X

¿AUTORIZAS QUE GUARDEMOS COOKIES EN TU EQUIPO?
   
AUTORIZAR
   
RECHAZAR


En cumplimiento de la legislación actual, comunicamos que utilizamos cookies propias para que puedas acceder con tu usuario y contraseña, se gestione este aviso y cookies de terceros para poder mostrarte publicidad adaptada a tus preferencias, ver los vídeos de youtube, redes sociales, visitas, etc... El contenido de estas cookies de terceros no se encuentran bajo nuestro control. Lee nuestra política de uso de cookies en el aviso legal Si pulsas 'autorizar', nos autorizas a almacenar las anteriores cookies (propias y de terceros) en tu equipo, ahora y en el futuro mientras se mantenga almacenada una cookie con esta autorización, que será instalada a tal efecto en tu navegador, de modo que este aviso no sea mostrado en el futuro. Podrás revocar esta autorización en cualquier momento pulsando la opción 'no quiero cookies' en el pie de todas las páginas de la web.

Espera mientras cerramos tu sesión y borramos las cookies de nuestra web. Esperamos volver a verte pronto ;)
X
Duncan Laurence
autor de la imagen:
fuente del artículo: eurovision-spain.com
avatar
MENÚ
Duncan Laurence () | fuente: eurovision-spain.com

Países Bajos logra su quinta victoria en Eurovisión y España cae al puesto 22 castigada por el jurado

ESC
FINAL
19
 MAY
  2019

El neerlandés Duncan Laurence se impone en una votación agónica al sueco John Lundvik, favorito del jurado, que tras la votación del público acaba sexto. El italiano Mahmood, ganador de Sanremo, consigue en Tel Aviv la segunda plaza y el ruso Sergey Lazarev repite la tercera posición de 2016


Cumpliendo los pronósticos de las apuestas de pago y las encuestas especializadas, Países Bajos, con 492 puntos de los jurados y el televoto europeo, se ha alzado con el triunfo en la final de la 64ª edición del Festival de Eurovisión, que acaba de concluir en el pabellón 2 de Expo Tel Aviv, en Israel. Italia, con 465 puntos, y Rusia, con 369, completan el podio. Cuarenta y cuatro años han tenido que pasar, desde la victoria del grupo Teach-In en 1975 con Ding-a-Dong, para que el país noroccidental europeo sume su quinta victoria en Eurovisión.

A pesar de la arrolladora interpretación de Miki cerrando la final del festival con La Venda, el representante español no ha podido pasar de la vigésimo segunda posición, con 60 puntos, en el cómputo global. En la votación del jurado, realizada a partir de la actuación del viernes donde Miki cantó por encima de su tono, España ha sido última, con tan sólo 7 puntos, 6 del jurado bielorruso y 1 del jurado ruso. Por su parte, en el televoto, España ha sido décimotercero, con 53 puntos, 12 procedentes de Portugal, 7 de Francia, 6 de Bélgica, 5 de Suiza e Israel, 4 de Chipre y Grecia, 3 de Países Bajos, 2 de Reino Unido, Azerbaiyán y Serbia, y 1 Dinamarca. De esta forma, la delegación española mejora en tan sólo una posición el resultado del año pasado en Lisboa 2018 con Alfred y Amaia, que fueron vigésimo terceros. 

ARCADE, UNA BALADA INTIMISTA Y PERSONAL

El triunfo de Países Bajos ha venido de la mano de Duncan Laurence, un joven neerlandés de 25 años que saltó a la fama como concursante de La Voz. Ha conseguido el preciado micrófono de cristal con una de las baladas más intimistas, personales e innovadoras de la edición titulada Arcade, escrita por el propio Laurence junto a Wouter Hardy y Joel Sjöö, y que él mismo ha interpretado sentado al piano, y con una lámpara que bajaba del techo como único elemento de su escenografía. La canción está inspirada por la historia de un ser querido que murió a una edad temprana y que profundiza, según el propio artista, en la “búsqueda del amor de tu vida” y en “lograr lo inalcanzable”.

Tras Países Bajos, Italia ha sido segunda con Mahmood, ganador del Festival de Sanremo. De madre sarda y padre egipcio, su tema Soldi es autobiográfico sobre su familia no convencional. La letra habla de su padre, quien abandonó la familia cuando él era pequeño, y cuenta cómo su prioridad era el dinero. Italia ha sido cuarta del jurado y, en el cómputo, con el televoto ha escalado hasta la segunda plaza.

El podio lo completa Rusia. Su representante, Sergey Lazarev, con la balada épica Scream ha llegado a los 369 puntos, gracias al apoyo masivo del televoto, ya que tras la votación de los jurados era noveno con tan sólo 125 puntos. Repite de esta manera la posición alcanzada en 2016 con el tema up tempo You are the only one.

