X

¿AUTORIZAS QUE GUARDEMOS COOKIES EN TU EQUIPO?
   
AUTORIZAR
   
RECHAZAR


En cumplimiento de la legislación actual, comunicamos que utilizamos cookies propias para que puedas acceder con tu usuario y contraseña, se gestione este aviso y cookies de terceros para poder mostrarte publicidad adaptada a tus preferencias, ver los vídeos de youtube, redes sociales, visitas, etc... El contenido de estas cookies de terceros no se encuentran bajo nuestro control. Lee nuestra política de uso de cookies en el aviso legal Si pulsas 'autorizar', nos autorizas a almacenar las anteriores cookies (propias y de terceros) en tu equipo, ahora y en el futuro mientras se mantenga almacenada una cookie con esta autorización, que será instalada a tal efecto en tu navegador, de modo que este aviso no sea mostrado en el futuro. Podrás revocar esta autorización en cualquier momento pulsando la opción 'no quiero cookies' en el pie de todas las páginas de la web.

Si los números cantaran...
Jesús Manuel

VER TODOS SUS BLOGS
avatar
MENÚ
Leer más blogs de Si los números cantaran...
avatar
El orden de los factores
Publicado el 30/06/18
0 comentarios
vista 7121 veces

https://www.youtube.com/watch?v=7iDu-gxzy_s

Para cerrar esta primera temporada de Si los números cantaran vamos a sumergirnos en un tema que es tan candente como inevitable: el orden de actuación. Da para tanto que esta entrada se dividirá en tres tomas que iremos desvelando a lo largo del verano y aún así quedará mucho por contar. Lo bueno es que las lecciones que aprendamos aquí pueden servirnos luego en otros aspectos de la vida. ¿Mejor de los primeros? ¿Mejor de los últimos? ¿Importa de verdad?


ORDEN Y CONCIERTO

El orden de actuación es un problema sin solución, pues es imposible ver todas las actuaciones al mismo tiempo. Para atajarlo, tenemos los insistentes resúmenes o recaps que reducen el lapso entre canciones mostrando rápidamente los fragmentos más destacados. Anteriormente estos recaps se mostraban en el orden inverso de actuación para amortiguar el efecto del orden. Pero aún así, sigue habiendo un orden.

Vamos a centrarnos en el televoto y las finales. Si ya veíamos que hay ciertos patrones de conducta entre los países (como el gen soviético o el yugoslavo), ¿afectará también a nuestros votos el orden en el que vemos las actuaciones? De hecho, está bastante extendido que cuando más tarde se salga mejor. En la entrada Semifinales, mitades y viceversa ya veíamos que efectivamente hay una ligera ventaja para los que salen en la segunda mitad en las semifinales.

Sobre este orden, hubo un año clave, 2013. A partir de ese año el orden pasó de ser aleatorio a estar diseñado por la organización. Por ello, para evitar esta manipulación, vamos a tomar solo los datos de 1998, cuando el televoto fue ya mayoritario, a 2012. Y ojo, solo los datos del televoto, no el resultado final que en los últimos años está mezclado con el del jurado.

El siguiente paso es construir la media de puestos obtenidos para cada orden de salida. Pasa que entre estos años la final ha tenido de 23 a 26 países, pero si homogeneizamos estos datos no podemos comparar puestos de salida. Por tanto, vamos a tomar los datos tal cual. Como ejemplo, entre 1998 y 2012, el que salió sexto ocupó las posiciones 21, 11, 17, 12, 11, 16, 12, 13, 21, 14, 10, 18, 16, 10 y 2. La media de estos valores es 13,6 (que es igual a la suma de todas esas posiciones, 204, dividido por el número de datos, 15). Si hacemos los mismo con todos los puestos de salida llegamos al siguiente gráfico. Para el orden del 26º solo hay dos observaciones, 2003 y 2012; al ser un número tan poco representativo, prescindimos de él y mostramos solo del 1º al 25º.



En general, en las medias (línea continua) se observa una tendencia decreciente algo errática, con muchas oscilaciones. El puesto con peor media es el 2º y el que tiene mejor histórico es el 22º, justo el puesto desde el que Netta ganó este año. Y no es por añadir más leña al fuego, pero las dos peores posiciones saliendo 22º pertenecen a España con Chikilicuatre y Lucía Pérez.

