Y 50 MILLONES DE EUROS

La próxima edición de Eurovisión tendrá un coste entre los 20 millones de euros, como en Malmö 2013, y los 56,7 millones de euros de Bakú 2012. El presupuesto anual de la radiotelevisión portuguesa alcanza los 235,8 millones de euros en el año en curso. La RTP, por un lado, y el Ayuntamiento de Lisboa y la cámara de Turismo de Lisboa y Turismo de Portugal, por el otro, cubrirán los costes de la cita musical, estos últimos a través de los ingresos de la tasa turística del Fondo de Desarrollo Turístico de la localidad. Las primeras aproximaciones indican que la ciudad generaría un beneficio de 25 millones de euros por la visita de más de 27.000 personas en la semana eurovisiva.

“500 AÑOS ENTRELAZADOS”

La historia de Lisboa 2018 es un reflejo de la historia de Portugal. Comienza así: “Los océanos pueden darnos una pista sobre la idea de estar entrelazados. Todo fluye. A través de ellos todos estamos conectados”. El país anfitrión del próximo Festival de Eurovisión extendió su poder e influencia por el mar hace 500 años a través de varias rutas comerciales, no solo con Europa, también con África, las Américas, Asia y Oceanía. De acuerdo con el directivo de la RTP, Lisboa “invita a todo el mundo a celebrar este deseo de acercarnos y permanecer unidos, eso es el futuro”, una posible invitación a la competición dirigida a los miembros asociados de la Unión Europea de Radiodifusión.

Los miembros asociados de la UER son elegibles para participar en Eurovisión desde octubre de 2016, previa decisión por el Grupo de Referencia, el órgano central de la red europea, que estudiará, caso por caso, las candidaturas de los Estados Unidos, Canadá, China, Corea del Sur, Hong Kong, Japón, Brasil, Chile, India, Bangladesh, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Malasia, Kazajistán, Mauricio, Cuba, Omán e Irán.

EUROVILLAGE, CEREMONIA DE APERTURA Y EUROCLUB

La televisión anfitriona ha confirmado la reserva, durante dos semanas, del 29 de abril al 13 de mayo de 2018, de la Praça do Comércio, espacio popularmente conocido como Terreiro do Paço, para acoger la Eurovillage, donde se instalarán los expositores y patrocinadores, puntos de ocio, restauración y merchandising de la 63ª edición de Eurovisión. Se trata de un enclave histórico, puerta de Lisboa y de Europa, donde llegaban los barcos mercantes y se alzaba el Palacio de Ribeira. La Rua Augusta, principal eje comercial de la ciudad, y el Arco Triunfal coronarían la ceremonia de apertura, y el Euroclub se ubicaría en las inmediaciones, alzado sobre el estuario del río Tajo.

UNA EDICIÓN ECO-SOSTENIBLE

La dirección de la cadena anfitriona ha reiterado en varias ocasiones que el próximo festival será “un concurso sin excesos pero de gran calidad, elegancia y sencillez”. El equipo organizador ya tiene sobre la mesa la iniciativa del secretario de Estado de Energía luso Jorge Seguro: hacer un Eurovisión con energías renovables, “es totalmente viable”, ha asegurado el funcionario del gobierno portugués. Se aprovecharía el Parque Fotovoltaico de la RTP de 900 paneles para generar energía solar y cubrir el gasto energético de Lisboa 2018, además de servir a la ciudad, durante la semana eurovisiva, de los recursos hídricos obtenidos de un sistema de captación de aguas pluviales.

POSIBLES PRESENTADORES

El trío femenino formado por Catarina Furtado, Sílvia Alberto y Filomena Cautela podría ser la opción que barajaría la RTP para presentar la superproducción europea del próximo mes de mayo, una fórmula que ya se utilizó para el Festival da Cançao 2017. Las tres tienen vinculación directa con Eurovisión, la preselección lusa para el certamen de la canción y los múltiples formatos y versiones portuguesas de caza-talentos del país, como La Voz, Operación Triunfo o Got Talent. El presentador y comentarista eurovisivo Pedro Granger y la ex-representante de Portugal en Copenhague 2014 Suzy también han manifestado su interés en participar en el próximo certamen.

DISPONIBILIDAD DE ENTRADAS Y SORTEO DE REPARTO DE SEMIFINALES

La información para adquirir las entradas de Lisboa 2018 se hará pública por los canales oficiales de Eurovisión en el último trimestre de 2017, además de la primera tanda de billetes, siguiendo el calendario de ediciones anteriores como Malmö 2013 (26/11/2012), Copenhague 2014 (29/11/2013), Viena 2015 (15/12/2014) o la de Estocolmo 2016 (26/11/2015). Además, se reservará un cupo, como en los años anteriores, para las asociaciones de aficionados al festival. Por el otro lado, el sorteo de reparto de semifinales tendrá lugar el mes de enero de 2018, donde también se presentará la identidad visual definitiva y el eslogan de la 63ª edición.

PRÓXIMOS PASOS

La misma RTP ha encomendado a la consultora internacional PricewaterhouseCoopers (PwC) un estudio sobre el impacto económico del Festival de Eurovisión en Lisboa, por el coste de 10.000 euros, que será entregado en los próximos días. Mientras, los países interesados tienen de margen hasta mediados de septiembre para realizar su preinscripción al concurso, pudiendo renunciar a su candidatura sin penalización por parte de la UER hasta inicios de octubre. Los organizadores de Lisboa 2018 han adelantado la participación de más de 40 países en la próxima superproducción europea, la cual ha visto endurecida sus reglas tras el culebrón Ucrania-Rusia en Kiev 2017.

Conversación

5
TOP
12/08/2017

yo lo de las televisiones asociadas sigo sin verlo claro. Las únicas que ha emitido Eurovision en los últimos años son las de Kazajistan, N. Zelanda y Canadá (La de China no lo ha hecho, quien emitió el festival en su pais es una cadena NO asociada). La propia UER dijo que más de 46 paises en el festival es imposible y ya en la actualidad ronda los 43-45 participantes o alguno más si Eslovaquia, Bosnia o Turquia se dignasen a regresar, por tanto no hay mucho espacio para los asociados, en caso de que haya interés.

11
TOP
12/08/2017

Sin intentar crear pánico ni desconcierto y aunque queda mucho tiempo, aquellos q tengan claro que quieren acudir, cuando busquen alojamiento q se aseguren de la mejor manera posible la reserva del mismo. Yo reservé en 2 sitios con diferentes fechas a un precio razonable y en una semana, de forma unilateral y sin explicaciones, los hoteles me han cancelado ambas reservas, con el único objetivo de multiplicar el precio por 10 y por 15. Uno de ellos es el DUAS NAÇOES. Esto no me había pasado nunca

3
TOP
12/08/2017

Lisboa como ciudad me encanta y será un marco increíble para Eurovisión. Pero espero que los portugueses también monten un gran espectáculo dentro del pabellón, con un escenario de gran nivel, como Copenhague, Moscú, Bakú o Kiev. Miedo me da que repitan un Malmo 2013, que fue muy feo y pobre, el peor escenario en 10 años.