Cuarto ha sido Suiza, con 360 puntos, y quinta Noruega, con 338. Luca Hänni, cantante, compositor y modelo suizo de 24 años, ganador de la versión alemana de Pop Idol en 2012, realizó una enérgica y coreografiada interpretación del tema pop She got me. Con camiseta sin mangas y de ribetes verticales blancos y una puesta en escena donde predomina el rojo y la estética cinematográfica, que incluye planos de 16:9, ideada por la escenógrafa de moda del festival, la sueca Sacha Jean Baptiste, le ha otorgado al país centroeuropeo la mejor clasificación en Eurovisión desde 1993 cuando Annie Cotton fue tercera. Por su parte, el trío noruego KEiiNO, ganando el televoto y con una décimoquinta posición en el jurado, ha logrado ser quinto con el europop de manual Spirit in the sky.

SUECIA CAE DEL TOP 5 Y MACEDONIA DEL NORTE, LA GRAN SORPRESA

Otro de los grandes favoritos, el sueco John Lundvik, ganador del jurado, finalmente ha tenido que conformarse con la sexta plaza y 332 puntos. Con el nuevo sistema de votación, ha protagonizado el momento de más tensión de la noche, al conocerse al final los puntos que había obtenido del televoto. Compositor y exatleta de 36 años, su triunfo en este festival hubiera supuesto el empate de Suecia con Irlanda a siete victorias en Eurovisión. La propuesta de Lundvik, la balada Too late for love, está compuesta por él mismo, e interpretada junto a ‘The Mamas’, un cuarteto góspel que interactúa con Lundvick en las armonías con una evidente complicidad.

Tras Suecia, la séptima plaza ha sido para Azerbaiyán con 297 puntos. Después de quedarse fuera de la final por vez primera el año pasado, ha logrado entrar en el top 10 con Chingiz y el tema pop Truth, con una de las apuestas escenográfica más tecnológicas de la edición, utilizando dos brazos roboticos que proyectan un corazón de láser sobre el pecho del cantante. Octava, finalmente, ha sido la normacedonia Tamara Todevska, segunda en la votación del jurado, con Proud, una reinvidación al papel de la mujer, dedicado a su hija.

El top 10 lo completan otra de las grandes favoritas de la edición tras los primeros ensayos, Australia, que ha sido novena con 285 puntos con la cantautora y actriz Kate Miller-Heidke y el tema Zero Gravity, que mezcla ópera y pop, y una escenografía rompedora donde, literalmente, vuela sobre el escenario reforzando ese mensaje de gravedad cero de la canción. Islandia, décima con 234 puntos, representada por Hatari, un grupo de performance de tecno punk-rock de Reikiavik, con disfraces inspirados en lo BDSM, y un mensaje anticapitalista con Hatrid mun sigra, protagonizaron uno de los momentos más polémicos de la gala al mostrar banderas de Palestina cuando se anunciaban los puntos del televoto.

REINO UNIDO, ÚLTIMA

El farolillo rojo de esta 64ª edición ha sido Reino Unido. Michael Rice, con la balada compuesta por el sueco John Lundvik, Bigger than us, tan sólo ha conseguido 16 puntos, superado por los 31 puntos de Bielorrusia, 32 de Alemania y 47 de Israel. Otra de las decepciones de la noche ha sido la griega Katerine Duska que con la balada Better love solo ha sido vigésimo primera cuando en todas las encuestas especializadas aparecía en el top 10.

La gala, presentada por Assi Azar, Bar Rafaeli, Erez Tal y Lucy Ayoub, comenzó con Netta Barzilai, ganadora de la última edición del festival, pilotando un avión destino Tel Aviv con un controlador aéreo de excepción, Jon Ola Sand, supervisor ejecutivo de Eurovisión de la UER. Dentro del avión, los 26 finalistas de esta edición, que aterrizan sobre el escenario del pabellón 2 de la Expo en la ciudad anfitriona. Con efectos lumínicos y una tripulación de cabina reconvertida en bailarines, la piloto Netta a ritmo de Toy dio paso al desfile de banderas, en el que también participaron Dana International, ganadora en 1999, Ilanit, primera representante de Israel en el concurso, y Nadav Guedj, representante en 2015.

En el interval act Conchita Wurst, Mäns Zelmerlöw, Eleni Foureira y Verka Scherduska protagonizaron un medley de los hits eurovisivos Heroes, Fuego, Dancing Lasha Tumbia y Toy, Netta presentó su nuevo single Nana Banana, mientras que la invitada especial de esta edición, la super estrella Madonna, cantó Like a Prayer y presentó su nuevo single, Future.




Resultados de la Final:
.
país
intérprete
canción
pts
pos






Resultados de la Semifinal 1:







Resultados de la  Semifinal 2:



 

Tu colaboración es importante para nosotros:
Inscríbete en el CLUBE-S, disfruta de 12 beneficios como usuario de nuestra web y app oficial, y ayuda a la sostenibilidad económica de eurovision-spain.com.
277 comentarios publicados
Deja un comentario
Más recientes
Mejor valorados
Escribe un comentario
avatar


Para publicar un comentario debes de estar registrado y acceder con tu usuario y contraseña en el formulario superior de la web.
Tu colaboración es importante para nosotros:
Inscríbete en el CLUBE-S, disfruta de 12 beneficios como usuario de nuestra web y app oficial, y ayuda a la sostenibilidad económica de eurovision-spain.com.

EN LA RED


Descubre todos nuestros servicios en la red


CONTACTO


Contacta con el equipo de la web


EUROVISIONSPAIN


Información y gestión de la web

Revisar politica de publicidad