La estadística demuestra que esta pendiente negativa (línea punteada) es significativa, es decir, se verifica que cuanto más atrás, mejor será el resultado. Para que midamos un poco el efecto del orden de salida, el que sale primero se moverá normalmente en torno al puesto 15, mientras que el que salga vigésimoquinto girará sobre la novena plaza, es decir, 6 puestos de diferencia entre uno y otro.

La estadística también nos dice que hay un valor atípico en el puesto 24º y eso significa que para ese puesto no ocurre estrictamente lo que indica la tendencia. Es como si ese puesto estuviera penalizado de alguna manera (fíjate que la media para ese orden es 13 y la línea punteada indica que debería ser 10). ¿Se te ocurre por qué? Pista: no seas rígido.


UN CORRECTIVO: LA MEDIA ACOTADA

Aunque suene paradójico, Eurovisión es muy dado a tener valores atípicos. Veíamos antes que los que salieron en el puesto 6º tenían una media de 13,6 y en cambio hubo uno (Buranovskiye Babushki, Rusia 2012) que consiguió quedar segundo en la final. Este valor podría darnos una imagen irreal del puesto 6º de salida. Para evitarlo, están las medias acotadas, sistema que se utiliza en algunas disciplinas deportivas como la natación sincronizada o la gimnasia artística. Lo que se hace en estos casos es ordenar todos los valores de menor a mayor y prescindir del más pequeño y del más grande. En el ejemplo que veíamos de los que salieron sextos, estas serían las posiciones finales ordenadas de menor a mayor:

2, 10, 10, 11, 11, 12, 12, 13, 14, 16, 16, 17, 18, 21, 21

Por tanto, vamos a eliminar el mejor registro, el 2, y el peor, el 21. De esta forma, la media ahora pasa a ser 13,92 y no 13,6.

Parece que no ha cambiado mucho, pero si hacemos esto en todos los casos y comparamos (ver gráfico), podemos observar que en los primeros puestos la corregida está por encima y en los últimos la corregida está por debajo de la original. Es decir, el efecto de cuanto más atrás mejor, es aún más notorio de lo que pensábamos.


Este concepto de la media acotada es muy útil y también podéis usarlo en vuestras clasificaciones históricas de países, para ver las votaciones medias de un país a otro o incluso para calcular la media de vuestros estudios.


2004: ¿DECIDIÓ EL ORDEN DE ACTUACIÓN EL GANADOR?

En el caso de victorias aplastantes, como la de Alexander Rybak en 2009, es difícil pensar que el orden de actuación influyera en el la victoria. Pero vamos a fijarnos en algún año más ajustado, como el 2004.

En el Festival celebrado en Estambul, la Ucrania de Ruslana se impuso a la Serbia de Zeljko Joksimović en la final. Sin embargo, en la semifinal este resultado se invirtió. Resulta que también lo hizo el puesto de salida: en la semifinal Ucrania salió 11º y Serbia 20º y en la final Ucrania salió 10º y Serbia 5º, es decir, precisamente ganó el evento el que salió más atrás de entre los dos. El tercer puesto lo ocupó Grecia en ambas mangas, pero empeoró su resultado cuando salió antes que ellos, en la semifinal (10º), que cuando salió por detrás de ellos en la final (16º). En los siguientes gráficos puedes ver el orden en el que salieron Ucrania (naranja), Serbia (rojo) y Grecia (azul) así como los puntos que obtuvieron.

¿Qué hubiera pasado si Zeljko hubiese salido al final en vez del quinto? ¿Hubiese podido Sakis Rouvas llevarse el trofeo de haber salido más atrás?





LOS TRES ACTOS DE EUROVISIÓN

Otra reflexión que podemos hacer sobre el orden de actuación es si de verdad el sexto, por ejemplo, tiene una ventaja o desventaja notable con el anterior, el quinto, y el siguiente, el séptimo. Si pensamos que no es relevante, podemos elaborar una media móvil. Estas medias consisten en hacer el promedio de un valor, el valor anterior a él y el valor posterior.

En nuestro caso, el puesto 6º tenía una media de 13,92. El 5º tiene 15,31 y el 7º, 12,69. La media de estos tres valores es 13,97. Si hacemos lo mismo para todos los puestos y comparamos, nos queda el siguiente gráfico.


Y esta es la auténtica verdad sobre el orden de actuación. El cuanto más tarde mejor es una generalidad, pero si somos más específicos, las medias móviles (línea negra) nos revelan que en realidad la final de Eurovisión consta de tres actos. Como si fuera una obra de teatro.

En la primera parte, hasta la séptima canción, el cuanto más tarde mejor se cumple perfectamente, es decir, tiene una pendiente hacia abajo. En el segundo tramo, el central que va de la 7ª a la 16ª hay un llano que revela que es indiferente en qué puesto se actúe en este sector: es igual salir 8º que 14º, no se cumple el cuanto más tarde mejor. El último acto es sin duda el más interesante y no solo por tener los mejores resultados. A diferencia de los otros dos tramos, este no es una línea recta, sino que sigue una forma en W. Los mejores puestos en este grupo están rondando la zona central. Es como, si de alguna manera, la audiencia ha venido eligiendo a sus favoritos en la zona final, pero no siendo consecutivos, hay un pequeño espacio entre ellos. Esto ha pasado en años como 2001 (Estonia ganó saliendo 20ª y Dinamarca quedó segunda saliendo 23º), 2002 (Malta quedó segunda saliendo 20ª y Letonia venció saliendo 23ª), 2008 (Rusia ganó desde el puesto 24º y Ucrania consiguió la plata desde el 18º), 2010 (Alemania ganó saliendo 22º mientras que Dinamarca desde el 25º quedó tercera en el televoto).


En definitiva, el cuanto más tarde mejor es una expresión cierta pero muy general, si queremos ser más específicos diremos que esto afecta sobre todo a las canciones del inicio y en parte a las canciones del final. Espero que este análisis veraniego os haya servido para aprender más sobre el orden de actuación, que no es tan simple como parece. Y esto es solo un primer vistazo. ¿Les afecta a los jurados de la misma manera? ¿Qué ocurre ahora que el orden lo impone la organización? Estos y muchos más temas los veremos a partir de septiembre. ¡A seguir disfrutando del verano!


PARA SABER MÁS: LOS EXTREMOS

Si aún quieres profundizar más, te animo a fijarte en los extremos marcados en gris sobre la línea negra de la media móvil. En el extremo inicial puedes observar que hay un ligero ascenso que sitúa al orden 2 como el peor puesto de salida y no al 1, rompiendo la regla del cuanto más tarde mejor. Aunque esto ya es entrar en teorías podría reflejar a ese tipo de personas de pensamiento más fijo que, cuando quedan muy seducidas por la primera canción, permanecen inamovibles en su criterio y no cambian de opinión.

En el extremo final vemos que los puestos medios siguen es ascenso, lo que también rompe con la famosa regla. Esta tendencia que se marca desde el 22º puesto puede reflejar el agotamiento del espectador. Después de 20 canciones es fácil que la audiencia ya haya escogido a sus favoritos y esté cansada (en especial los menos fieles al Festival). De esta forma las siguientes canciones tendrán más difícil conseguir votos de la audiencia y por eso tienen peor media que las anteriores.

Si recordáis, en la primera sección veíamos que había una excepción para el puesto 24º que puede ser justamente esto, una pista del agotamiento que penaliza este puesto y que nos sugiere que, cuanto más tarde mejor, sí, pero no de los últimos.



¡No olvides seguirnos en redes @SLNC_es!
También puede interesarte...

Semifinales, mitades y viceversa
- Tu canción y tu calculadora

blog publicado por
Jesús Manuel
Tu colaboración es importante para nosotros:
Inscríbete en el CLUBE-S, disfruta de 12 beneficios como usuario de nuestra web y app oficial, y ayuda a la sostenibilidad económica de eurovision-spain.com.
0 comentarios publicados
Deja un comentario
Más recientes
Mejor valorados
Escribe un comentario
avatar


Para publicar un comentario debes de estar registrado y acceder con tu usuario y contraseña en el formulario superior de la web.
Tu colaboración es importante para nosotros:
Inscríbete en el CLUBE-S, disfruta de 12 beneficios como usuario de nuestra web y app oficial, y ayuda a la sostenibilidad económica de eurovision-spain.com.

EN LA RED


Descubre todos nuestros servicios en la red


CONTACTO


Contacta con el equipo de la web


EUROVISIONSPAIN


Información y gestión de la web

Revisar politica de publicidad